PresentaciónTurísmoBlogshoybolivia | FacebookJuegosRSSYoutubeTwitterMóvil
Sábado 17 de noviembre 2018 Contacto
InicioDestacadasEspecialesEspectáculosEconomíaPaísMundoDeportesCuriosidades
CuriosidadesEspectáculosArte y CulturaHoy EventosMujer

           
José Percy Paredes Coimbra

Vieja ropa colorida


2018-10-24 - 08:38:51
“Vieja ropa colorida” es una canción de la extraordinaria etapa musical de la “Bossa Nova” en Brasil, que iluminó y deleitó a nuestro continente y al mundo entre los años 60/70 del siglo pasado.

En esos años era muy común que las personas pacifistas, anti imperialistas y anti consumismo, usaran su creatividad para renovar su guarda ropa tiñendo sus viejas ropas con colores vivos y agregándoles detalles, burlando así al consumismo depredador que ya se estaba consolidando en aquellos años. La mercantilización de las sociedades y la ‘cosificación’ del ser humano (ver teoría de la reificación de Lucacks) ya había iniciado décadas atrás.

Volviendo a las viejas ropas coloridas, era interesante ver cómo viejas camisas, blusas, pantalones, vestidos parecían nuevos luego del proceso de creación de sus dueños. Considero que esa fue una hermosa y creativa conducta anti sistémica.

Lamentablemente algunos seres humanos, muy serviles al sistema, tienen la tendencia de envilecer hasta lo más noble del pasado.

En la política, por ejemplo, Carlos de Mesa “tiñó” su vieja ropa ideológica y, utilizando las “tintas” del FRI, pretende aparentar ante la ciudadanía, que su ‘propuesta’ es nueva, es “algo que el país necesita en la actual coyuntura”.

Dice que su ‘propuesta’ es la construcción de ciudadanía activa, sin embargo y, a pesar de los nuevos colores, miente. Miente como lo hicieron todos los políticos antes que él y junto a él dentro del gobierno del MNR del cual fue vicepresidente.

Carlos de Mesa miente cuando dice que fue “invitado” por el FRI; como dije en anterior artículo, la sigla estuvo en mesa de negociación por unos cuantos miles de dólares, por lo tanto, también miente cuando dice que el FRI entendió y aceptó su ‘propuesta de gobierno’.

Miente cuando dice que está abierto a la negociación con activistas de agrupaciones ciudadanas porque en una negociación ambas partes ceden algo para llegar a un bien común y Carlos de Mesa parte de una premisa innegociable: el candidato presidenciable es él y, por lo tanto, suyo será el programa de gobierno; me pregunto: qué va a negociar? Asumo que negociará lo mismo de siempre, lo que los viejos partidos y viejos políticos siempre negocian: quién va de segundo (o de vice) y cómo se distribuyen las “pegas”; digo, quienes serán diputados, senadores y eventualmente; ministros, secretarios, directores y ésta distribución de cargos es directamente proporcional al aporte económico realizado por cada quién a la campaña.

Por todo lo expuesto, podemos inferir que las 25 ‘agrupaciones ciudadanas’ que firmaron un acuerdo con Mesa en el transcurso de esta semana, son sólo más de lo mismo; viejos políticos escondidos detrás de nuevas estructuras y/o nuevas máscaras.

En este punto no puedo dejar de hacer un paréntesis respecto al accionar de Mesa para recordar que el MAS vino a romper con esa tradición de peguismo y de ‘negociaciones’ en beneficio de unos cuantos en desmedro del país. El MAS siempre mantuvo su postura de NO negociar sus principios y jamás lo hizo. Eso sí es nuevo en la política nacional!

Por si le dio amnesia al señor de Mesa, en todos estos años de gobierno, el MAS nunca transó con ningún otro partido, siempre se mantuvo fiel a sus principios y propuestas hechas al pueblo boliviano en su conjunto. Las autoridades que quisieran el bien común, el vivir bien para su población, eran bien venidas y apoyadas, así fueran opositoras; un tema muy distinto es que siendo de oposición rechazaran aportes del nivel central, como cuando algunos alcaldes opositores rechazaron sus cheques que habían sido aprobados por el gobierno nacional para la realización de proyectos de desarrollo en el marco del proyecto ‘Bolivia cambia, Evo cumple’; esa ya fue decisión de cada alcalde y no pueden culpar a nuestro gobierno si después no pudieron cumplir con sus Programas Anuales.

Otro detalle nada pequeño, es que en el gobierno del MASse recuperó la dignidad del pueblo boliviano. Cuando nuestro presidente insistía, siendo todavía diputado, que se nacionalicen los recursos no renovables, el entonces presidente Carlos de Mesa, al igual que toda la élite gobernante hasta entonces, decía que eso era imposible, que nos lloverían las demandas y una serie de mentiras que mostraban un panorama muy oscuro si se le ocurriera a Bolivia erguir se y abandonar su larga posición de rodillas frente a otros países, levantar su frente y negociar de igual a igual.

Nuestro gobierno, el MAS lo hizo; recuperó para las y los bolivianos nuestra dignidad, ya no andamos con la mano extendida pidiendo ‘ayuda internacional’, recuperamos nuestras empresas estratégicas que el gobierno del MNR había expropiado o ‘capitalizado’ según su léxico. Contrariamente a los vaticinios de Carlos de Mesa, no nos llovieron las demandas ni los arbitrajes internacionales y, por el contrario, varios gobiernos nos condonaron viejas deudas.

Resulta que recuperando nuestra dignidad recuperamos la confianza de los demás países en nuestra capacidad de gobierno, y eso quien lo hizo fue el MAS, ningún otro gobierno lo había logrado.

Luego me pregunto: cómo puede Carlos de Mesa mentir sin siquiera sonrojarse y afirmar que él representa lo nuevo (??????), ante lo viejo (?????) representado, según él, por el MAS, cuando ni bien emite esa afirmación, lo siguiente que hace es ‘negociar’ al viejo estilo de siempre?

O sea, es nuevo pero su estilo es viejo? O es un viejo con un nuevo estilo? O será un nuevo viejo o un viejo nuevo? Estamos frente a un oxímoron o a un simple y llano cinismo?

Quién sabe, lo que sí sé es que tanto sus mentiras como sus ‘negociaciones’ son tan viejos como el tiempo!

Definitivamente Carlos de Mesa no representa nada nuevo bajo el sol!

Más publicaciones de José Percy Paredes Coimbra

Copyright © Hoybolivia.com Reservados. 2000- 2018
Optimizado para Resolución 1024 X 768 Internet Explorer 4.0, Netscape 4.0, Mozilla Firefox 2.0