PresentaciónTurísmoBlogshoybolivia | FacebookJuegosRSSYoutubeTwitterMóvil
Jueves 17 de agosto 2017 Contacto
InicioDestacadasEspecialesEconomíaPolíticaPaísMunicipio cruceñoTv a la CartaMundoDeportesCiencia y TecnologíaEspectáculos
CuriosidadesEspectáculosArte y CulturaHoy EventosMujer
           
Humberto Vacaflor Ganam

El límite de lo legal


2017-02-12 - 09:08:58
Hay una confusión, si no es otra cosa, en el gobierno respecto de las actividades económicas que deben ser protegidas e incluso incentivadas.

El origen de esa confusión podría estar en el hecho de que el presidente Evo Morales representa, para todos los efectos, a los cocaleros ilegales del Chapare. Un gobierno que es presidido por el conductor sindical y político de un sector ilegal de la economía sufre de una grave miopía moral para diferenciar lo legal de lo ilegal.

Todo esto se sospechaba solamente, o se susurraba en ambientes empresariales, donde termina imponiéndose el pragmatismo del “vivir bien”.

Si los cocaleros ilegales del Chapare han puesto un presidente y los contrabandistas han declarado la guerra a la Aduana, los valores están cambiados.

El caso del oro:
Las empresas bolivianas que reexportan el oro llegado de contrabando del Perú tienen un premio: la regalía que pagan ha ido en descenso, como un incentivo del Estado plurinacional de Bolivia a las actividades económicas ilegales.

Los datos son del ingeniero Jorge Espinoza Morales, experto en minería, que hace dos años denunció que en las partidas de exportación de Bolivia figuraba una categoría única en el mundo “desperdicios de oro”, que eran exportados también con regalías y aranceles especiales, de incentivo. Uno o dos años antes, el exministro de minería de este gobierno, Jaime Virreira, había pronunciado aquella frase de antología: “!Qué raro: en Bolivia producimos solamente 7 toneladas de oro pero exportamos 21 toneladas!”

En el cuadro que incluye Espinoza en su informe se lee que en 2007 la regalía del oro era de 7% y en 2015 había bajado a 3%. En cambio, para la exportación de plata la variación entre esos dos años fue de 4,9 a 5,9, es decir que subió en lugar de bajar.

Hay una diferencia entre el oro y la plata, además de su color y precio: la última no se produce en las regiones peruanas donde se extrae el oro, que son aquellas donde se produce también la cocaína. En este caso, la cocaína peruana que entra a Bolivia sin pago de aranceles y es refinada en los mejores laboratorios de Sudamérica, es reexportada también sin pago de aranceles, porque se supone que es ilegal.

“Cosas veredes Sancho”, siempre que no seáis miope.

Vacaflor.obolog.com

Más publicaciones de Humberto Vacaflor Ganam
DATOS

Copyright © Hoybolivia.com Reservados. 2000- 2017
Optimizado para Resolución 1024 X 768 Internet Explorer 4.0, Netscape 4.0, Mozilla Firefox 2.0