PresentaciónTurísmoBlogshoybolivia | FacebookJuegosRSSYoutubeTwitterMóvil
Miércoles 23 de mayo 2018 Contacto
         

El trabajo hormiga llegó con fuerza al área rural


31/01/2018 - 07:52:25
El País.- El negocio piramidal se extendió en una amplia red de nunca acabar, el trabajo “hormiga” se hizo y se continua haciendo. Los puntos fuertes ya no son las ciudades sino el área rural y algunos pueblos ubicados en lo más recóndito del territorio boliviano, donde la credulidad de la gente es una gran aliada para captar más miembros.

“Sino podemos cobrar a quien nos ha inscrito a nosotros, el señor Llanos, podemos quemarlo a él y a su casa”, manifiestan los pobladores Huancarani Alto, comunidad perteneciente al municipio de Incahuasi de la provincia Nor Cinti del departamento de Chuquisaca, donde residen más de 100 familias.
Las amenazas son serias, pues en esta región muchos de los comunarios se mantienen apegados a usos y costumbres. El enojo parece proporcional, ya que algunos tuvieron que vender su ganado, su tractor, su movilidad o por último pidieron un préstamo del banco para invertirlo en un negocio que les generaría grandes intereses mientras se “echaban en su cama sin hacer nada”, o al menos eso decía el discurso de enganche de los líderes que se trasladaron hasta esas zonas.
Esta promesa fue cumplida al principio, los inscritos sentían haberse ganado la lotería y en poco tiempo vieron de vuelta su dinero (la mayoría únicamente en el sistema). Se les sugirió volver a invertirlo, y así lo hicieron, pero esta vez la cobranza sería más complicada. Les condicionaron a abrir su cuenta en un banco de la ciudad de Tarija y también depositar el dinero a otras cuentas de Santa Cruz. Además sólo con una tarjeta de crédito era posible cobrar los intereses.
Quienes llegaron hasta esa y otras zonas alejadas fueron los mismos “empresarios” tarijeños. Pasó el tiempo y poco a poco las reuniones dejaron de realizarse, los líderes llegaban al centro de eventos con menor frecuencia y los inscritos empezaron a desesperarse y a exigir el reintegro de su dinero.
“Yo no he inscrito a ni uno, nadie quiere. Yo entré con 2.800 bolivianos. De dos semanas tenía que llegar (el líder), harta gente lo está esperando y ni un boliviano ha pagado todavía”, cuenta el señor Rafael, quien toma el sol en una fría mañana de domingo, afuera de su casa hecha de adobe y paja.
En la comunidad de Iscayachi, municipio El Puente del departamento de Tarija, donde habitan unas 1.500 personas, además del negocio de los diamantes, llegó Seven Oportunity.
Tras reiterados golpecillos en una puerta de madera sale Gerardo, un joven de no más de 20 años de edad, a quien los comunarios apuntan como uno de los principales líderes del negocio de oro.
“He visto buenos beneficios pero no dura, se ha perdido así como otras empresas como Bitcoin. Como aquí el tema económico es bajo, por eso nosotros buscamos sobresalir. Nos han dicho que están haciendo mantenimiento, que están haciendo otras cosas pero se ha perdido”, relata avergonzado y con cierto temor.
Otra de las inscritas que responde a las iniciales E.P. manifiesta que quiso hacer su denuncia en la jurisdicción del municipio de San Lorenzo, sin embargo sus patrocinadores le dijeron que espere un poco más, porque las personas que la inscribieron volverán.
“Esa es una mentira nada más –lamenta. Parece que son cadenas con gente de otro departamento, de Potosí, de Sucre, Tarija. No me ha ido bien. La inversión era voluntaria, según lo que uno quería: 2.000 bolivianos, 450 dólares. Habían montos bajitos y altos, hasta 35 mil dólares para invertir (en Pay Diamond)”.
Otro de los municipios en donde aún está vigente el negocio de los diamantes es en Entre Ríos (Tarija). Sin embargo, la gente se muestra renuente a opinar y evade el tema. Antes de comentar su experiencia, a pesar de que le esté yendo bien, prefiere apuntar a otra persona, y así la cadena se amplía como una espiral infinita.
Quienes están en el negocio lo niegan, está claro que conocen las advertencias del Servicio de Impuestos Nacionales (SIN) y la Autoridad de Supervisión al Sistema Financiero (ASFI), pero ya están dentro de la pirámide y si lo dejan significará una pérdida de dinero y la imposibilidad de recuperar su inversión. Es así que el negocio continúa.

¿Por qué llegan a las
comunidades más alejadas?
“Simple, en esos lugares con suerte llega alguna frecuencia radial, la gente no se entera de las campañas de información que dicen que estas empresas son una estafa”, cuenta Sandra (nombre ficticio), a quien la convencieron de ingresar a Pay Diamond, pero nunca vio las ganancias, solo logró recuperar parte de su inversión.

¿Cómo la convencieron para ser parte de la empresa de diamantes?
“A mí me han perseguido por dos meses, yo no quería, mis hijos también me decían: no entres, es estafa. Pero la que me ha invitado me ha dicho que me iba a prestar la mitad del dinero (200 dólares) y yo iba a tener las ganancias. Pero al final ellos nomás se lo han sacado la plata del sistema, apenas he recuperado algo de lo que he puesto de mi bolsillo”, continúa Sandra.
¿Recibía capacitación para reclutar gente?
“Sí, las capacitaciones eran a las cinco de la mañana en un salón de La Loma. Íbamos varios, después teníamos que salir con volantes para dar a la gente o invitar a nuestros familiares. Mucha gente de aquí ha ido a comunidades lejanas, incluso a Malliri, eso ni siquiera está en Tarija, de ahí volvían con mucha plata en efectivo”, termina su relato.

¿Qué dice
la ley de los
negocios piramidales?

La Ley Nº 393 de Servicios Financieros tipifica como delitos financieros la intermediación financiera ilegal, el uso indebido de influencias para la otorgación de crédito, la apropiación indebida de fondos financieros, el forjamiento de resultados financieros ilícitos, la falsificación de documentación contable y difusión de información financiera falsa, no encontrándose tipificada como delito la “estafa piramidal”, por lo cual el procesamiento de la misma debe ser atendida bajo la figura legal que corresponda por la Fiscalía Departamental.
Es por ello que el Ministerio Público califica a este tipo de modalidad piramidal o multinivel como “estafa agravada”.

Noticias Recientes de Economía

Debido a que nuestra sección comentarios es de libre expresión y sin restricciones y por las implicaciones que conlleva el artículo 16 de la Ley contra el racismo nos vemos obligados eliminar este canal de opinión de nuestros lectores

Artículo 16.(Medios masivos de comunicación)
El medio de comunicación que autorizare y publicare ideas racistas y discriminatorias será pasible de sanciones económicas y de suspensión de licencia de funcionamiento, sujeto a reglamentación".




Copyright © Hoybolivia.com Reservados. 2000- 2018
Optimizado para Resolución 1024 X 768 Internet Explorer 4.0, Netscape 4.0, Mozilla Firefox 2.0