PresentaciónTurísmoBlogshoybolivia | FacebookJuegosRSSYoutubeTwitterMóvil
Sábado 23 de septiembre 2017 Contacto
         

Barba Blanca, un pueblo sepultado por el lodo: Perú


20/03/2017 - 11:21:56
La República.- Lo que hace unos días eran chacras fructíferas donde abundaban chirimoyas y paltas, corrían las gallinas y los cuyes, ahora se ha convertido en un pueblo fantasma, espeluznante y en silencio. No se ve hierba, solo lodo y piedras.

Sin duda, la madre naturaleza no ha tenido piedad y se presentó con su rostro más terrorífico, pues aún se oye cómo las corrientes de agua acechan con fuerza el poblado de Barba Blanca, en el distrito de Callahuanca, Huarochirí que está a punto de borrarse del mapa del Perú.

Se puede observar una que otra área verde y a Dios gracias ver con vida a sus 150 pobladores que se la pasan orando día y noche para que tenga piedad y cesen los desastres naturales en el país.

Para colmo de males la hidroeléctrica Edegel, ubicada en la parte central de esta localidad, ha dejado de funcionar por la inclemencia de la naturaleza. Las lluvias y huaicos han causando destrozos descomunales.

Estuvimos en el lugar y notamos que el pueblo está olvidado por completo. Los pobladores, tomando sus precauciones, se refugiaron en la parte alta del cerro donde están acampando y otros se fueron a Chosica, desde el miércoles en la noche. Pocos han decidido volver, porque no desean ser testigos de las ruinas en que han quedado sus hogares. Dar dos pasos seguidos sobre sus suelos es imposible. El lodo hace que a la mínima pisada tus pies se hundan hasta las pantorrillas. Es como caminar por un pantano. Además, las grandes piedras y los charcos de agua impiden aún más seguir en marcha.
Lo perdieron todo

Barba Blanca se fundó hace 75 años. El tiempo que tiene en este mundo María Lázaro Castillo, una anciana que lo perdió todo. Su casa quedó destruida, en ruinas, pues solo se puede divisar unas maderas húmedas y rotas con una pequeña cocina inservible.

Doña María agarra su rosario, pero igual no deja de llorar. Luego se agarra la cabeza y mira al cielo en busca de respuestas. El lugar que la vio nacer, prácticamente ya no existe.

“El miércoles yo regresé de mi trabajo en la Municipalidad de Chosica (se desempeñaba en el área de limpieza) y de un momento a otro observé una nube negra y comenzó a llover. Luego todo fue una pesadilla. Siento que la naturaleza me ha arrebatado mi vida”, señaló.

Pero este no es el único relato. Son incontables. Uno más desagarrador que otro. Como el de Andrés Altamirano Caipe de 50 años, cuya vida cambió en un abrir y cerrar de ojos.

Su casa se derrumbó y su pequeña chacra solo ha quedado en el recuerdo. Una foto a color y nada más. El trabajo que le permitía sostener a sus padres, tías y sobrinas, la crianza de cuyes y gallinas para luego venderlas, ya no existe porque sus animales fueron arrasados por las fuertes corrientes de agua..

“Un día entero no probé ni un sorbo de agua. Solo he podido comer galletas, porque no hay otra cosa. Los que vivían conmigo han tenido que evacuar, irse a la casa de un familiar. A pesar de que todo lo hemos perdido, yo sigo durmiendo aquí porque no me resigno a irme de Barba Blanca. Nuestras vidas han quedado a la deriva”, declaró un golpeado Andrés, quien sigue vestido como escapó de la tragedia, con una gorra, polo, short y sandalias. Lamentablemente, nada más pudo rescatar.

Pero cuando parecía que todo andaba perdido, la ayuda llegó a través de los bomberos y Defensa Civil. Además, el ministro de Energía y Minas, Gonzalo Tamayo Flores, pudo llegar a la zona con la ayuda de un helicóptero de la Fuerza Aérea, donde se rescató al menos 25 personas que se encontraban aisladas. Ayer mismo se estableció un puente aéreo entre el centro poblado de Barba Blanca y Callahuanca para atender a población afectada y entregarle víveres y agua.
Chosica sigue golpeado

Recorrer las calles de Chosica es observar a sus habitantes con mascarilla. El olor hediondo producto del agua empozada y lodo es imposible de resistir. Y al igual que tantos pueblos la crisis es cada vez peor. La furia del rio Rímac hizo que se genere el derrumbe de seis viviendas en el asentamiento humano Cañaveral, hecho que tuvo repercusión en la localidad que lleva el nombre del alcalde de Chosica, Luis Bueno Quino. Ambos lugares fueron separados por la fuerza del agua, que también destruyó el riel del tren, provocando el derrumbe de un auto y un ómnibus, además de poner en peligro el puente Caracol, que une a la Universidad La Cantuta y la Carretera Central.

El asentamiento humano Burga Saldaña o también conocido como "Módulos de Saldaña", quedó al borde de ser devorado por la furia de la naturaleza, por lo que muchos decidieron irse. Sin embargo, algunas familias se quedaron ahí a pernoctar, pero bajo la intemperie. Hoy en día esta zona se ha convertido en un espacio lleno de carpas, así como de muebles y ventiladores cubiertos con telas.

Este pueblo recibió ayuda de un grupo evangélico que llevó desayuno, almuerzo y cena para los lugareños; al igual que Defensa Civil, que trajo baños portátiles y carpas.

Es sábado y una que otra voz de protesta se hace escuchar, como la del anciano de 70 años Jesús Martínez, quien sufre de insuficiencia renal.

"Me duelen los huesos y tengo que dormir en un mueble que un familiar me ofrece. No me quieren dar una carpa. Duermo con el miedo que en una noche el agua derrumbe la pared de mi casa".

Elena Salazar, quien tiene la misma edad que Jesús Martínez, tampoco puede regresar a su casa porque el agua se encargó de derrumbar todo.

"Hablé con el alcalde de Chosica y me trató muy mal. Esta es la segunda tragedía de mi vida. Primero tuve que huir del terrorismo de mi pueblo, ceja de Selva de Yaupi. Ahora esto. La vida a veces es injusta", sentenció una triste Elena.

Testimonios desgarradores de pobladores que lo perdieron todo, menos la esperanza. Es evidente que son de esos peruanos que resultan indomables ante la adversidad.

Noticias Recientes de Mundo

Debido a que nuestra sección comentarios es de libre expresión y sin restricciones y por las implicaciones que conlleva el artículo 16 de la Ley contra el racismo nos vemos obligados eliminar este canal de opinión de nuestros lectores

Artículo 16.(Medios masivos de comunicación)
El medio de comunicación que autorizare y publicare ideas racistas y discriminatorias será pasible de sanciones económicas y de suspensión de licencia de funcionamiento, sujeto a reglamentación".


Copyright © Hoybolivia.com Reservados. 2000- 2017
Optimizado para Resolución 1024 X 768 Internet Explorer 4.0, Netscape 4.0, Mozilla Firefox 2.0