Martes 23 de octubre 2018 Contacto

El enfoque sectorial debe estar en la exploración de los hidrocarburos




04/02/2018 - 10:22:25
Opinión.- El sector boliviano de hidrocarburos enfrenta permanentes desafíos planteados por el mercado internacional y el Gobierno nacional, a los que responde con dinamismo, según la presidenta de la Cámara Boliviana de Hidrocarburos y Energía (CBHE), Claudia Cronenbold Harnés.

Actualmente, hay expectativa por los proyectos de exploración anunciados para mejorar las reservas y por el proceso de industrialización del gas que comienza a implementarse con la producción de urea y otros productos.

“Este y los otros proyectos deben hacerse sostenibles, asegurando mercados para los próximos años y para la plenitud de la capacidad de producción de las plantas”, afirma Cronenbold.

Además, advierte que la industrialización es una tarea que conlleva mayor complejidad y riesgos en el manejo de proyectos, ya que son nuevos emprendimientos.

De estos y otros temas relacionados al sector conversamos con la ingeniera industrial y presidenta de la CBHE.

PREGUNTA: ¿Cómo evalúa el ingreso de la gasolina Ron91 en el mercado nacional?

RESPUESTA: Es una opción más para el mercado, lo cual es positivo dadas las calidades y la cantidad de vehículos que circulan en el país.

P.: ¿Esa medida puede ser considerada como un paso para reducir la subvención de los hidrocarburos en el país?

R.: Es una medida para ampliar la oferta de gasolinas. Según las autoridades, esto no elimina la comercialización de los otros combustibles.

P.: ¿Cómo evalúa el año 2017 para el sector de hidrocarburos del país?

R.: En la evolución de Bolivia podemos partir por un hecho positivo, donde el país ha tenido el mejor crecimiento económico de la región y que, a pesar de haber disminuido su ritmo (en 2016 y 2017), este continúa siendo positivo.

En lo relacionado al precio de las materias primas compartimos el escenario global y estamos expectantes de ver si esta estabilización del petróleo va a mantenerse en ese rango. Los resultados de las negociaciones de la OPEP serán muy importantes para que los precios puedan seguir aumentando.

En cuanto a la ejecución de proyectos ha sido un año con muchos desafíos. Hubo cambios importantes en la normativa y se ha trabajado intensamente en darle dinamismo al sector y, al mismo tiempo, optimizar y controlar los costos. Se espera que puedan entrar los proyectos de exploración anunciados por el Gobierno.

P.: ¿Cuáles son los índices de producción de hidrocarburos?

R.: Los números oficiales sobre diferentes aspectos sectoriales están en proceso de consolidación y no han sido comunicados oficialmente, pero podemos ver que la producción de gas, que comenzó el año 2017 con una variación hacia abajo en demanda, en el promedio anual ha quedado en una media diaria de 53 millones de metros cúbicos, levemente menor a 2016. Asimismo, la inversión en 2017 fue de 959 millones de dólares, según lo informado por las autoridades el 22 de enero.

P.: ¿Cuáles son los proyectos más importantes de su sector?

R.: Actualmente, el enfoque sectorial debe estar en la exploración. En ese marco, desde hace unos meses se vienen negociando contratos exploratorios para nuevas áreas que tienen potencial de reservas. Algunos de ellos fueron anunciados en el Foro de Países Exportadores como Boyuy, San Telmo y Astillero y adicionalmente se perforarán Azero y Huacareta, dentro de los 19 acuerdos firmados, los cuales son prospectos potenciales que el proceso exploratorio y de perforación los podrá confirmar o no.

P.: ¿Cómo está la relación de las empresas hidrocarburíferas con la estatal petrolera YPFB y el Gobierno?

R.: Existe una relación cordial y de coordinación en todas las tareas e instancias que corresponden, legal y contractualmente.

P.: El Vicepresidente dijo que el potencial gasífero del país está garantizado hasta 2040. ¿Considera que es así?

R.: El potencial existe; es necesario invertir para convertirlo en reservas y posteriormente en producción.

P.: ¿La producción de gas y petróleo responde a la demanda nacional e internacional?

R.: Bolivia es mayormente productor de gas natural y con prioridad se atiende el mercado interno, luego los mercados de exportación.

En 2017 se destinaron, en promedio, estos volúmenes de gas natural: 13.15 millones de metros cúbicos diarios para el mercado interno, 23.73 para Brasil y 17.8 para Argentina.

En hidrocarburos líquidos el país importa lo que por las especificaciones de nuestro petróleo no es suficiente para producir y abastecer el mercado interno. Es decir, se importa alrededor del 5 por ciento de gasolina y cerca de 50 por ciento del diésel que consume el país, para lo cual el Estado destina un monto del presupuesto para la subvención, que se estima esté en torno a los 300 millones de dólares, en 2018.

Es importante mencionar que está en marcha el proyecto de producción de etanol, un combustible en base a caña de azúcar, el cual esperamos tenga resultados tangibles en esta gestión, mismo que busca disminuir la importación de gasolina y, por lo tanto, limitar la subvención de este energético.

P.: En cuanto a la industrialización de los hidrocarburos, ¿cuál es el avance?

R.: Se ha comenzado la producción, comercialización y exportación de urea. Es un paso que busca generar valor agregado al gas natural, mismo que debe considerar desde los precios de explotación hasta el consumidor final.

Lo importante de este y los otros proyectos de industrialización es que deben hacerse sostenibles, asegurando mercados para los próximos años y para la plenitud de la capacidad de producción de las plantas.

Por otro lado, la industrialización incrementa la complejidad y los riesgos en el manejo de proyectos, ya que son nuevos emprendimientos no conocidos para el país.

En ese aspecto, es necesario tener un alto nivel de preparación para atender todos los elementos que estos proyectos demandan, como ser la fluctuación de precios, las características comerciales de los mercados y los asuntos técnicos de las plantas. Todo ello para lograr capturar el valor adicional o valor agregado de la materia prima.

300 Millones de dólares

de subvención

En 2017 se destinaron, en promedio, estos volúmenes de gas natural: 13.15 millones de metros cúbicos diarios para el mercado interno, 23.73 para Brasil y 17.8 para Argentina.

En hidrocarburos líquidos el país importa lo que por las especificaciones de nuestro petróleo no es suficiente para producir y abastecer el mercado interno. Es decir, se importa alrededor del 5 por ciento de gasolina y cerca de 50 por ciento del diésel que consume el país, para lo cual el Estado destina un monto del presupuesto para la subvención, que se estima esté en torno a los 300 millones de dólares, en 2018.

Reservas

El potencial (gasífero) existe en el país; es necesario invertir para convertirlo en reservas y posteriormente en producción.

Noticias Recientes de Economía

Debido a que nuestra sección comentarios es de libre expresión y sin restricciones y por las implicaciones que conlleva el artículo 16 de la Ley contra el racismo nos vemos obligados eliminar este canal de opinión de nuestros lectores

Artículo 16.(Medios masivos de comunicación)
El medio de comunicación que autorizare y publicare ideas racistas y discriminatorias será pasible de sanciones económicas y de suspensión de licencia de funcionamiento, sujeto a reglamentación".

Copyright © Hoybolivia.com Reservados. 2000- 2018
Optimizado para Resolución 1024 X 768 Internet Explorer 4.0, Netscape 4.0, Mozilla Firefox 2.0