Sábado 17 de noviembre 2018 Contacto

Revelan coimas para firmar Tratado de 1904




20/10/2018 - 07:53:53
Correo del Sur.- Coimas, insultos y amagos de irse a los puños caracterizaron los debates previos a la aprobación y la firma del acuerdo de 1884 y del Tratado de Paz de 1904, entre Bolivia y Chile, documentos que determinaron el enclaustramiento marítimo boliviano. Según cuatro cartas dirigidas a su partido el 7, 8, 9 y el 13 de febrero de 1905 (Partido, Liberal Independiente) y enviadas por el diputado cochabambino (Sacaba), Natalio Araujo; "la mayoría Montista decidió, después de recibir coimas, vender el Litoral a Chile".

Las notas epistolares a las que accedió el portal Urgentebo en la biblioteca del senado de Estados Unidos en Washington ponen en evidencia el entreguismo de ciertos parlamentarios bolivianos para perjuicio del país.

En la primera nota con fecha 7 de febrero de 1905, el diputado Araujo asegura que "días previos a la aprobación del Tratado de Paz del 20 de octubre 1904, aprobado por cierta mayoría, y que tenía casi la misma base del acuerdo de paz de 1884, "había unidad para desaprobarlo, pero Montes (entonces Presidente de Bolivia) llamó a reuniones secretas y a puertas cerradas a sus correligionarios".

Araujo dice que en varias ocasiones los increpa y cuestiona "¿Por qué se reúnen los liberales a espaldas del pueblo y no en el pleno de legislativo? "Pero el propio Montes se rió en mi cara en dos ocasiones", describe el cochabambino. Al final, el parlamentario de Sacaba concluye que "El Tratado de 1904 fue una transferencia de venta a Chile"

CIUDADANOS NADA ILUSTRES

En los primeros días de febrero de 1904, los pobladores de Sacaba (Cochabamba) y también en Oruro, La Paz y Potosí, salieron a la calles para dar un "voto de apoyo y de honor" a la labor de Araujo y a Daniel Salamanca. Además a los Benianos Pablo Roca e Ignacio Cortez "Nos enfrentábamos en sendos debates, contra Macario Pinilla, Félix Camacho y con el fundador de El Diario, José Carrasco; quien estaba a la vanguardia de quienes vendieron el Litoral, dice Araujo.

Dice el diputado cochabambino que: "Este ultimo (Carrasco) insistía en la necesidad de terminar con el conflicto y mirar para adelante, para evitar que el "Dogal" impuesto por la virulencia del gobierno chileno, afecte a sus amigos".

En la página 6 de su segunda carta del 8 de febrero dice: "José Carrasco creía que Chile perjudicará a sus amigos, los empresarios mineros, y por ello en las sesiones reservadas, argumentaba de que todo debía ser firmado sin cuestionar". Estas declaraciones desataron la ira y furia del honorable Tomás O"connor D"arlach, patriota que casi se va a los puños contra Carrasco y Alberto Diez de Medina", describe Araujo.

En la tercera carta (9 de febrero del 1905 enviada a su partido) Araujo expresa su ira contra sus colegas que apoyan la firma del Tratado de Paz y Amistad y cuyo aniversario 114 se cumple hoy, sábado 20 de octubre.

"El tratado es una ignominia, muchos de los firmantes han recibido plata sucia en esas reuniones privadas: este tratado que deberá ser lavado con sangre boliviana y peruana. "Los liberales del montismo, senadores y diputados se alistan para salir del país hacia Europa y con ellos las 200 carretas llenas de mineral, seguirán saliendo, pero ahora con la venia de Chile", remarca Araujo.

"Los debates para firmar el acuerdo de paz, duraron ocho días, pero las sesiones eran siempre interrumpidas por la presencia de los empresarios mineros que deseaban un ferrocarril para sus minas", dice en un párrafo.

En la página 21 de la segunda carta, Araujo sostiene que los representantes de Beni y Santa Cruz, se comportaron patrióticamente, Pablo E. Roca y Pedro Ignacio Cortez. Roca y Cortez insultaban a Carrasco y a los Pinilla siempre, remarca el diputado.

LIBRAS ESTERLINAS Y EL DOGAL

Las cartas del diputado Araujo dejan ver que, en realidad, Chile pagó una coima millonaria a los liberales (170 mil libras esterlinas) por nuestros territorios. "Las sesiones secretas de octubre de 1904 fueron el escenario donde el Montismo analizó un documento enviado por Chile, un protocolo adicional (fechado el 20 de octubre la misma fecha donde se firma el tratado).

"El protocolo en cuestión fue rechazado de inmediato, casi unánimemente y el trabajo del plenipotenciario boliviano, Alberto Gutiérrez, era enviar la nota diplomática a Chile, haciéndoles saber que Bolivia no firmaría nada", pero nada de eso sucedió, dice Araujo en otro pasaje de su carta número 2.

Gutiérrez extendió las sesiones para analizar el protocolo (escrito y enviado desde Chile) por más de tres días, y aunque el pleno de las cámaras insistió en rechazar el documento, Gutiérrez lo firmó y lo envió a Chile y luego renunció, pero luego pasó a la historia, como "un patriota".

Las cartas describen, que "en los días previos a la firma del tratado, las ciudades de Potosí, Oruro y La Paz fueron colmadas por manifestaciones en contra del Gobierno y así empezó una cacería mortal contra quienes se opusieron a la firma del acuerdo.

Noticias Recientes de Destacadas

Debido a que nuestra sección comentarios es de libre expresión y sin restricciones y por las implicaciones que conlleva el artículo 16 de la Ley contra el racismo nos vemos obligados eliminar este canal de opinión de nuestros lectores

Artículo 16.(Medios masivos de comunicación)
El medio de comunicación que autorizare y publicare ideas racistas y discriminatorias será pasible de sanciones económicas y de suspensión de licencia de funcionamiento, sujeto a reglamentación".

Copyright © Hoybolivia.com Reservados. 2000- 2018
Optimizado para Resolución 1024 X 768 Internet Explorer 4.0, Netscape 4.0, Mozilla Firefox 2.0