PresentaciónTurísmoBlogshoybolivia | FacebookJuegosRSSYoutubeTwitterMóvil
Sábado 17 de noviembre 2018 Contacto
InicioDestacadasEspecialesEspectáculosEconomíaPaísMundoDeportesCuriosidades
CuriosidadesEspectáculosArte y CulturaHoy EventosMujer

           
Álvaro Riveros Tejada

Diplomacia traviesa


2018-10-24 - 08:35:51
Despachos de prensa dan cuenta que la embajadora de los Estados Unidos en la ONU Nikki Haley, pidió al secretario general de ese organismo, Antonio Guterres, iniciar una investigación y condenar a las delegaciones de Bolivia y Cuba, por interrumpir la sesión que, por iniciativa de Estados Unidos se discutió en la sede de la ONU, sobre la situación de los presos políticos en Cuba, lanzándose la campaña (presos ¿Por qué?) que responsabiliza al gobierno de la Isla por graves violaciones a los derechos humanos en ese país caribeño.

En ese vicioso afán de nuestros diplomáticos de tratar de salir de lo común, para entrar inevitablemente en lo ridículo, exageraron la nota al protagonizar, en calidad de tontos útiles de la delegación cubana, un acto de protesta consistente en boicotear la mencionada sesión con gritos de: “¡Cuba si, bloqueo no!” e impidiendo, por más de una hora, que la representante estadounidense y el secretario general de la OEA, Luis Almagro, que actuaba de moderador, pudieran ser escuchados.

En su nota al secretario general de la ONU la embajadora Haley criticó que, debido al indignante comportamiento de las delegaciones de Cuba y Bolivia, el evento diplomático se tornó caótico cuando los diplomáticos de estos países comenzaron a golpear las mesas y a gritar consignas, que motivaron a la embajadora de los EE. UU. a señalar que: “la sala se había convertido en una escena de turbas que causaron un significativo daño a la propiedad de la Organización de las Naciones Unidas, que debe ser pagado por ambas delegaciones”.

Por su parte nuestro embajador ante ese organismo internacional, Sacha Llorenti, al mejor estilo de Chaparina, acusó a Washington de “instrumentalizar a las Naciones Unidas, sin tener la autoridad moral para hablar de derechos humanos”, una autoridad que obviamente él sí la tiene.

Consideramos que el bochornoso y comedido acto de protesta protagonizado por nuestros representantes “diplomáticos” en la ONU haya llenado las expectativas del gobierno, al cumplir a cabalidad con los objetivos de sus díscolos mandantes, sólo la condena y los gastos por los estropicios cometidos serán el vergonzoso castigo que debamos cargar todos los bolivianos.

Después de sufrir la histórica, como dolorosa derrota en el Tribunal Internacional de Justicia de la Haya; se llevaron a cabo las solitarias visitas de S.E. a la localidad peruana de Ilo primero, y a Buenos Aires después, para asistir a una entrada folklórica, ciudades donde no fue recibido por ninguna autoridad jerárquica que realce, justifique y/o avale dichas visitas, que además fueron caracterizadas por actos de rechazo y protesta, es menester efectuar un acto de contrición y enmienda y reconocer que dichos exabruptos sólo obedecen a un patético aislamiento, fruto de una diplomacia traviesa.

Más publicaciones de Álvaro Riveros Tejada

Copyright © Hoybolivia.com Reservados. 2000- 2018
Optimizado para Resolución 1024 X 768 Internet Explorer 4.0, Netscape 4.0, Mozilla Firefox 2.0