PresentaciónTurísmoBlogshoybolivia | FacebookJuegosRSSYoutubeTwitterMóvil
Miércoles 20 de junio 2018 Contacto
InicioDestacadasEspecialesEconomíaPolíticaPaísMundoDeportesCiencia y TecnologíaEspectáculosViral
CuriosidadesEspectáculosArte y CulturaHoy EventosMujer
           
Humberto Vacaflor Ganam

De reservas, ni hablar


2018-01-23 - 18:33:08
Las reservas del país están con diagnóstico reservado cuando comienza este año 2018. Todas ellas.

• Las del Banco Central han sido maquilladas, como el reconocimiento que recibió su presidente por su “política monetaria” de 2017, algo que huele mal. ¿Cuál política?

• Las reservas de gas natural tienen mal olor. YPFB, según dice Siglo 21, está pidiendo a las empresas especializadas en certificar las reservas una condición absurda. Les pide que cuando la elegida haya entregado su informe final sobre el volumen de reservas que tiene el país, YPFB pueda maquillar las cifras, es decir retocarlas.

Esa es la explicación de que se hayan declarado desiertas dos o tres convocatorias a empresas especializadas en ese trabajo. Las empresas no aceptan esa condición porque perjudicaría al prestigio que pudieran tener.

Por lo tanto, desde hace cinco años el país vive sin saber formalmente cuánto gas existe para ofrecerlo al mercado interno y externo. YPFB asegura que están por encima de 12 TCF pero el ingeniero Carlos Darlach, exministro de Hidrocarburos, calcula que sean inferiores a 8 TCF, quizá 5 TCF. Si fuera así, habría que ponerse a llorar: tenemos gas para cinco años.

• Las reservas mineras también están para llorar. Acaba de venderse la mina Manquiri porque sus reservas de plata se han agotado. Hace diez años contaba con reservas por 46 millones de onzas y las ha explotado a un ritmo de 5,9 millones por año, lo que da como resultado que ahora no queda nada.

Entonces, la empresa Coeur Minning vendió la mina a la Argentum Investment. El contrato dice que la compradora deberá pagar US$ 13 millones adicionales a la vendedora, que es el monto que el Estado boliviano le adeuda por concepto de Certificados de Devolución Impositiva (CEDEIM), algo que es normal en la Bolivia de hoy. El Estado plurinacional no paga los CEDEIM. Sus propios certificados.

Y hay otras linduras en el contrato de venta de lo que queda del más grande yacimiento de plata del planeta, que es explotado desde hace 1.000 años, comenzando por la cultura tiwanacota, según un estudio publicado en la revista Science en los años 90, pero que en Bolivia no se conoce.

Y si entramos en las reservas agrícolas, mejor ni hablar. Eso será en la próxima entrega.

Vacaflor.obolog.com

Más publicaciones de Humberto Vacaflor Ganam

Copyright © Hoybolivia.com Reservados. 2000- 2018
Optimizado para Resolución 1024 X 768 Internet Explorer 4.0, Netscape 4.0, Mozilla Firefox 2.0