PresentaciónTurísmoBlogshoybolivia | FacebookJuegosRSSYoutubeTwitterMóvil
Miércoles 22 de noviembre 2017 Contacto
InicioDestacadasEspecialesEconomíaPolíticaPaísMundoDeportesCiencia y TecnologíaEspectáculosViral
CuriosidadesEspectáculosArte y CulturaHoy EventosMujer
           
Jorge V. Ordenes L.

Arabia Saudita y la mujer


2017-10-04 - 15:00:07
Arabia Saudita o Saudí de 32 millones de habitantes es un reino musulmán sunita wahhabi donde todavía se impone estrictamente la ley religiosa Sharia… que sobre todo trata mal a la mujer y peor a las musulmanas pobres, lo que viene a ser una incongruencia en una sociedad jerárquica millonaria por la exportación de petróleo cuyo monopolio de producción, refinamiento y comercialización, ARAMCO, pertenece al Estado y éste es la casa de Saud, hoy del rey Salmán bin Abdulaziz. Se trata de una de las veinte principales economías del mundo. La monarquía moderna fue fundada por Abdulaziz bin Saúd, quién conquistó y llegó a la unificación en 1902 con la toma de Riad, capital del reino. La Arabia Saudí moderna es de 1932. Es una de las seis monarquías absolutas del mundo. En Arabia Saudí está la gran Mezquita de la Meca y la Mezquita del Profeta, en Medina, lugares sagrados donde está prohibido el ingreso de no musulmanes o infieles.

En 2017 la mujer es todavía considerada inferior al hombre y donde vaya, sea hospital, médico, o de compras, necesita un custodio masculino que generalmente es un pariente. La mujer, de mostrarse en público hoy, debe llevar el burka o prenda de tela que debe cubrir toda la humanidad femenina a la manera de cortina, incluyendo la cabeza, con una abertura a la altura de los ojos que permita la visual, lo que no solamente debe resultar sumamente incómodo sino cruel, injusto y costoso a la sociedad. Esclavizar a nadie nunca ha sido ni será productivo.

La poligamia es permitida en el orbe musulmán desde el siglo séptimo d.C. en que surgió Mahoma (570-632 d.C.), el último profeta, según el Islam, que escribió el Corán o libro sagrado de los musulmanes. Las trece esposas de Mahoma se consideran “madres de los creyentes”, frase que se usa hasta hoy como signo de respeto como lo instruye el Corán 36:6: “El Profeta está más cerca de los creyentes que éstos a ellos mismos. Y las esposas de aquél son las madres de éstos”. Históricamente la vida de Mahoma se divide en dos épocas: la estancia en la Meca, ciudad al oeste de Arabia, o pre hégira o migración (570-622 d.C.); y pos hégira en Medina (622 hasta su muerte). El Profeta fue monógamo los primeros 25 años de su vida. Al morir su primera esposa, se casó mayormente con viudas. Contrajo solo dos matrimonios antes de la hégira a Medina. De las trece esposas de Mahoma, por lo menos dos, Rayhana bint Sayd y María al-Qibtiyya fueron concubinas, aunque todavía se debate si las dos devinieron esposas. De las trece esposas o concubinas, al parecer solo dos le dieron hijos, hecho que no deja de llamar la atención.

Según el NYT, un informe preparado por la Shura o Legislatura Saudí en 2011 enunciaba que “permitir a la mujeres conducir vehículos llevaría a éstas a la pornografía, prostitución, homosexualidad y divorcio.” En septiembre de 2017... un religioso saudí previno que “las mujeres no debían conducir porque tenían medio cerebro comparado con el del hombre… y solo un cuarto cuando iban de compras”. Así, hasta septiembre de 2017 y por ley, no se permitía a la mujer conducir un automóvil lo que… ¡notable! acaba de modificarse: a partir de mediados de 2018 las mujeres árabes sauditas ¡podrán conducir!... permitiéndoseles solicitar licencia desde octubre de 2017. Se trata del único país del mundo que no ha permitido conducir a la mujer. Todavía falta ver el asunto del “custodio” porque sin él quizá no pueda conducir. Otra cosa son los 800.000 choferes que quedarán cesantes. Si en el siglo XIX la bicicleta liberó a la mujer occidental, quizá el automóvil lo haga hoy por las saudís.

Pero lo que al parecer ha impulsado el cambio es el convencimiento de que depender del petróleo no será suficiente, y que la integración plena de la mujer en la economía es impostergable. De ahí el basto plan Aramco IPO, o Visión Saudí 2030, impulsado por el Príncipe Heredero de 36 años, Mohámed bin Salmán, que ojalá impulse la religión a practicar cero inquina contra la mujer.

Más publicaciones de Jorge V. Ordenes L.
DATOS

Copyright © Hoybolivia.com Reservados. 2000- 2017
Optimizado para Resolución 1024 X 768 Internet Explorer 4.0, Netscape 4.0, Mozilla Firefox 2.0