PresentaciónTurísmoBlogshoybolivia | FacebookJuegosRSSYoutubeTwitterMóvil
Jueves 22 de noviembre 2018 Contacto
InicioDestacadasEspecialesEspectáculosEconomíaPaísMundoDeportesCuriosidades
CuriosidadesEspectáculosArte y CulturaHoy EventosMujer

           
Wilfredo Rojo Parada

Sector privado entre empresas estatales e informalidad


2018-09-17 - 18:04:49
El sector privado boliviano se encuentra entrampado entre un modelo económico que crea empresas estatales, y la informalidad; ambos, en una competencia desleal que está originando el achicamiento del ramo privado empresarial. Este tipo de política del gobierno actual tiende a incrementarse, máxime con el anuncio del Vicepresidente del Estado en su discurso del 6 de Agosto, en que anunció un denominado “pentágono productivo”, con 5 ejes: hidrocarburos, litio, energías, economía digital, y energía nuclear. El paquete, obviamente, involucra la creación de más empresas públicas, lo cual va en desmedro de la iniciativa privada.

El BCB financia a las estatales

De acuerdo a la Memoria-2017 del BCB, la deuda de las empresas públicas asciende a 43.132 millones de bolivianos (6.270 millones de dólares), cuyo financiamiento fue hecho a tasas de interés menor al 1%, y a hasta 30 años plazo para la recuperación del capital. Eso evidencia la poca eficiencia y ninguna transparencia en una saludable conducción de las estatales; además de que sus recursos humanos no tienen las mismas cargas sociales que el sector privado.

“Crecidos y repetidos fracasos”

De acuerdo a un análisis del CEDLA, 11 de las empresas creadas por la Administración de Morales Ayma registraron pérdidas económicas por casi 2.000 millones de bolivianos.“Los resultados que nos muestran las empresas analizadas, dan la razón a los prejuicios sobre la existencia de las empresas públicas, pues muestran crecidos y repetidos fracasos”, apunta el informe.

Economía e ideología

La economía en Bolivia es manejada de acuerdo a una ideología política, con una influencia de cerca al 60% de la actividad económica, y con alrededor de 36 empresas creadas por el Estado, que va desde las telecomunicaciones hasta los supermercados y el sistema de renta jubilatorio. El modelo es el mismo que en 1983 condujo a Bolivia a la hiperinflación. Habría que recordar lo que significó para el país ese momento.

La Curva de Rahn

El economista estadounidense Richard W. Rahn, conocido por desarrollar la Curva de Rahn, cruza el peso del Estado con el ritmo de crecimiento económico, que “debería mantener el gasto público por debajo del 25% del PIB”; caso contrario, el efecto multiplicador sobre la economía es nulo.

La informalidad

De otro lado, el empresariado boliviano se debate ante la informalidad, que según el BID se aproxima al 63.5 por ciento de la economía (para nosotros un 70%, donde existe un empleo disfrazado, por el subempleo que hay dentro de la informalidad. El gobierno no ha tenido la capacidad de incentivar la creación de más empresas en el ámbito privado; masal contrario, ha incrementado la informalidad, con los efectos negativos para la generación de fuentes de trabajo de calidad, tomando en cuenta que la actividad informal no paga los mismos salarios que el sector privado formal.

Futuro de la empresa privada

Si se sigue en este camino, el sector privado va a quedar reducido a pequeñas unidades empresariales, que no van a pasar de medianas, no podrán crecer ni subsistir, tenderán a ser pequeñas. Esto frena el horizonte a la iniciativa empresarial para la inversión.

Con acertada visión, el filósofo José Ortega y Gasset en su libro “La rebelión de las masas” (1929), sostiene que “parte de la declinación de Europa se debe al crecimiento desmesurado del Estado que, en sus asfixiantes mallas burocráticas e intervencionistas, ha `yogulado´ las iniciativas y la creatividad de los ciudadanos”.

Los bolivianos debemos tomar conciencia de que la economía centralizada nos hace dependientes del sector público y de los gobiernos, lo cual se presta al favoritismo, corrupción. Sentada la duda, deberíamos reflexionar y debatir, incluyendo los tomadores de decisión del sector público,que podamos entender que vamos hacia un pozo ciego que no ayudará a desarrollar al país para un mejor bienestar de los bolivianos.

(*) Empresario

Más publicaciones de Wilfredo Rojo Parada

Copyright © Hoybolivia.com Reservados. 2000- 2018
Optimizado para Resolución 1024 X 768 Internet Explorer 4.0, Netscape 4.0, Mozilla Firefox 2.0