PresentaciónTurísmoBlogshoybolivia | FacebookJuegosRSSYoutubeTwitterMóvil
Lunes 22 de octubre 2018 Contacto
InicioDestacadasEspecialesEspectáculosEconomíaPaísMundoDeportesCuriosidades
CuriosidadesEspectáculosArte y CulturaHoy EventosMujer

           
Jorge V. Ordenes L.

Más millonarios que nunca


2018-01-31 - 21:05:49
Representantes del uno por ciento de la población del mundo industrializado o primer mundo, que viene a ser la crema y nata del capitalismo multimillonario que se llevó el 82% de la riqueza generada en el mundo en 2017, se reunió un año más la semana pasada en Davos, Suiza, a fin de regodearse y celebrar el auge de los mercados de bolsa, las reducciones de impuestos corporativos en EEUU e Inglaterra, y el hecho de que las principales economías del mundo crecieron en 2017… aunque la desigualdad de ingreso, el calentamiento climático, el debilitamiento y hasta eliminación en EEUU de importantes servicios sociales como el popular seguro médico ”Obama Care”, el convulsionado Medio Oriente e incluso el populismo individualista no dejaron de inquietar el ágape de Davos ni empañarlo.

El multimillonario, donde esté y de donde venga, simple y llanamente busca hacer más dinero y desde luego cuida el que posee a como dé lugar a menudo sorteando la ética, los derechos humanos y desde luego descuidando y hasta olvidando lo que quede de ellos, los ricos, en la historia y en el apellido de la descendencia la que, a menudo, a él, le importa un pito. Aunque no todo es perfecto. Según el NYT, el multimillonario Ray Dalio, filántropo estadounidense y fundador de uno de los más grandes fondos de inversión libre del mundo (hedge funds) opinó en Davos que los puestos de trabajo de planta están disminuyendo en el mundo lo que tiende a aumentar la necesidad de ayuda social gubernamental de por sí cada vez más escasa… lo que repercutirá inevitablemente en la clase pudiente, aseveró.

En EEUU la ayuda social ha de ser particularmente escasa porque el actual gobierno acaba de legislar a favor de que los ricos paguen menos impuesto a costa del presupuesto de ayuda a los pobres. Mucha población no solamente en EEUU está quedando atrás; hay inequidad en medio de incertidumbre con respecto al futuro. En general, la globalización y la automatización hacen que la gente se pregunte si será posible dejar un mundo mejor a los hijos. Davos y su importante secuela de preocupación, iniciativa y capacidad de ejecución debería resultar en ideas que conduzcan a soluciones estructurales a la brevedad posible o sea ahora, en 2018. La directora Gerente del FMI, Christine Lagarde, también ha expresado en Davos su preocupación por la falta de equidad en el mundo de hoy. “El 2017 registró un crecimiento global acelerado que se espera continúe en 2018 y 2019. Estamos esperanzados pero no satisfechos,” dijo.

De lo anterior proviene la reinante y tozuda paradoja de grandes ganancias percibidas por los multimillonarios en medio de una inmensa ansiedad planetaria porque todos sabemos, no solamente los de Davos, que desde la última crisis financiera de finales de la primera década del siglo XXI, el capitalismo, e incluso el no capitalismo oportunista, han hecho mucho dinero a menudo pisoteando leyes o ajustándolas a su gusto y conveniencia en áreas económico-político-sociales que tienen que ver con redistribución de ingresos, equidad judicial, veredictos y respeto a la constitucionalidad que impida eternizaciones de poder, ineptocracia y corrupción sobre todo en la conducción de elecciones, y otros. El caso de Venezuela y la decisión reciente de su “gobierno” de no permitir un frente común de oposición, en la anunciada “a dedo” elección presidencial, es un ejemplo que todo gobierno, organización o individuo que se respete debe condenar.

Más publicaciones de Jorge V. Ordenes L.

Copyright © Hoybolivia.com Reservados. 2000- 2018
Optimizado para Resolución 1024 X 768 Internet Explorer 4.0, Netscape 4.0, Mozilla Firefox 2.0