PresentaciónTurísmoBlogshoybolivia | FacebookJuegosRSSYoutubeTwitterMóvil
Jueves 20 de junio 2019 Contacto
InicioDestacadasEspecialesEspectáculosEconomíaPaísVenezuelaMundoDeportes
CuriosidadesEspectáculosArte y CulturaHoy EventosMujer

           
Humberto Vacaflor Ganam

Demasiada confusión


2019-05-07 - 22:28:47
Los tentáculos del narcotráfico llegaron esta semana hasta el presidente de turno, además de un expresidente, lo que no sería muy grave si no fuera que ambos son candidatos

El general de policía Gonzalo Medina, acusado de haber condecorado a un masista que resultó ser un poderoso capo del narcotráfico, se defiende diciendo que fue abogado del presidente Evo Morales y del ministro Carlos Romero. Nada más ni nada menos.

Uno de sus pecados menores, que no llega a ser pecado, es haber comprado hace diez años un departamento que resultó ser de propiedad de los padres de Carlos Mesa, una pareja de honorables historiadores.
Si alguien dudaba que el narcotráfico tiene capacidad para destruirlo todo, ahora puede observar las pruebas para convencerse de que, si le dan tiempo, el narcotráfico destruirá también al país.

Está a punto de dejar a los bolivianos sin un candidato legítimo para las elecciones de octubre, y de uno ilegítimo, que quiere ser candidato a pesar de haber sido vetado por un referéndum.

La cosa llega más allá, pues Medina dice, con firmeza, que el actual comandante de la FELCN es un verdadero narcotraficante (Fuerza Especial de Lucha contra el Narcotráfico es el nombre completo).

Lo dice ante la fiscalía mientras asegura que toda esta historia, que incluye al narcotraficante masista al que él condecoró porque se codeaba con la plana mayor del gobierno, forma parte de una tramoya para evitar que él ascienda al grado de general, es decir al máximo peldaño del honor de un policía.

Aunque lo menos grave de esta historia es el caso del departamento vendido por la familia Mesa, el partido de gobierno lo usa como arma para afectar al candidato que, según las encuestas, podría ganar al cocalero.

Ese candidato rompió un largo silencio, tomó la palabra e hizo una enumeración muy corta de los lazos que unen al actual gobierno con el narcotráfico, cuando en realidad el electorado estaba esperando que hablara de su plan de gobierno.

La policía se está cayendo a pedazos en medio de este escándalo, los países vecinos han levantado barreras en las fronteras para evitar el ingreso de la droga boliviana, pero el narcotráfico se ha dado tiempo para embarrar las elecciones.

El narcotráfico lo ha copado todo en Bolivia.

Vacaflor.obolog.com

Más publicaciones de Humberto Vacaflor Ganam

Copyright © Hoybolivia.com Reservados. 2000- 2019
Optimizado para Resolución 1024 X 768 Internet Explorer 4.0, Netscape 4.0, Mozilla Firefox 2.0