Lunes 10 de diciembre 2018 Contacto

Crucial será lo que resuelva el TSE respecto a la candidatura de Evo




19/11/2018 - 07:27:09
El Día.- La política es el arte de lo posible, dice un principio básico. Y el 8 de diciembre no escapa a esa premisa. Tanto políticos y analistas del mismo prevén como una fecha definitiva para el devenir sociopolítico del país.

Ese día, el Tribunal Supremo Electoral (TSE) deberá absolver el dilema: si se da cumplimiento al mandato del referéndum del 21 de febrero de 2016, cuyo voto ciudadano le dijo no a la repostulación del presidente Evo Morales; o por el contrario, se acata nomás el fallo constitucional del 2017 que viabiliza la “reelección indefinida” de toda autoridad electiva, desconociendo la “voluntad popular” en las urnas.

Según los expertos, indistintamente cuál fuere el pronunciamiento que vaya a emitir el Órgano Electoral ese día, el resultado de dicha acción incidirá de manera determinante en el comportamiento y la configuración sociopolítica del país.

"Lo que resuelva el TSE decantará el escenario al legitimar los interlocutores válidos frente al MAS y el proceso de selección posterior será una derivación de las determinaciones que tome", refiere el analista y sociólogo Renzo Abruzzeze.

Por su parte, la abogada y exconstituyente, Magda Calvimontes, enfatiza que si el TSE habilita al binomio Evo Morales- Álvaro García Linera, ya no habrá vestigio de un estado de derecho. "Será la consolidación de la dictadura institucionalizada", anticipa.

En el complejo dilema. Según los politólogos y abogados constitucionalista, el TSE se encuentra en una compleja incrucijada a ser resuelta el 8 de diciembre, sobre todo ante el pueblo boliviano.

Por un lado está el referéndum vinculante del 21 de febrero de 2016, conforme al artículo 15 de Ley de Régimen Electoral 026 que dice: "Las decisiones adoptadas mediante Referendo tienen vigencia inmediata y obligatoria, y son de carácter vinculante. Las autoridades e instancias competentes son responsables de su oportuna y eficaz aplicación", señala.

Y por el otro, la Sentencia Constitucional 084 de cumplimiento obligatorio, conforme al artículo 15 de Ley 254 del Código Procesal Constitucional. El parágrafo I cita: "Las sentencias, declaraciones y autos del Tribunal Constitucional Plurinacional son de cumplimiento obligatorio para las partes intervinientes en un proceso constitucional; excepto las dictadas en las acciones de inconstitucionalidad y recurso contra tributos que tienen efecto general".

Además, menciona el parágrafo II que las razones jurídicas de la decisión, en las resoluciones emitidas por el TCP constituyen jurisprudencia y tienen carácter vinculante para los Órganos del poder público, legisladores, autoridades, tribunales y particulares.

Para los analistas, el dilema está planteado, tanto así que se atribuye a esa situación la renuncia anticipada de Katia Uriona como presidenta del TSE, dado que por un lado dicho órgano, no puede “interpretar” el fallo 084, pero tampoco puede dejar sin efecto el resultado del 21 de febrero de 2016, más aún cuando dicho resultado ha sido proclamado por esa instancia electoral y por tanto irrevisable de acuerdo a la ley 018 del Órgano Electoral. "Las decisiones del Tribunal Supremo Electoral, en materia electoral, son de cumplimiento obligatorio, inapelables e irrevisables, excepto en los asuntos que correspondan al ámbito de la jurisdicción y competencia del Tribunal Constitucional Plurinacional", precisa el artículo 11, parágrafo II.

En ese ámbito, el TSE electoral, el 8 de diciembre, según los analistas políticos, se pronunciará ya sea para reencaminar el proceso democrático respetando las reglas constitucionales establecidas o para profundizar aún más la confrontación sociopolítica del país, cuya incertidumbre se pone “a flor de piel”.

"¡Es determinante!. De ello depende la democracia", refiere Jimena Costa, diputada nacional y politóloga. "Es decir, veremos si seguimos en un régimen basado en la constitución y las leyes (democrático); o si pasamos a un régimen autoritario en el que rigen los intereses particulares impuestos desde el poder", precisó.

A su vez, Abruzezze señala que la vida futura de los actores políticos está, como el proceso mismo, en manos del TSE.

La incidencia política. Carlos Cordero Carrafa, politólogo, refiere que lo definitivo va el 8 de diciembre, constituyéndose en un momento determinante para el país en una suerte de despeje de la incertidumbre, pero de cualquier manera de profunda polarización política del país.

Bajo esa premisa, Cordero analiza que si el pronunciamiento del TSE sale habilitándole a Morales-García Linera como candidatos a primarias por el Movimiento Al Socialismo(MAS), luego a las presidenciales del 2019, el país se verá profundamente dividido y con una democracia en serio riesgo.

"Si habilitan a Evo será un golpe de estado institucional y ya no podrán ser consideradas elecciones democráticas", argumenta Costa.

Pero si ocurre lo contrario, prosigue Cordero, si el Órgano Electoral, resuelve acatar el mandato del 21 de febrero de 2016 y se rechaza la candidatura del binomio del MAS, igual habrá una bifurcación política en el país, donde el MAS, aún con el poder en las manos, movilizará y confrontará a los bolivianos mediante sus fuerzas sociales sobre todo cocaleras.

"El conflicto también vendrá desde la cabeza del MAS, dado que se quedarían sin candidato, cosa que en este momento no está en la mente de los miembros del gobierno. Esto derivará en la movilización de sus movimientos sociales. Entonces se prevé una espiral incluso de violencia, con una fragmentación más profunda", asegura Cordero.

Aureola de incertidumbre. En un contexto donde el país está políticamente dividido en dos, la incertidumbre está no tanto en la ciudadanía sino en el sistema político.

