PresentaciónTurísmoBlogshoybolivia | FacebookJuegosRSSYoutubeTwitterMóvil
Martes 28 de febrero 2017 Contacto
InicioDestacadasEspecialesEconomíaPolíticaLa PazSanta CruzPaísMunicipio cruceñoTv a la CartaMundoDeportesCiencia y Tecnología
CuriosidadesEspectáculosArte y CulturaHoy EventosMujer
           
Humberto Vacaflor Ganam

Economía y brujería


2016-12-09 - 15:32:07
En días de balance, el economista José Luis Pórcel propone un ejercicio para medir el atraso en que está Bolivia frente a sus vecinos.

Vamos a suponer, dice, que hablando con los dioses del Olimpo o con los amos del Averno, la economía de los países de la región fuera congelada y no creciera para nada. Más o menos como Cuba hizo en la realidad desde 1960.

La economía boliviana, en cambio, seguiría creciendo al promedio de 5% anual, desde los US$ 33.765 millones actuales.

Llegaríamos al nivel de Uruguay el año 2026, con los uruguayos tiritando de frío con su PIB de US$ 57.525 millones.

Ecuador estaría un poco más lejos, porque lo alcanzaríamos en 2038 sus US$ 100.597 millones actuales.

La cosa se pone cuesta arriba con Perú, al que empataríamos en el año 2052 en sus US$ 202.506 millones.

Chile por ahí nomás, en el año 2057. No está a la vuelta de la esquina el empatar a ese vecino que tiene un PIB de US$ 258.062 millones.

Colombia está todavía más lejos: en el año 2065 habríamos igualado sus US$ 377.740 millones.

Aquí la cosa se pone peliaguda y se parece a los puntajes de la FIFA.
Argentina, ¡viste!, estaría a nuestro alcance en 2072, con sus US$ 537.660 millones.

El tetracampeón sí que está lejos, también en economía. A Brasil le empataríamos en el año 2130, es decir dentro de 115 años, con sus US$ 2.416.636 millones. (No cuenten conmigo).

El problema es cómo convencer a esos países que, para este ejercicio, que es apasionante, acepten congelar sus economías, en espera de que la tortuga los iguale.

Ahora, claro, hay que tomar en cuenta algunos bemoles.

Estas cifras se refieren a la economía legal, a aquella con la que se hacen las estadísticas. Esas ingenuas cifras que imaginan, con enternecedora candidez, que no existe lo ilegal, lo que es un craso error cuando se trata de medir la economía boliviana.

Cuando se hayan hecho las estadísticas totales, sinceras, reales, vamos a hablar. Habrá que hacer borrón y cuenta nueva.

Pero si alguna vez, no sabemos cuándo, la economía ilegal fuera proscrita y dejara de imponer gobernantes en la región, este ejercicio de José Luis Pórcel habrá sido real.
Vacaflor.obolog.com

Más publicaciones de Humberto Vacaflor Ganam
DATOS

Copyright © Hoybolivia.com Reservados. 2000- 2017
Optimizado para Resolución 1024 X 768 Internet Explorer 4.0, Netscape 4.0, Mozilla Firefox 2.0