PresentaciónTurísmoBlogshoybolivia | FacebookJuegosRSSYoutubeTwitterMóvil
Sábado 18 de noviembre 2017 Contacto
         

¿Por qué la comida italiana es tan maravillosa? Aquí te damos algunas razones


24/10/2017 - 15:31:19
Infobae.- La ciudad de Nueva York, el lugar donde nací, está rodeada por vecindarios italianos. Solo tienes que ir a Staten Island, Bronx, Long Island o Nueva Jersey. Ahí te darás cuenta de que cualquier vecindario está lleno de tiendas y restaurantes de aspecto poco atractivo pero con una fantástica oferta culinaria.

A diferencia de otros enclaves, donde se desarrollan grandes restaurantes y mercados a medida que van creciendo, los italianos no necesitan buscar buena comida como una forma de expresar que han llegado, financiera y socialmente. Los italianos ya están allí. Y al ser gente alegre y amable, están dispuestos a invitarnos al resto de nosotros.

Aprecié estas características mientras paseaba por Italia en mis últimas vacaciones. Me fascinaba la facilidad con la que uno podía comprar una pizza decente. No soy el único estadounidense que se dio cuenta que todo sabe mejor en Italia y no, no es solo porque estás de vacaciones y rodeado de edificios antiguos. La calidad del producto en Italia es, de hecho, mucho mejor, porque los italianos exigen que sea mejor. Y, al tener, en sus manos, mejores ingredientes, los preparan con el cuidado que merecen sus tesoros.

No está del todo claro por qué los italianos tienen una variedad tan asombrosa de exquisitos platos regionales, ni por qué no se han rendido ante la llegada de los modernos productos gastronómicos procesados. Podemos suponer que el Imperio Romano probablemente tuvo algo que ver con eso. Los imperios facilitan el comercio de alimentos exóticos, y los ricos magnates imperiales emplean chefs que dedican considerable ingenio a encontrar los mejores usos de esos ingredientes. Se podría decir que el libro de cocina más antiguo del mundo data del Imperio Romano, y es razonable suponer que incluso después de que ese imperio se derrumbara, su influencia culinaria permaneció entre la ciudadanía (aunque vale la pena señalar que la cocina italiana tal y como la conocemos hoy en día evolucionó con la llegada de alimentos del Nuevo Mundo como los tomates).

Una larga temporada de crecimiento también ayuda al desarrollo. Existen muchas variaciones en la carne, el pescado, los huevos o los derivados de la leche (las especialidades locales más interesantes y atractivas tienden a ser quesos o algún tipo de alcohol).


Irónicamente, la tenacidad y la abundancia de la cultura alimentaria italiana también pueden ser atribuibles, en parte, a la intensa lucha regional que siguió al Imperio Romano y a la pobreza durante el declive de Italia en su época renacentista. Como señaló Tyler Cowen en su maravilloso libro, An Economist Gets Lunch, en aquellos lugares que se industrializaron de forma temprana precedieron a las innovaciones tecnológicas y logísticas que nos facilitaron obtener productos decentes durante todo el año. En esos lugares, las personas hambrientas y relativamente pobres desarrollaban un gusto, o al menos una tolerancia, por los alimentos procesados, que se volvían más apetecibles gracias a las grasas. Luego vino la televisión, lo que favoreció la entrada de comidas que se podían comer con una sola mano, mientras se miraba la pantalla. Las mujeres hacían su incursión en la fuerza de trabajo y favorecían los productos que se pudieran reparar rápidamente.


Los italianos se aferraron a una cultura culinaria que apreciaba el cuidado y el gusto por la eficiencia y la capacidad de soportar un duro proceso de envío.

Todas estas cosas podrían dar una respuesta a la pregunta de por qué, después de casi un siglo de inmigración italiana, los italoamericanos todavía están notablemente mejor alimentados que, digamos, sus contrapartes de origen irlandés.

Los antropólogos ya lo dicen: la cultura es un misterio, es difícil de describir, difícil de destruir e imposible de crear.

Noticias Recientes de Especiales

Debido a que nuestra sección comentarios es de libre expresión y sin restricciones y por las implicaciones que conlleva el artículo 16 de la Ley contra el racismo nos vemos obligados eliminar este canal de opinión de nuestros lectores

Artículo 16.(Medios masivos de comunicación)
El medio de comunicación que autorizare y publicare ideas racistas y discriminatorias será pasible de sanciones económicas y de suspensión de licencia de funcionamiento, sujeto a reglamentación".


Copyright © Hoybolivia.com Reservados. 2000- 2017
Optimizado para Resolución 1024 X 768 Internet Explorer 4.0, Netscape 4.0, Mozilla Firefox 2.0