PresentaciónTurísmoBlogshoybolivia | FacebookJuegosRSSYoutubeTwitterMóvil
Lunes 20 de noviembre 2017 Contacto
InicioDestacadasEspecialesEconomíaPolíticaPaísMundoDeportesCiencia y TecnologíaEspectáculosViral
CuriosidadesEspectáculosArte y CulturaHoy EventosMujer
           
Álvaro Riveros Tejada

Grietas insalvables


2017-02-12 - 09:14:44
Una importante encuesta publicada este último fin de semana por un periódico local, sobre los mejores perfiles dentro del MAS para la Vicepresidencia, de plantearse la candidatura a la reelección de EMA, el preferido sería el actual Ministro de Gobierno Carlos Romero. Lo notable de esta consulta es que surge en momentos en que la pugna entre bandos del partido oficialista se manifiesta como una realidad indiscutible y amenaza con horadar las bases del poder.

Casualmente, la reciente disputa entre el Fiscal General y el ministro Romero ha puesto en evidencia la mencionada pugna, donde se ha visto involucrada hasta la Policía, al haber sido el blanco de las críticas del fiscal Guerrero en un tema tan delicado como es la inseguridad ciudadana y, a su vez, la Policía denunció mediante un comunicado, una “sospechosa negligencia” del Ministerio Público para la liberación de delincuentes reincidentes, afirmación que desató una serie de invectivas entre ambas instituciones.

Desde el cambio de gabinete suscitado en enero de 2012, cuando S.E. puso en la cartera de gobierno al entonces ministro de la presidencia Carlos Romero, y en esa codiciada pega palaciega nombró a Juan Ramón Quintana, que volvía a conformar el gabinete tras dos años de Director de la Agencia para el Desarrollo de las Macroregiones y Zonas fronterizas, comenzó a surgir una feroz lucha de poderes entre ambos dignatarios de estado y la de sus diferentes banderías políticas. Tal es así que Quintana, hasta se permitió colocar de Viceministro del Interior a su antiguo Viceministro de Coordinación y Gestión Gubernamental Rodolfo Illanes, muerto a golpes en manos de los cooperativistas mineros.

La tan evocada rivalidad alcanzó su tope 4 años más tarde, cuando los medios de prensa y de comunicación social daban cuenta de un altercado entre estos dos personajes, que habría derivado en un pugilato, a raíz de la derrota del MAS en el referéndum constitucional, extremo que fue desmentido por Romero y no así por Quintana.

Entretanto, la última crisis de gabinete, lejos de aplacar el ánimo de los sectores en discordia ha recrudecido su rivalidad y ahora son bandos los que se disputan, más que asuntos administrativos, asuntos de orden político. Una muestra fehaciente es el incremento de las actuales desavenencias entre la Policía y la Fiscalía, después de que el Ministerio Público imputó al coronel policial José Aranibar, el oficial que comandó las fuerzas en Panduro por, supuestamente, no prestar auxilio a Illanes, imputación que el Jefe de la Policía, Gral. Salazar, considera injusta y ratifica su convencimiento de que Araníbar cumplió con su labor de conservar el orden.

Por lo general, la decadencia y caída de los regímenes autocráticos o totalitarios se debe siempre, más a factores internos que a externos como: la muerte de sus caudillos, la disgregación de sus filas, y en especial, un proceso de corrupción perpetrado por funcionarios en desbande que utilizan sus influencias para dar rienda suelta a sus tropelías, generando grietas insalvables.

Más publicaciones de Álvaro Riveros Tejada
DATOS

Copyright © Hoybolivia.com Reservados. 2000- 2017
Optimizado para Resolución 1024 X 768 Internet Explorer 4.0, Netscape 4.0, Mozilla Firefox 2.0