PresentaciónTurísmoBlogshoybolivia | FacebookJuegosRSSYoutubeTwitterMóvil
Viernes 24 de febrero 2017 Contacto
InicioDestacadasEspecialesEconomíaPolíticaLa PazSanta CruzPaísMunicipio cruceñoTv a la CartaMundoDeportesCiencia y Tecnología
CuriosidadesEspectáculosArte y CulturaHoy EventosMujer
           
Humberto Vacaflor Ganam

La vocación del país


2017-01-08 - 09:23:25
Es cuestión de suerte. El campeón mundial Carlos Sáinz se accidentó llegando desde Jujuy a Tupiza en su bólido del Dákar. Unos cuantos años antes, otro español, Diego de Almagro, hizo el recorrido inverso entre Tupiza y las quebradas de Jujuy, sin ningún accidente. Era el año 1535, cuando se funda Tupiza.

La calidad de las carreteras no ha cambiado mucho. Forman parte del recorrido más peligroso del mundo, según dice la propaganda de esta organización que, según Beatriz Cahuasa, fue expulsada de París y de Dakar por las dudas sobre sus verdaderas motivaciones.

Un norteamericano famoso, Hiram Bingham, famoso por haber descubierto Pachu Pichu en 1911, hizo el recorrido Jujuy-Tupiza unos días antes. Y escribió sobre su experiencia. Contó que en La Quiaca conoció a un forajido norteamericano que se dedicaba a asaltar las remesas de las empresas mineras del sur boliviano. Eso ocurría tres años después de la presunta muerte, en la mina San Vicente, del legendario Butch Cassidy.

Cuenta cómo unos investigadores norteamericanos andaban en busca de los forajidos, quizá porque sabían, o sospechaban, que Cassidy, Sundance Kid y Etta Place no habían muerto en aquella mina, tan famosa desde entonces por ese supuesto hecho.

A bordo de una carreta tirada por ocho mulas, de la empresa de un escocés, Bingham partió de La Quiaca hacia Tupiza, un trayecto que hizo en doce horas. Las ocho mulas que tiraban la carreta eran cambiadas a la altura de Mojo, antes de que el camino comenzara a recorrer el valle del río San Juan del Oro.

Allí, en el valle del San Juan del Oro es que Saínz perdió “su fortuna y sus alcanzadas glorias”. Además de su bólido.

Lo importante de esta historia es que Bolivia ha descubierto su vocación. El país con las peores carreteras del mundo, desde siempre. Y con mucho comercio para ser llevado de un lado a otro de las fronteras, incluso raudamente.

Tener las peores carreteras del planeta es un buen negocio, al fin y al cabo. La carretera a los Yungas de La Paz está entre las tres más peligrosas que se conozcan.

Que el costo de las carreteras sea también, por kilómetro, el más alto del mundo, es un detalle que podría servir para otra competencia.
Vacaflor.obolog.com

Más publicaciones de Humberto Vacaflor Ganam
DATOS

Copyright © Hoybolivia.com Reservados. 2000- 2017
Optimizado para Resolución 1024 X 768 Internet Explorer 4.0, Netscape 4.0, Mozilla Firefox 2.0