PresentaciónTurísmoBlogshoybolivia | FacebookJuegosRSSYoutubeTwitterMóvil
Jueves 13 de diciembre 2018 Contacto
InicioDestacadasEspecialesEspectáculosEconomíaPaísMundoDeportes
CuriosidadesEspectáculosArte y CulturaHoy EventosMujer

           
Álvaro Riveros Tejada

Entre iglesias, garzones y zapateros


2018-02-27 - 17:18:41
Haciendo gala de sus oficios, un garzón y un zapatero, agavillados con el Iglesias, después de ordeñar hasta su última gota de sangre a la vaca venezolana, orientaron sus fauces hacia nuestro país, en un acto organizado en Madrid, y denominado “Por Bolivia, con Evo”, con la misma tecnología parásita que emplearon en la otrora rica y hoy exangüe patria del Libertador. Ese cinismo demuestra la total falta de escrupulosidad de estos rufianes que, con esa política, se hacen las américas en nuestros países.

Sin embargo, lo rescatable de dicha actitud desfachatada radica en que ésta despierta la valiente reprobación de compatriotas que, cansados de tolerar estos embustes, como Edgar Rocha, los enfrenta, presentándose en medio de ese sainete, enarbolando un cartel con la frase “Bolivia dijo No” aún a costa de que los esbirros contratados para el evento lo desalojen violentamente.

Según el diario español El Mundo, en las puertas del edificio donde se desarrolló el evento, el activista Rocha pidió que se respete la Constitución boliviana y el referendo del 21 de febrero de 2016, cuando la ciudadanía negó la posibilidad de una nueva reelección continua al presidente Morales y al vicepresidente Álvaro García Linera. Entonces nos preguntamos ¿Cuál fue el delito que cometió este bizarro paisano para ser expelido de esa manera?

Lo único que él exigía es el respeto a lo expresado contundentemente por el soberano en el referéndum del 21 de febreroy en la multitudinaria manifestación en honor al aniversario de esa fecha, cuando la mayoría de los bolivianos expresó en todas las ciudades, nuevamente su rotundo No. Es imprescindible que se cumpla el mandato constitucional, ya que no hacerlo constituye un atropello a la voluntad popular y a la pacífica convivencia que debe reinar entre los bolivianos.

Según el venal expresidente ibérico, su participación en dicho encuentro obedece a que “él ha visto cambiar Bolivia y que no hay nada más satisfactorio que ver cuando una ciudadanía quiere progreso, futuro, libertad, convivencia y eso es lo que él siempre ha visto en Bolivia”. En este punto nos remitiremos a un notable aforismo del filósofo alemán Federico Nietzsche cuando con tanta sabiduría señala: “Quien ve mal siempre ve demasiado poco; quien oye mal, siempre escuchara algo demás”.

Por su parte el trapisondista Iglesias, a tiempo de agradecer a su socio, afirmó que no es frecuente en España que “un expresidente ponga su prestigio a resolver problemas, por lo que estaba seguro de que lo irán a criticar mucho por estar ahí”. Es posible que el truchimán tenga mucha razón, ya que sus lances de manguero en el chavismo, si bien le redituaron millones de dólares, también lo colocaron en la picota del escarnio en España, al no poder explicar coherentemente el ingreso ilegal de esos caudales.

Recién ahora entendemos el significado de “Unidos Podemos”, el púlpito que utiliza el greñudo pseudo marxista para predicar honestidad. Sí se unieron, fue para poder saquear nuestros recursos, al estilo de sus tatarabuelos, entre iglesias, garzones y zapateros.

Más publicaciones de Álvaro Riveros Tejada

Copyright © Hoybolivia.com Reservados. 2000- 2018
Optimizado para Resolución 1024 X 768 Internet Explorer 4.0, Netscape 4.0, Mozilla Firefox 2.0