Sábado 17 de noviembre 2018 Contacto

Un clan gremial manda y atemoriza a los comerciantes del centro de La Paz




22/10/2018 - 07:14:30
Página Siete.- “¿Para qué pregunta, de eso es mejor no hablar”, coinciden las vendedoras de las calles aledañas al mercado Lanza y Evaristo Valle cuando se les pregunta por la Asociación de Comerciantes Santa Teresita. Las denuncias contra este grupo asentado en la Pérez Velasco van desde cobro de dinero a ambulantes hasta amenazas de golpizas. La Alcaldía también ha sido víctima de las agresiones y lleva adelante una querella en contra de seis afiliados de la agrupación.

El pasado 25 de julio un grupo de comerciantes de la Asociación Santa Teresita realizó un mitin en puertas de la Casa de la Cultura, a pocos pasos de su lugar de venta. Exigían la devolución de siete anaqueles que habían sido retirados de la avenida Montes. La Dirección Municipal de Mercados sostiene que esos puestos eran ilegales.

En 2016 las feriantes del PUC salieron a las calles por un nuevo asentamiento de Santa Teresita.

En medio del conflicto, las movilizadas atacaron las infraestructuras, a los funcionarios y hasta a los peatones que trataron de registrar las agresiones en sus celulares. Secuestraron los aparatos telefónicos y causaron serias heridas en dos trabajadoras ediles.

Aunque las dirigentes de Santa Teresita negaron haber cometidos estos hechos, las cámaras de vigilancia identificaron como principales autoras a seis de sus afiliadas contra quienes -el 26 de julio- la Alcaldía de La Paz comenzó una querella. Las investigaciones, que aún están en curso, mostraron que las acusadas ya tenían antecedentes policiales.

“No eramos nosotras, cómo vamos a hacer esas cosas. Qué clase de personas seríamos”, declaró entonces una de las dirigentes de la Asociación, Trinidad Morales.

Temor en el Lanza

“No, no tenemos ningún problema con esas señoras”, dice una de las caseras para evadir las preguntas. “Claro que tienen antecedentes, son terribles, con ellas no hay que meterse. Una vez a unas compañeras les han pegado aquí adentro”, dice otra.

“Es preocupante. He podido conversar con algunas compañeras del mercado Lanza y me han expresado que esta asociación causa un gran temor. No es posible que se actúe de esta manera, todos tenemos derecho al trabajo digno, pero al parecer algunos miembros de Santa Teresita no están respetando esto”, afirma la concejala del MAS Mabel Machicado, que aún es parte del sector gremial.

Otra vendedora que prefiere guardar su identidad señala que el amedrentamiento no es su única herramienta de “las Santa Teresita” para tener poder sobre las personas. “Realizan un trabajo de reclutamiento. A algunas compañeras del mercado se les acercan y las convencen de que las ayudarán para conseguir un puesto afuera donde tendrán más venta a cambio de que se afilien a su asociación”.

Para ello utilizan un documento que les da potestad sobre puestos inexistentes y que les fue entregado, supuestamente, por la Alcaldía. “Claro y ahí vienen los problemas, aparecen nuevos anaqueles y la Guardia se los lleva”.

Pero, según confirman otras comerciantes, no sólo se trata de darles espacios ilegales sino de tenerlas como afiliadas para que cumplan con cuotas para fiestas, festejos, marchas y hasta para ir a bailar a Copacabana. “Si no vas a las marchas o no das las cuotas te botan y te quedas sin fuente de ingreso. Qué vas a hacer”, dice una de sus exafiliadas.

Más duras que la Guardia edil

“Si quiere comprobar lo que le digo, venga a eso de las seis de la tarde o la noche. Va a ver cómo a las ambulantes las botan o les sacan dinero”, afirma una de las vendedoras de flores.

A la hora que indica, decenas de vendedores ambulantes llenan el puente peatonal de la Pérez. Uno de ellos se anima a decir que paga entre 20 y 30 bolivianos para poder vender en ese sector.

“Son más estrictas que los gendarmes de la Alcaldía. Si no les das tu cuota te hacen levantar. Claro que no es siempre, hay días que nadie controla”, comenta.

Ante los conflictos que protagoniza la asociación desde hace varios años con diferentes feriantes eventuales, muchos comerciantes se preguntan cómo es que la Alcaldía les da el permiso para ser parte de ese tipo de eventos. “No sólo son los cobros. Muchos de los puestos de ese sector abren de noche para la venta de alcohol. Hay juicios abiertos”, afirma uno de ellos.

Los ataques a la Casa de la Cultura dejaron varios daños.

“No somos ese tipo de gente”

“Nosotros no somos antisociales, todo tiene que ser con pruebas”, señaló Trinidad Morales luego de que la Alcaldía anunció la querella contra la Asociación Santa Teresita. La representante dijo que sus afiliadas fueron víctimas de la agresión y robo agravado y acusó a la directora edil de Mercados, Paola Baldenassi, de llevarse sus anaqueles.