Por un lado, se tiene una posición claramente definida, cual es el MAS, partido de gobierno con pleno poder en sus manos. Y por otro, una débil oposición que no termina de articulares, incluso cuando se tiene un inmenso caudal de manifestación ciudadana, que exige el respeto del referéndum del 21F.

Esa población que, en su descontento con el accionar del actual gobierno, interpela día que pasa, en distintos sitios del país donde visita el presidente Morales, le recuerda no a su repostulación y menos a su reelección, no es adecuadamente capitalizado por los partidos de la oposición, suma a una suerte de “aureola de incertidumbre”, describe Cordero.

En ese ámbito, el experto explica por qué esta suerte de fragmentación de la oposición, más aún cuando no se hace correcta lectura de lo que el caudal ciudadano expresa. "Una cosa es la alianza entre líderes políticos, otra cosa es la ciudadanía. La gran pregunta es quién logra esa adhesión ciudadana, en perspectiva a derrotar a Evo Morales. En eso hay una gran brecha", explicó.

El politólogo, Marcelo Silva, asegura que definitivamente el apresuramiento de algunas figuras de la oposición con miras a perfilarse como candidatos al 2019, como es el caso de Carlos Mesa, ha forzado en el fondo una fragmentación mayor.

"Es que Mesa, no es en el círculo político como el nucleador que se esperaba; tiene elementos de resistencia y además cuenta con un entorno que tiene un pasado político. Eso no genera adhesión, sino una mayor fragmentación facilitando a que otros líderes pequeños se animen a ir solos", finalizó.

Apuntes

• En 36 años de democracia continua y los más de 193 años de vida, Bolivia, transita por una senda que avizora un sendero de incertidumbre con miras a las elecciones previstas para octubre 2019 y lo que vaya a ser el devenir sociopolítico del país para el periodo 2020-2025.

• Con un gobierno que ya lleva 12 años continuos, la democracia se ve agravada por la implacable tentación de perpetuarse en el poder del presidente Evo Morales Ayma, la ausencia inequívoca de una opción de proyecto político alternativo al Movimiento Al Socialismo (MAS) y una suerte de crisis de liderazgo en todo el sistema político actual.

• En ese contexto, la sensación de “democracia en riesgo”, según analistas políticos, no escapa al imaginario nacional que, luego del registro de alianzas del pasado martes 14 de noviembre de las organizaciones política ante el Tribunal Supremo Electoral(TSE), muestra un país polarizado en dos frentes. Un partido de gobierno fuerte con el poder todavía en sus manos que busca forzar la repostulación de su líder caudillo y una oposición que ha tenido que forzar prematuramente su articulación, pero que en definitiva se ha polarizado aún más.

• En el contexto, queda esa gran manifestación ciudadana que expresó mayoritariamente en las urnas, el 21 de febrero de 2016 su rechazo a la nueva repostulación de Evo Morales el 2019, sin que esa fragmentada oposición capitalice esa demanda.

El Tribunal Electoral se pronunciará sin presiones

Calendario. Según el calendario electoral referente a las elecciones primarias a celebrarse el 27 de enero de 2019, el 8 de diciembre el Tribunal Supremo Electoral (TSE), se pronunciará sobre los candidatos habilitados tanto para ese primer proceso como para las generales, que se prevé se realizará en octubre de 2019.

Lo de Evo: Conforme al calendario electoral, el 8 de diciembre se conocerá si Evo Morales está habilitado para postularse como candidato para las elecciones primarias y también para las generales.
Durante la semana, ante la insistencia de los medios de comunicación en La Paz, Antonio Costas, vocal del TSE, señaló que ese día el Órgano Electoral dará a conocer no solamente lo inherente a la habilitación del presidente Morales, sino de todas las 10 organizaciones políticas que cumplieron con el registro de alianzas políticas, el pasado martes 13 de noviembre. "Nosotros vamos a actuar de acuerdo a las normas establecidas y no de acuerdo a las presiones", señaló.

Expectativa. A menos del MAS, diferentes plataformas ciudadanas y activistas, opositores al partido de gobierno, indistintamente sean de sectores de izquierda y derecha, preparan una gran vigilia en torno al accionar del TSE con marchas, instalación de piquetes de huelga, plantones, entre otros. "Nosotros tenemos la marcha desde Konani a La Paz y en Santa Cruz también se ejecutarán medidas", informó en contacto con El Día, Eduardo Gutiérrez Monasterios de SOS Bolivia.

Además, enfatizó que la marcha tiene el objetivo de hacer prevalecer el referéndum del 21F por encima de una sentencia constitucional. "Este, hoy por hoy, representa el sumun de la corrupción y el sometimiento de la justicia al poder político", dijo.

Acciones. Además del paro cívico nacional anunciado para el jueves 6 de diciembre, la plataforma ciudadana “Otra Izquierda es Posible (OIP)” determinó ingresar en huelga de hambre a partir del 3 diciembre, en las puertas del TSE en la ciudad de La Paz. La presión es ante el Órgano Electoral.

Noticias Recientes de Destacadas

Debido a que nuestra sección comentarios es de libre expresión y sin restricciones y por las implicaciones que conlleva el artículo 16 de la Ley contra el racismo nos vemos obligados eliminar este canal de opinión de nuestros lectores

Artículo 16.(Medios masivos de comunicación)
El medio de comunicación que autorizare y publicare ideas racistas y discriminatorias será pasible de sanciones económicas y de suspensión de licencia de funcionamiento, sujeto a reglamentación".

Copyright © Hoybolivia.com Reservados. 2000- 2018
Optimizado para Resolución 1024 X 768 Internet Explorer 4.0, Netscape 4.0, Mozilla Firefox 2.0