PresentaciónTurísmoBlogshoybolivia | FacebookJuegosRSSYoutubeTwitterMóvil
Sábado 20 de octubre 2018 Contacto
InicioDestacadasEspecialesEspectáculosEconomíaPaísMundoDeportesCuriosidades
CuriosidadesEspectáculosArte y CulturaHoy EventosMujer

           
Marcelo Ostria Trigo

El esperado fallo de la Corte de La Haya


2018-09-26 - 18:59:40
El próximo 1 de octubre, la Corte Internacional de Justicia de La Haya dictará sentencia en el proceso incoado por Bolivia contra Chile. Esto ha incrementado las expectativas en ambos países; unas triunfalistas y otras realistas. Cabe recordar que en la demanda boliviana no se pidió que la Corte de La Haya ordene a Chile que ceda a Bolivia una salida soberana al mar. No podría haberlo hecho. Se trata, en realidad, de que Chile negocie de buena fe esa salida, de acuerdo con sus ofrecimientos previos, como en 1950 y en 1975, en aplicación de la teoría del Estoppel: los ofrecimientos y actos unilaterales crean obligaciones.

Resulta ahora que en Chile se especula, con una dosis de preocupación, sobre el alcance y validez de la sentencia de la Corte de La Haya. El canciller chileno, Roberto Ampuero, luego de reunirse con exministros de relaciones exteriores de su país, concluyó: “El territorio soberano (de Chile) se encuentra resguardado y no será parte de negociación alguna”. (La Tercera, Santiago, 22.09.2018). Realmente lo dicho, más que una línea dura con Bolivia, es una irresponsabilidad. Antes de conocer el fallo, el funcionario se adelanta en negar la aplicación de una probable decisión judicial.

Si de excesos se trata, tampoco en nuestro lado se muestra prudencia; se crea un irresponsable triunfalismo dando la falsa idea de que, en el caso de aceptarse la demanda boliviana, ya se habría conseguido una salida soberana al mar. Además, se aventuró: La bandera boliviana “flameará pronto en las orillas del Pacífico" (Presidente Morales, 17.08.2018).

En un clima de confrontación como éste, una negociación no tiene futuro. Es más: negociar no equivale a alcanzar lo pretendido. Chile, con reponer el planteamiento del corredor al norte de la ciudad de Arica, cumpliría con el Estoppel, e involucraría nuevamente al Perú que, por el acuerdo de 1929, tiene la facultad de aceptar o negar esa transferencia territorial y, para ello, cuenta con una fórmula para oponerse sin decirlo: repetir la anterior respuesta a una eventual nueva consulta chilena, con una pretendida solución a la mediterraneidad de Bolivia que tampoco cuadra con un eventual planteamiento chileno. Esto, salvo que paralelamente se haya concertado un acuerdo positivo con el gobierno peruano, de lo que no hay información.

Finalmente, hay que reiterar: Las declaraciones a la prensa y la TV y las acusaciones mutuas, no influirán en el fallo de la Corte. Sólo incrementan una animosidad nada propicia para el entendimiento.

Más publicaciones de Marcelo Ostria Trigo

Copyright © Hoybolivia.com Reservados. 2000- 2018
Optimizado para Resolución 1024 X 768 Internet Explorer 4.0, Netscape 4.0, Mozilla Firefox 2.0