PresentaciónTurísmoBlogshoybolivia | FacebookJuegosRSSYoutubeTwitterMóvil
Miércoles 16 de agosto 2017 Contacto
         

Hay calma en Achacachi, sigue la crisis política


17/02/2017 - 06:12:27
PAGINA SIETE.- Después de dos días de violencia y enfrentamientos, Achacachi intentaba ayer retomar sus actividades tras los ataques vandálicos que sufrieron sus habitantes de parte de más de 1.500 “ponchos rojos” de la comunidad de Warisata y de dirigentes vecinales.

El Gobierno declaró que la movilización contra el alcalde Edgar Ramos tenía afanes golpistas.

Según datos brindados en Achacachi, la irrupción violenta del grupo de choque del alcalde de esa ciudad, Edgar Ramos, cuestionado por no brindar su informe de gestión, el saqueo y destrozos que protagonizaron los “ponchos rojos” dejaron como saldo alrededor de 100 viviendas dañadas, dos vehículos quemados y casi una decena de personas heridas.

Calmadas las aguas, el ministro de Gobierno, Carlos Romero, reiteró que los hechos delincuenciales tienen un trasfondo político e incluso relacionó de manera directa al partido Soberanía y Libertad (Sol.Bo), pero fue un poco más allá de que la movilización de los habitantes de Achacachi “tiene una connotación golpista”.

“Es un hecho político, tiene una connotación golpista, nosotros desde todo punto de vista la censuramos porque la Constitución Política del Estado (CPE) ha definido mecanismos institucionales. Si alguien está disconforme con la gestión de una autoridad, tiene los mecanismos para observarlo, para esperar los tiempos, para tramitar una revocatoria de mandato”, sostuvo.

Acotó que otro componente que llama poderosamente la atención es la quema de la casa del Alcalde (Edgar Ramos) y un vehículo, además de provocar daños contra personas, propiedades públicas e institucionales, por un lado, y, por otro, tener la respuesta similar de la parte agredida, hechos que tienen que ser investigados.

“Hemos tenido comunicación con los líderes de Achacachi para explicarles de que el tema tenía que pasar a otra instancia que es la judicial porque nadie puede hacer justicia por propia mano”.

A su vez, el fiscal general del Estado, Ramiro Guerrero, informó que se logró identificar a los presuntos instigadores y responsables de los hechos de violencia que se dieron en Achacachi, entre ellos los intelectuales y los autores materiales.

Explicó que debido a los daños causados, a los saqueos, entre otros, el Ministerio Público abrió un proceso por los delitos de robo agravado y daños al patrimonio del Estado.

Con el objetivo de no entorpecer el proceso de pacificación, la Fiscalía no emitió órdenes de aprehensión ni convocatorias contra los presuntos responsables debido a que se quiere mantener la tranquilidad en el sector.

“Nuestros fiscales ya han identificado quiénes son los instigadores de esa situación, los autores intelectuales, materiales de estos hechos, entonces ya está avanzando esta investigación”.



CUATRO POLICÍAS HERIDOS

En el violento enfrentamiento entre comunarios y vecinos que se registró en el municipio de Achacachi, cuatro periodistas que cubrían el hecho fueron agredidos y en algunos casos sufrieron el robo de sus herramientas de trabajo. La Asociación Nacional de la Prensa de Bolivia (ANP) y la Asociación de Periodistas de La Paz (APLP) condenaron las acciones violentas y pidieron respeto a la labor periodística.

Edwin Huanca, periodista de la radio Jacha Omasuyo de Achacachi, relató el tenso momento que vivió cuando su medio fue rodeado por personas con petardos que intentaban “saquear”. Contó que logró escapar junto a otro compañero de trabajo, pero sus equipos fueron destrozados. “Cuando miré hacía la ventana, ya había un grupo de gente con petardos y no podía salir.

Lo único que hemos hecho es asegurar las puertas y la cabina de radio con doble candado. Hemos agarrado una motocicleta y huimos a toda velocidad. En minutos han acabado con todo. Me contaron que habían quemado todos los equipos, ellos estaban armados con combos y otras herramientas, listos para entrar a la radio”, dijo.

La ministra de Comunicación, Gisela López, lamentó el hecho y se solidarizó con Huanca. La periodista Ana Apaza y el fotógrafo Álvaro Valero, ambos de Página Siete, recibieron patadas y fueron golpeados con palos mientras hacían la cobertura.

Noticias Recientes de Destacadas

Debido a que nuestra sección comentarios es de libre expresión y sin restricciones y por las implicaciones que conlleva el artículo 16 de la Ley contra el racismo nos vemos obligados eliminar este canal de opinión de nuestros lectores

Artículo 16.(Medios masivos de comunicación)
El medio de comunicación que autorizare y publicare ideas racistas y discriminatorias será pasible de sanciones económicas y de suspensión de licencia de funcionamiento, sujeto a reglamentación".








Copyright © Hoybolivia.com Reservados. 2000- 2017
Optimizado para Resolución 1024 X 768 Internet Explorer 4.0, Netscape 4.0, Mozilla Firefox 2.0