PresentaciónTurísmoBlogshoybolivia | FacebookJuegosRSSYoutubeTwitterMóvil
Jueves 19 de octubre 2017 Contacto
InicioDestacadasEspecialesEconomíaPolíticaPaísMundoDeportesCiencia y TecnologíaEspectáculos
CuriosidadesEspectáculosArte y CulturaHoy EventosMujer
           
José Percy Paredes Coimbra

Felicidades, Venezuela!


2017-07-17 - 11:43:28
El pueblo Venezolano dio una lección de democracia y tapó la boca de la derecha venezolana que sólo busca la confrontación y el fratricidio para justificar la intervención del país del norte en su territorio y así asegurarse una buena “tajada de la torta” en el festín de desmembramiento que estos vende patria acarician desde hace años porque saben que por las urnas no volverán.

Como indico en anterior artículo, el pueblo con su sabiduría criolla, decidió dar un voto de confianza a la oposición dándoles mayoría en la Asamblea Nacional, para que busquen caminos dialogados con el Gobierno de Nicolás Maduro; esa fue la manera de expresar a gobernantes y opositores que el pueblo quiere paz, sin embargo, en el corto tiempo de seis meses, la oposición había desgastado la confianza que se les había brindado, llegando a diciembre del 2016 con un mínimo apoyo de la población.

Ante esa realidad, la de que sería imposible ganar al chavismo en las urnas, decidieron realizar marchas y demás manifestaciones pero de forma violenta y contando en sus filas con mercenarios y delincuentes comunes, para armar un caos que empuje al país al desgobierno y a la guerra civil.

Este 16 de julio, el 73% de la población venezolana asistió al simulacro para las elecciones de la Asamblea Nacional Constituyente de Venezuela. Lo hizo en forma ordenada y sin ningún episodio de violencia. Lamentablemente, pero como era de esperar, los medios de comunicación procuraron mostrar apenas algunos puntos de votación en el triste intento de desinformar al mundo el verdadero sentir de la población, sin embargo el canal nacional y otros internacionales que no se venden al mejor postor, sì tienen las imágenes que muestran a una Venezuela de pie y unida en busca de la paz.

Por otra parte, la oposición en su desesperación también convocó a comicios y, como en Venezuela al igual que sus marchas y demás acciones no logra una masiva presencia del pueblo, pues tuvo que mostrar fotitos de los puntos de votación fuera del país y, las fotitos de “mayor participación” la hizo en provincias y utilizando a figuras conocidas, votando en solitario, sin población alrededor, sin filas de personas esperando para votar como se puede ver claramente en el simulacro de votación llevado a cabo por el gobierno.

Lo lamentable de la consulta ilegal realizada por la oposición está en que varias de las personas fotografiadas votando o, como dicen ellos: haciendo uso de su derecho al voto, aparecen obispos de varias provincias. Estos obispos ni se inmutan al aparecer votando al lado de personas con camisetas con fotos de Leopoldo López, sentados en mesas “habilitadas”, como si fueran veedores o jurados electorales, aunque la convocatoria la hizo la MUD y, por lo tanto los jurados y/o veedores obviamente son gente de sus partidos.

La derecha venezolana sigue buscando una confrontación entre hermanos y algunos miembros de la jerarquía eclesial les están haciendo el juego alejándose años luz del mensaje de Cristo y de la posición de la Iglesia Católica representada por el Papa Francisco.

Estos obispos son bastante conscientes de que la población católica generalmente sigue a sus pastores y, en un movimiento desesperado decidieron hacer pública su posición al lado de las clases dominantes que, seguramente con sus limosnas u ofrendas los tienen acomodados en sus iglesias sin importarles lo que puede suceder a sus fieles.

Por esta razón a estos obispos les diré, mejor dicho, les gritaré las palabras de Cristo que hago mias en este momento: RAZA DE VIBORAS, SEPULCROS BLANQUEADOS, que asquerosos se ven cuando apoyan a grupos que están buscando por todos los medios una guerra civil. Asquerosos se ven cuando comulgan con quienes ordenan a maleantes que tienen en su entorno, que golpeen hasta la muerte a cualquiera que se parezca a un chavista! Díganme, como son los chavistas? Son negros, mulatos, indios, mestizos con ropas humildes sin marcas despampanantes como utilizan los opositores? No son blanquitos como Lilian Tintori o Capriles o Leopoldo López?

Díganme ustedes señores obispos, como se sienten cuando celebran la sagrada Eucaristía y entregan el cuerpo de Cristo a asesinos (porque si bien ellos no disparan, pagan a quienes lo hacen), a víboras que no tienen ningún reparo en asistir a Misa y luego reunirse para confabular contra el gobierno de los pobres.

El Papa Francisco en varias de sus alocuciones reprocha la exclusión social y exige de los católicos acciones concretas, así sean pequeñas, como aporte para lograr una sociedad inclusiva, de paz y desarrollo económico equitativo.

Y, a pesar de que su líder todo el tiempo les está diciendo o recordando que la opción preferencial por los pobres no es solo discurso sino que es acción, estos obispos (que son sus representantes), no se dieron cuenta que tienen frente a sus narices una confrontación de clases?

Al inicio, seguramente, los grupos de poder no se asustaron mucho con la victoria de Hugo Chávez en las urnas, pero al poco tiempo se dieron cuenta que la promesa de Chávez de llevar el pueblo al poder y de buscar una sociedad más justa no era solo un saludo a la bandera y que lo estaba haciendo, tanto y tan bien que no pudieron con él en las urnas e intentaron un golpe de estado.

Pero el pueblo respondió y tuvieron que meter la cola entre las piernas y buscar otra estrategia para retirar a esos obreros y campesinos del poder, esa gente corriente que no es chic, que no huele a perfume francés ni anda sobre zapatos de cientos de dólares, de hecho gente que solo usa como moneda de cambio los bolívares!

La clase dominante, sus representantes ocasionales, obviamente no se sienten representados por el chavismo, pero ellos están muy lejos de ser la mayoría del pueblo; ellos son la clase que vive y se enriquece por la explotación inhumana de esta otra clase que sabrá Dios porque lograron llegar al poder político. Ese es el meollo de la cuestión, todo este revuelo no es más que la demostración de que la clase dominante, la del poder económico, nunca va a admitir que otro que no sea de su grupo ejerza el poder político, para ellos es despreciable una situación similar y, como están acostumbrados a lograr todo lo que quieren, por las buenas o por las malas, pues armaron un berrinche que ya sobrepasó cualquier límite al contabilizar en estos meses a 91 personas fallecidas.

La prensa no se cansa de repetir y contabilizar uno a uno las víctimas de la violencia desatada por estos opositores, pero son noventa y un personas; hijos, hijas, hermanos,hermanas, padres, madres, tíos, tías, de alguien, cada una de estas personas es importante para un montón de otras personas, no son números fríos como la prensa vendida muestra en sus noticieros.

Los “chavistas”, el gobierno de Nicolás Maduro tiene esperanza de derrotar el plan violento de la derecha venezolana con la realización de la Asamblea Nacional Constituyente; a pesar de los ataques, el gobierno sigue buscando una salida pacífica, dialogada, por las urnas, es decir una salida democrática. Lo otro seria hacer el juego de la derecha y responder militarmente.

Más publicaciones de José Percy Paredes Coimbra
DATOS

Copyright © Hoybolivia.com Reservados. 2000- 2017
Optimizado para Resolución 1024 X 768 Internet Explorer 4.0, Netscape 4.0, Mozilla Firefox 2.0