PresentaciónTurísmoBlogshoybolivia | FacebookJuegosRSSYoutubeTwitterMóvil
Miércoles 17 de octubre 2018 Contacto
InicioDestacadasEspecialesEspectáculosEconomíaPaísMundoDeportesCuriosidades
CuriosidadesEspectáculosArte y CulturaHoy EventosMujer

           
Marcelo Ostria Trigo

El caso Lava Jato, una historia de corrupción


2018-04-11 - 18:16:12
El veredicto del tribunal federal de justicia brasileño contra el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, por el caso Lava Jato, ha provocado fervorosas discrepancias no solo en el Brasil, sino en el continente. El expresidente encabezaba, según las últimas encuestas, las preferencias en las elecciones presidenciales de este año, pese a que en sus anteriores gestiones y en los de su sucesora y correligionaria, Dilma Rousseff, se produjeron los mayores escándalos de corrupción en la historia del Brasil.

La corrupción no se limitó al caso de Petrobras. Entre muchos, uno que afectó a políticos de la región fue el de la empresa Odebrecht, que repartió coimas para adjudicarse obras fuera de su país; también involucra a la empresa OAS que, según se reveló, regaló una lujosa vivienda al expresidente Lula.

La airada reacción de los partidarios del expresidente contra el reciente fallo judicial fue compartida por partidos y políticos de varios países, especialmente por los populistas del Foro de San Pablo. Hubo eslóganes en vez de argumentos. Y tomaron varias formas: desde la curiosa propuesta del activista de izquierda argentino Adolfo Pérez Esquivel, de propiciar el premio nobel de la paz en favor del expresidente, hasta la injuria —era de esperar— proferida por el presidente venezolano, Nicolás Maduro, que dijo que el fallo fue una "canallada bochornosa" y que las "élites oligárquicas de Brasil, neofascistas han desatado una criminal persecución contra Lula".

En otras reacciones, como las de Rafael Correa, Evo Morales, la vicepresidenta uruguaya, las Madres de la Plaza de Mayo y los ”K” argentinos, se puso en evidencia afinidades políticas. No hubo, que se sepa, exhibición o, por lo menos, mención de antecedentes que demuestren la fragilidad del fallo judicial.

En contraparte, el expresidente uruguayo José María Sanguinetti dijo que Lula fue uno de los presidentes brasileños "más corruptos" y que "no hay duda de que la Justicia ha actuado con sobriedad y eficiencia".

Las protestas del oficialismo en nuestro país contra el fallo judicial que afecta al expresidente -ahora ya encarcelado- no guardan relación con los casos nacionales en los que no se admite que nadie en el extranjero opine sobre la impunidad que gozan políticos corruptos, a los que no les alcanza la politizada justicia. Y más aún: con pobladas en las puertas de una sede diplomática, no se contribuye al debate; solo se trata de un apoyo inconducente que puede afectar negativamente nuestras relaciones con el coloso latinoamericano.

Más publicaciones de Marcelo Ostria Trigo

Copyright © Hoybolivia.com Reservados. 2000- 2018
Optimizado para Resolución 1024 X 768 Internet Explorer 4.0, Netscape 4.0, Mozilla Firefox 2.0