PresentaciónTurísmoBlogshoybolivia | FacebookJuegosRSSYoutubeTwitterMóvil
Sábado 25 de mayo 2019 Contacto
InicioDestacadasEspecialesEspectáculosEconomíaPaísVenezuelaMundoDeportes
CuriosidadesEspectáculosArte y CulturaHoy EventosMujer

           
José Percy Paredes Coimbra

México


2019-04-24 - 20:21:48
A cuatro meses y días de ser posesionado como presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, AMLO – como lo llaman, está cumpliendo paso a paso sus promesas electorales. Les quitó a los ex presidentes sus pensiones, optó por volar en aviones comerciales en vez de usar el Boeing presidencial; convirtió la residencia de Los Pinos en un museo abierto al público; está dejando ir todo lo que él considera superfluo y ostentoso.

Es reconocido por su austeridad y por cumplir con su palabra; prometió transformar a México y lo está haciendo, aun cuando debe tomar decisiones polémicas. Despidió a un centenar de funcionarios públicos, considerados supernumerarios y que, probablemente, fueron contratados como ‘agradecimiento’ por participar en campañas, conseguir votos o simplemente por ser correligionarios activos de anteriores gobiernos. Esto significaba una carga económica elevada para el erario público y AMLO lo cortó de raíz.

Por otra parte, dentro de su visión social, López Obrador, aumentó los salarios mínimos y los duplicó en las ciudades de frontera, con el fin de motivar a la población mexicana a quedarse en su país y no migrar hacia el gigante del norte.

Asimismo, implementará en los siguientes meses, pensiones para los adultos mayores, becas de estudio para los estudiantes de preparatoria, asistencia financiera para las personas con discapacidad y, prácticas profesionales pagadas para los casi tres millones de jóvenes mexicanos que se encuentran sin empleo.

Una promesa fundamental durante su campaña, fue devolver a México la tranquilidad perdida por la formación de carteles de droga y sus guerras fratricidas; con este fin, obtuvo la aprobación del Congreso mexicano para la conformación de una Guardia Nacional, con un mando militar que estará a cargo de prevenir y combatir el delito de narcotráfico y actuará en todo el territorio mexicano.

La militarización de la lucha contra el narcotráfico y el crimen organizado, responde por un lado a los datos de corrupción de autoridades policiales y civiles y por otro a las cifras de muertos y desaparecidos por estas lacras. Desde el año 2006, en México han sido asesinadas más de 250.000 personas y han sido desaparecidas alrededor de 40.000.

Dentro del desarrollo económico y de políticas de fortalecimiento al turismo, AMLO quiere construir un ‘Tren Maya’ en la península de Yucatán, que recorrería lugares tanto emblemáticos de la cultura Maya como de rara belleza natural, reforzando así el turismo cultural que desborda en México.

Construirá también una refinería petrolera en el estado de Tabasco – región donde nació – y un tren en el Istmo, que competirá con el canal de Panamá en cuanto a ingresos.

Para lograr la hazaña de unificar a los estados de México, López Obrador nombró un delegado personal en cada uno de los 32 estados mexicanos que coordinarán plenamente acciones con las autoridades autónomas de estos estados, buscando controlar a los gobernadores todopoderosos que consideran a sus estados como feudos, como se ha visto en tantos casos funestos.

Las políticas implementadas por AMLO, en general, levantan polvareda y son cuestionadas por la oposición; que cuestiona, pero no propone. A nivel del pueblo, de los ciudadanos de a pie, López Obrador está muy bien situado y goza de mayor apoyo ahora, después de iniciar su mandato; lo que significa que las políticas que viene implementando, son respaldadas por la población.

Pretende eliminar el financiamiento de las organizaciones de la sociedad civil; lo que implicaría que los fondos para programas sociales que ya están en ejecución, como los dirigidos a las víctimas de violencia doméstica y las guarderías sean recortados y entregados directamente a los usuarios; esto está algo confuso y pendiente de mayor análisis por parte del ejecutivo para encontrar la mejor manera de controlar el flujo de estos recursos sin afectar negativamente a las y los beneficiarios de dichos programas.

El gobierno de López Obrador recién comienza, pero tiene grandes retos que resolver y uno de ellos es tener como vecino de al lado al gigante del norte que continúa con su idea fija de construir un muro de la vergüenza y que sea México quien lo pague. Asimismo, Trump endureció su política de frontera y los que sufren por la extrema violencia son las y los ciudadanos mexicanos y centro americanos que intentan cruzar esa frontera creyendo que del otro lado les esperan mejores días.

Lo que sí podemos celebrar es que, a pesar de que el gigante del norte haya hecho tantos esfuerzos por librarse de los gobiernos socialistas al sur del continente, se descuidó de su vecino de al lado, y ahora se tiene que bancar a un gobierno con tinte socialista, ahí, cara a cara!

Más publicaciones de José Percy Paredes Coimbra

Copyright © Hoybolivia.com Reservados. 2000- 2019
Optimizado para Resolución 1024 X 768 Internet Explorer 4.0, Netscape 4.0, Mozilla Firefox 2.0