PresentaciónTurísmoBlogshoybolivia | FacebookJuegosRSSYoutubeTwitterMóvil
Viernes 20 de enero 2017 Contacto
InicioDestacadasEspecialesEconomíaPolíticaLa PazSanta CruzPaísMunicipio cruceñoTv a la CartaMundoVideos especialesDeportesCiencia y Tecnología
CuriosidadesEspectáculosArte y CulturaHoy EventosMujer
           
Wilfredo Rojo Parada

Bolivia, sin pensamiento político estratégico


2016-12-07 - 14:03:53
Bajo el estricto concepto de administración de empresas, Bolivia está mal administrada. En todo caso, lo que rigen, son criterios exclusivamente políticos y circunstanciales que le imposibilitan adoptar decisiones de gestión. Durante el hiperciclo económico de los recientes años el país no pudo crecer más de 4.8%, no se desarrolló el potencial que tiene, pudiendo crecer por encima de los 2 dígitos.

Las actividades económicas en el país son absolutamente descoordinadas, están supeditadas al corto plazo, tanto en el ámbito público como privado, no existen políticas de Estado de largo alcance; porque si existieran surgirían todo tipo de inversiones, empresas, empleo, etc.

Por falta de capacidad de gestión el gobierno contrata megaempresas extranjeras, como las chinas, para realizar obras de carácter social-estructural en el país, dejando de lado a las nacionales, incurriendo en una incoherencia de política social, pues deja sin trabajo a millares de trabajadores bolivianos y obliga al quiebre de empresas bolivianas. Éste, es un hecho fehaciente que va más allá de la ausencia de una saludable administración del Estado, pues ofende la sensibilidad social de la ciudadanía.

Podemos constatar, que las sociedades empresariales no acompañan el desarrollo económico del país en la medida que va creciendo el PIB. Asimismo, los capitales extranjeros invertidos son transitorios, obtenida la ganancia retornan a su origen en el exterior.

Casos de mala administración

Veamos algunos ejemplos de lo que representa la improvisada planificación económica, que se ejecuta en la actual Administración de gobierno:

Carretera bioceánica Santa Cruz-Corumbá/MS: Sin estaciones de servicio de gasolina, ni respetando convenios internacionales del transporte, está subutilizada.

Planta Petroquímica de Urea: Localización geográfica errada (Bulo Bulo), inviable económicamente, para comercializarla se lo hará en camiones; debería estar en la zona fronteriza de Puerto Suárez.

Proyecto Mutún: No se podrá sacar el mineral de arrabio para la producción nacional, por falta de planificación logística.

Hub aeropuerto internacional ViruViru: No se ha estudiado si existe el mercado.

Mar para Bolivia: Se piensa tener mar, para después tener una flota mercante.

Puerto Busch: Sería plausible que no solo se dependa de los puertos tradicionalmente utilizados para el comercio exterior, y pensar en Puerto Busch, que es de aguas internacionales.

Comercialización energética: El gobierno quiere comercializar energía eléctrica en vez de gas, determinación sin consenso, no se sabe si esa política se mantendrá hasta después de 2020.

Gobiernos departamental y municipal: Los primeros tienen menor influencia que los municipales, debido a que éstos tienen más dinero y más poder político.

Políticas migratorias: El Gobierno central no permiten la participación de los gobiernos departamentales y municipales.

La falta de un horario laboral-escolar continuo, que beneficie la verdadera necesidad energética de la ciudadanía, provoca un desperdicio energético de los motorizados, de tiempo y convivencia familiar de calidad.

Perú y Panamá

Los países que progresan son los que dejan de lado el azar y oportunismo político. Es el caso de Perú,está exportando productos no tradicionales, resultado de políticas de largo aliento; o de Panamá,creó un comité público-privado de consenso que garantice su crecimiento por encima del 7%;decidieron ser un país de logística, con el uso adecuado del Canal, e implementando el transporte multimodal y su aeropuerto como un hub.

Tres grandes regiones estratégicas

Bolivia cuenta con 3 grandes regiones estratégicas: oriental, los valles y andina. Debe haber una integración interna en cada región, definir lo que prioritariamente significa el desarrollo en esas áreas en base a ventajas comparativas, y generar un comercio entre las 3 regiones, definir un país con 3 visiones encaminadas a un objetivo común: el desarrollo económico de Bolivia.

Refundar el Estado

Existe un fuerte grado de desconfianza en los poderes del Estado, urge un gran acuerdo de largo plazo con los privados, para generar políticas de por lo menos 15 años. Eso representa una refundación institucional que, a su vez, origine estabilidad económica.

Gobiernos departamental y municipal

Tanto los gobiernos departamentales y municipales deberían ser reestructurados. Los primeros, en términos de poder fáctico tienen menor influencia que los gobiernos municipales, debido a que los últimos tienen más dinero y más poder político; en estos casos, es evidente la desestructuración institucional.

*Lic. Administración de Empresas
Empresario

Más publicaciones de Wilfredo Rojo Parada
DATOS

Copyright © Hoybolivia.com Reservados. 2000- 2017
Optimizado para Resolución 1024 X 768 Internet Explorer 4.0, Netscape 4.0, Mozilla Firefox 2.0