PresentaciónTurísmoBlogshoybolivia | FacebookJuegosRSSYoutubeTwitterMóvil
Lunes 23 de julio 2018 Contacto
InicioDestacadasEspecialesEspectáculosEconomíaPolíticaPaísMundoDeportes
CuriosidadesEspectáculosArte y CulturaHoy EventosMujer
           
Humberto Vacaflor Ganam

El narco juega a la política


2018-06-18 - 20:49:04
El diario El Tiempo de Bogotá dice que el candidato Gustavo Petro, de la izquierda, ganó en las regiones donde predomina el narcotráfico: “En cuanto a los departamentos, Petro se quedó con Atlántico, Sucre, Vaupés, Chocó, Valle del Cauca, Cauca, Nariño y Putumayo”.

Y aclara: “Los cuatro últimos registran grandes concentraciones de narcocultivos y problemas de orden público por presencia de bandas criminales y disidencias de la guerrilla de las Farc.”

Es decir que en la región, el poder del narcotráfico está jugando, y jugando muy fuerte, a la política. O por lo menos es un referente inevitable, imprescindible. Se ha clasificado para jugar en las finales.

A fines de 2015, la Conferencia Episcopal, la Corte Suprema de Justicia y las 20 universidades privadas más importantes de Argentina emitieron pronunciamientos en que dijeron que el narcotráfico ”amenaza la existencia de la República Argentina”.

Y dio la casualidad que en las elecciones de diciembre de ese año, Mauricio Macri ganó con mayor fuerza en las provincias argentinas más castigadas por el narcotráfico. En ese caso, el electorado votó en contra del narcotráfico, pero en Colombia fue al revés.

Todas las décadas que las FARC dominaron casi la mitad de Colombia produjeron una dependencia de la gente, que ahora no concibe la vida sin el narcotráfico que se genera allí y que sale a través de varias vías, entre ellas el río Orinoco, vía Venezuela. El narcotráfico es una realidad aceptada como normal, aunque las débiles leyes de los países lo hayan definido como ilegal.

El apoyo político que tiene el MAS en el Chapare es una muestra de que en Bolivia se da un fenómeno similar al de Colombia, aunque en el resto del país se produce una reacción electoral similar a la que se dio en Argentina.

Esa es la fractura boliviana. Quizá esa sea la diferencia política más importante de Bolivia en estos momentos. Y no es necesariamente un criterio geográfico el que define las preferencias.

Los empresarios del sector legal, formal, están diciendo que no pueden más y que la opción que tienen es cerrar o emigrar. Los otros, del sector ilegal, están felices. No pagan impuestos, no pagan doble aguinaldo.

En las elecciones la gente tendrá estas dos opciones.
Vacaflor.obolog.com

Más publicaciones de Humberto Vacaflor Ganam

Copyright © Hoybolivia.com Reservados. 2000- 2018
Optimizado para Resolución 1024 X 768 Internet Explorer 4.0, Netscape 4.0, Mozilla Firefox 2.0