PresentaciónTurísmoBlogshoybolivia | FacebookJuegosRSSYoutubeTwitterMóvil
Sábado 17 de noviembre 2018 Contacto
InicioDestacadasEspecialesEspectáculosEconomíaPaísMundoDeportesCuriosidades
CuriosidadesEspectáculosArte y CulturaHoy EventosMujer

           
José Percy Paredes Coimbra

CIJ y su histórico y vergonzoso fallo


2018-10-17 - 19:26:30
Como cualquier boliviano que ama a su país como a su familia, me sentí defraudado con el fallo de la Corte Internacional de Justicia (CIJ) que ni siquiera insta a Chile a sentarse a la mesa de negociaciones para llegar a un acuerdo con Bolivia respecto a nuestro acceso al mar a través de los que fueron nuestros territorios.

A partir del fallo, comencé a ver todo en retrospectiva para intentar entender qué había pasado, porqué justamente con nuestra demanda la CIJ dio el veredicto más vergonzoso de toda su historia, y comencé a atar cabos.

La Corte Internacional de Justicia (CIJ) también es conocida como Tribunal Internacional de Justicia y surge como instancia dirimidora de diferendos entre Estados miembros de las Naciones Unidas; ambas fueron creadas el mismo año, 1945.

Estados Unidos es un país miembro y fundador de este organismo, así como lo es Bolivia; la diferencia reside en que los aportes económicos de Estados Unidos al sistema de Naciones Unidas son diez veces mayor que nuestro aporte económico como Estado miembro.

Entonces podemos inferir, que el organismo de las Naciones Unidas, en general, y la Corte Internacional de Justicia, en particular, son pagados mayoritariamente por Estados Unidos y este simple hecho aclara muchas cosas.

Aclara por ejemplo, porqué Estados Unidos, a través de su agencia de inteligencia intervino, propició y, en ocasiones, actuó directamente sobre las políticas y políticos de nuestro continente, como en el golpe de estado en Chile y el asesinato de Salvador Allende; o en el diseño y ejecución del Plan Cóndor, que consolidó una ‘red’ de apoyo entre los militares golpistas de los años 70/80 (militares bolivianos, brasileros, chilenos, peruanos, argentinos y paraguayos), con un saldo de cientos de ‘desaparecidos’ hasta la fecha y otros tantos asesinados a vista y paciencia del mundo, como Luis Espinal, Rutilo Grande o el monseñor Oscar Romero, sin que el organismo internacional, creado para que no existan, entre otras cosas, este tipo de injerencias políticas, diga absolutamente NADA!.

Para que no se diga que no hizo nada, en 1986, en un fallo histórico, reconoció que Estados Unidos había violado el derecho internacional al apoyar a la oposición armada (los contras) en Nicaragua. Washington simplemente ignoró el fallo y no hubo ningún tipo de amonestación o por lo menos unmemorándum de llamada de atención.

Aparentemente con el mismo fin de evitar críticas, luego del vergonzoso fallo en nuestra demanda marítima, la Corte Internacional de Justicia falló, este 3 de Octubre, contra la política exterior de Estados Unidos en relación a Irán, ordenando que “Estados Unidos debe suspenderla serie de sanciones que comenzó a implementar en mayo de este año contra Irán, relacionadas con bienes humanitarios, medicamentos y aviación civil, (...) porque pueden tener consecuencias irreparables”, que pone en peligro la vida de las y los ciudadanos iraníes y viola el Tratado de Amistad entre ambos países.

Washington aprobó varias rondas de embargos a Irán en un intento de presionar a este país para que cumpla con exigencias de la Casa Blanca, entre ellas la detención de su programa de misiles y de su enriquecimiento de uranio, un derecho de Irán reconocido en una resolución de la ONU.

En respuesta, lejos de suspender sus medidas de presión contra Irán, Estados Unidos se ‘retiró’ del Tratado de Amistad, que era un tratado sobre relaciones económicas y derechos consulares firmado el 15 de Agosto de 1955 entre la Casa Blanca y Teherán. Así como ya lo había hecho al retirarse del Acuerdo Nuclear de 2015 entre Irán y el Grupo 5 + 1, entonces conformado por EUA, Reino Unido, Rusia, Francia y China más Alemania. Indicó que continuará y reactivará sanciones a Irán.

Fiel a su estilo, Donald Trump vociferó que “la CIJ carece de competencia” sobre la política exterior de su país..., insólito pero posible tratándose de EUA y su presidente. A decir del canciller de Irán: EUA es adicto a sancionar y así imponer su voluntad; pensamos lo mismo.

Analizando los movimientos de Chile, previos al fallo, todos fuimos testigos de la actitud servil de Sebastián Piñera, que sin asomo de vergüenza y menos de dignidad, reptaba a los pies de Trump durante una reunión sostenida entre ambos presidentes y en la cual, a decir de Piñera: “tratamos de temas que interesan al continente, entre ellos, la situación de Bolivia, de Venezuela y de Nicaragua, entre otros de carácter mundial (...), fue una reunión útil para Chile, fructífera, (...) Estados Unidos es muy importante para Chile”.

Y por lo visto, su visita a Trump sí que le dio frutos, así como el rumor que hizo cada vez más ruido de que el fallo de la Corte sentaría un precedente y muchos otros países comenzarían a demandar la atención internacional para territorios soberanos ‘expropiados’ por vecinos y/o colonizadores; hecho que alteraría bastante el status quo actual y posiblemente reconfiguraría las relaciones y los futuros mapas geopolíticos. Sin contar con el detalle de que Chile hizo maniobras conjuntas entre su ejército, policía fronteriza y cuerpos especiales, en la frontera con Bolivia; algo así como una especie de mensaje.

El mensaje que nos quedó claro es que ni siquiera los organismos internacionales, a los cuales pertenecemos como Estado fundador, son independientes y que no obran con equidad y sentido de justicia; que para ‘salir se con la suya’, vale todo, desde reptar sin la más mínimavergüenza ante el poderoso, hasta esparcir rumores y hacer demostraciones de ‘fuerza’. Será que algo cambió desde el final de la llamada ‘guerra fría’, donde la injerencia norteamericana en el ejercicio ‘soberano’ de políticas estatales, en nuestros países del AbyaYala era descarada y sin sombra de decencia?

Aunque se dice que vivimos largos años de democracia y que los países hemos aprendido a convivir en paz, me pregunto: ante tantas asimetrías de poder, podemos considerar válida la anterior afirmación sin sentirnos cínicos en el proceso?

Más publicaciones de José Percy Paredes Coimbra

Copyright © Hoybolivia.com Reservados. 2000- 2018
Optimizado para Resolución 1024 X 768 Internet Explorer 4.0, Netscape 4.0, Mozilla Firefox 2.0