Al conocer las nuevas denuncias, Página Siete visitó el puesto de Morales en tres ocasiones sin poder encontrarla. Sus compañeros se negaron rotundamente a proporcionar su número telefónico. “El señor de aquel puesto tiene, pero por favor no le diga que yo le avisé”. “No, yo no tengo ni nunca tuve su número, tal vez los otros”, “espérele en su puesto, sabe aparecerse cualquier rato”, fueron sus respuestas.

También se pidió a la Dirección de Mercados una entrevista para hablar sobre estos problemas y de los avances en la querella por agresión a cuatro ediles. Pese a la insistencia, no hubo respuesta.

“Quienes cometieron las agresiones tienen que ser procesados”

Consultado sobre las agresiones a los funcionarios ediles y el conflicto de la Asociación Santa Teresita con la Dirección de Mercados, el alcalde de La Paz, Luis Revilla, señaló que debe haber soluciones institucionales y legales. Afirmó que nadie puede escudarse en una asociación para evadir la sanción.

“Hay un problema gremial que hay que resolverlo en un nivel institucional, en cumplimiento de las normas respecto a los anaqueles y autorizaciones que se dan para la venta en espacios públicos. Pero quienes cometieron los delitos en contra de los funcionarios -en lo individual- deben ser procesados. Tan simple como eso”, dijo.

Aseveró que nadie puede escudarse en una institución para evadir su responsabilidad. “Las personas que han agredido a nuestros funcionarios van a ser procesadas. Pero con la organización, veremos sus temas como tenemos que verlos y como se hace con otro tipo de comerciantes”, sostuvo.

En conferencia de prensa, la directora de Mercados, Paola Valdenassi, señaló que pese a las marchas de presión que convocó Santa Teresita, la comuna no aceptará nuevos asentamientos. “Tampoco vamos a permitir que sigan con agresiones y amedrentamientos que buscan fines personales”, declaró. También denunció que fue víctima de amenazas.

La concejala Mavel Machicado, del MAS, sostuvo que la familia gremial no es agresiva. Pidió al sector Santa Teresita reflexionar en sus acciones.

Los lustrabotas pidieron la presencia del Alcalde.

Peleas con navideños, panaderos y los lustras

En diciembre de 2014 las comerciantes de la Asociación Santa Teresita derribaron parte de un parapeto que separaba la vía peatonal de la vehicular en la Pérez Velasco. El muro tenía el fin de ordenar el trafico evitando paradas improvisadas.

Para las comerciantes esto significaba que los pasajeros no desembarcarían cerca de sus puestos por lo que, con sus propias manos, decidieron abrir su propio paso peatonal. Hubo enfrentamientos con los guardias municipales pero se salieron con la suya y el espacio permanece hasta el día de hoy.

En octubre de 2015 tuvieron otro conflicto con los panificadores porque instalaron sus puestos en el atrio de San Francisco, espacio destinado para los feriantes de Todos Santos. Pese a las quejas, la Alcaldía les dio un espacio para ser parte de la feria cada año.

En 2016 los expositores navideños amenazaron con dejar el Parque Urbano Central para volver a la San Francisco y todas las calles aledañas, donde hasta 2007 se realizaba la tradicional feria . Su molestia se debía a que la Asociación Santa Teresita había instalado varios puestos en la Plaza Mayor. Aseguraron que lo hacían con permiso de la Alcaldía.

Hubo agresiones y la guardia municipal y la Policía tuvieron que resguardar el sitio. “No es una feria, es parte de los alargues de horario que se da a todos los sectores por la época de Navidad”, señaló la representante en aquella ocasión. Sin embargo, los puestos no estaban en su lugar de venta. Prácticamente tenían dos puestos.

Luego de varias horas de protestas se procedió a levantar los puestos. La comuna prohibió todo tipo de asentamientos fijos o temporales y anuló la extensión de horarios.

En octubre de 2017, los lustrabotas del atrio de San Francisco denunciaron haber sido golpeados, amedrentados y discriminados por las comerciantes del famoso sector. Señalaron que con un permiso municipal para ocupar el espacio durante la feria de Todos Santos avasallaron sus puestos de trabajo con violencia.

Las gremiales dijeron que ellas fueron las agredidas y denunciaron a los “lustras”. El conflicto se solucionó con una redistribucion de los espacios.

Noticias Recientes de Destacadas

Debido a que nuestra sección comentarios es de libre expresión y sin restricciones y por las implicaciones que conlleva el artículo 16 de la Ley contra el racismo nos vemos obligados eliminar este canal de opinión de nuestros lectores

Artículo 16.(Medios masivos de comunicación)
El medio de comunicación que autorizare y publicare ideas racistas y discriminatorias será pasible de sanciones económicas y de suspensión de licencia de funcionamiento, sujeto a reglamentación".

Copyright © Hoybolivia.com Reservados. 2000- 2018
Optimizado para Resolución 1024 X 768 Internet Explorer 4.0, Netscape 4.0, Mozilla Firefox 2.0