PresentaciónTurísmoBlogshoybolivia | FacebookJuegosRSSYoutubeTwitterMóvil
Sábado 27 de mayo 2017 Contacto
InicioDestacadasEspecialesEconomíaPolíticaPaísMunicipio cruceñoTv a la CartaMundoDeportesCiencia y TecnologíaEspectáculos
CuriosidadesEspectáculosArte y CulturaHoy EventosMujer
           
Humberto Vacaflor Ganam

El gas sobrante


2016-12-05 - 15:26:59
De pronto, porque los países vecinos desconfían de Bolivia, hay excedentes de gas natural que nadie sabe cómo usar.

Argentina y Brasil han decidido pedir menos volúmenes, en un ejercicio para ir descartando a Bolivia como proveedor, y están provocando este sobrante.

Entre los dos compradores están pidiendo 32 millones m3/d, que es la mitad de lo que se produce. Con la demanda interna se llega a 42 millones, pero siguen sobrando 20 millones.

¿Qué hacer? Destinarlos al Mutún no tiene sentido porque, sinceramente hablando, no hay garantía de que se pueda seguir contando con ese volumen.

Argentinos y brasileños llegaron a la conclusión de que Bolivia no es un proveedor confiable, y han comenzado a tomar previsiones. Son países donde por lo menos esas cosas las manejan con seriedad.
Saben que la producción de gas en Bolivia irá cayendo conforme pase el tiempo y pronto declinará tanto que no tendrá ni siquiera para el consumo interno.

También saben que las inversiones en explotación no son suficientes y no quieren seguir dependiendo de un proveedor inseguro.

El gobierno dice que una empresa brasileña ha decidido comprar 2,2 millones de m3/d y pagar más por ese gas, pero ese volumen representa 10% del excedente actual.

Un estudio hecho por el experto Sergio Medinacelli dice que la tendencia de la producción de gas en Bolivia es declinante y que, por la situación de las reservas, se puede concluir que pronto se producirá la crisis.

Decir ahora que la “nacionalización” de 2006 fue solo una farsa no sirve de nada. Todos lo saben. Sólo sirvió para desalentar y ahuyentar a las empresas petroleras que temían, de un momento a otro, la llegada de una verdadera nacionalización. Por eso es que no se ha descubierto más reservas: no hubo la inversión necesaria.

No se puede guardar el gas que está sobrando. Lo que se debía haber hecho era guardar, o invertir bien, los recursos generados por el gas que fue sobreexplotado, pero también para eso es muy tarde.

Una autocrítica del gobierno sería algo novedoso pero tampoco serviría de nada. Que el presidente dé un paso al costado tampoco ayudaría. El país está en una encrucijada de la que le costará escapar indemne. Que Dios salve a Bolivia.
Vacaflor.obolog.com

Más publicaciones de Humberto Vacaflor Ganam
DATOS

Copyright © Hoybolivia.com Reservados. 2000- 2017
Optimizado para Resolución 1024 X 768 Internet Explorer 4.0, Netscape 4.0, Mozilla Firefox 2.0