PresentaciónTurísmoBlogshoybolivia | FacebookJuegosRSSYoutubeTwitterMóvil
Miércoles 17 de diciembre 2014 Contacto
InicioDestacadasEspecialesEconomíaPolíticaEmpresaLa PazSanta CruzCochabambaPaísMunicipio cruceñoMundoVideos especialesDeportesCiencia y Tecnología
EspectáculosCuriosidadesArte y CulturaHoy EventosMujer
         

Comité Cívico Femenino: 55 años al servicio de Santa Cruz


30/10/2012 - 17:36:03
Este miércoles 31 de octubre se celebra la histórica creación del Comité Cívico Femenino de Santa Cruz.

Las damas cívicas a la cabeza de su Presidenta Mary Olivia Vincenti de Mansilla, han organizado un día especial para conmemorar la fundación de la institución, semilla y bandera del movimiento cívico femenino en el oriente boliviano.

HISTORIA

“En 1957 miles de mujeres a la cabeza de la abogada y maestra Elffy Albrecht Ibáñez, asumieron un liderazgo histórico, expresión de resistencia cívica frente al autoritarismo antidemocrático del gobierno central de la época. El movimiento cívico femenino estuvo conformado por madres de familia, madres cabezas de hogar, profesoras, enfermeras, estudiantes, entre otras, sin distinción de edades ni de clases.
Ese momento auténtico, cambió y encauzó hacia el progreso democrático y económico-social, el rumbo de la historia de Santa Cruz. La reivindicación por el derecho legítimo y legal del 11% de las regalías petroleras, significaron el reclamo justo del pueblo cruceño por el derecho de lograr mejores días. Es preciso destacar que los grandes líderes cívicos eran hombres con amplias convicciones de igualdad y equidad, que dieron lugar y un merecido reconocimiento a las mujeres de su pueblo, con una significativa interacción que determinó el carácter simbólico de las acciones del movimiento cívico cruceño de 1957 – 1959, dos años que fueron determinantes para guiar el rumbo histórico de Santa Cruz”, expresó la Presidenta cívica Mary Olivia Vincenti de Mansilla.

FUNDACIÓN DEL COMITÉ CÍVICO FEMENINO DE SANTA CRUZ:
En agosto de 1957, resurge el movimiento regional con la bandera de lucha de obtener el “11% de las regalías petroleras”, necesarias para impulsar el desarrollo de nuestro Departamento y ejecutar las anheladas obras urbanas. El Departamento de Santa Cruz se encontraba sumido en la pobreza y el abandono, mientras que la capital cruceña, a diferencia de las ciudades del occidente del país, no tenia agua potable, ni luz y sus calles polvorientas eran intransitables en épocas de lluvia.

Al reclamar Santa Cruz aquél derecho, que en justicia de ley y legitimidad le pertenecía, el gobierno central no vaciló en utilizar la calumnia ya histórica, calificando a este movimiento de “separatista y traidor a la patria”, “conspiración alentada desde el exterior”, para justificar sus acciones de represión violenta, ocasionando hechos de atropellos y agresiones para el pueblo cruceño y sus conductores cívicos.

Ante esta realidad, las mujeres cruceñas se unieron a la lucha cívica, reuniéndose masivamente en la plaza Blacutt para apoyar a los valerosos hombres de esta tierra y formar un comité de emergencia. El 31 de octubre de 1957 nace la Unión Cruceñista Femenina, aglutinando a miles de mujeres, quienes se distinguieron por su civismo, capacidad, valentía y un comportamiento firme de profunda Fe. La Unión Cruceñista Femenina, estuvo liderada por la Abogada y Profesora Elffy Albrecht Ibáñez[1], apoyada por numerosas mujeres sin distinción de clases sociales, edad, ni color político. De esta manera la Unión Cruceñista Femenina, con el juramento de no disolverse hasta no dar a Santa Cruz lo que por derecho le correspondía, fue creada para ser la voz cívica de la mujer cruceña, que junto al Comité Pro Santa Cruz y la Unión Juvenil Cruceñista, lucharon y luchan por un bien común: el progreso y bienestar de todos los habitantes de nuestra amada Santa Cruz.

Respecto al reclamo del pago de las legales y legítimas regalías petroleras, se constituyó una comisión presidida por el notable Humberto Vázquez Machicado de la que formo parte la Dra. Elffy Albrecht Ibáñez.

Los reclamos sistemáticos y persistentes del pueblo cruceño y sus líderes cívicos, lograron que entre 1957 y 1959 se produjera la primera invasión a Santa Cruz, comandada por el gobierno central de la época, produciéndose enfrentamientos armados entre las fuerzas del gobierno y la ciudadanía cruceña.

El 29 de octubre de 1957, el gobierno de Hernán Siles Suazo decreta Estado de Sitio.

El 31 de octubre de 1957, Las mujeres organizaron una gran marcha que partió desde la plazuela Blacutt. Durante el trayecto iban “adhiriéndose nuevos grupos que engrosaban las filas. Al desembocar en la Plaza 24 de Septiembre llenaban en apretada filas más de seis cuadras”. Los discursos fueron de índole integracionista y participaron del acto central damas del interior. “La grandiosa manifestación femenina, cuyo número calculamos en no menos de cinco mil personas, contribuyó mucho a afianzar la moral del pueblo y a brindarle serenidad y elevación de sentimientos que tanto se hace menester en oportunidades semejantes”. (Carlos Valverde Barbery) y destaca que junto a Elffy Albrecht y Giselle Brunn, una mujer: Rosa Rivero, “que siendo miembro del partido gobernante se desmarcó de sus filas para ayudar con todas sus fuerzas y capacidad en la lucha emprendida por el pueblo cruceño y fue una de las organizadoras de esta magnífica manifestación de mujeres” [2]. La Abog. Albrecht Ibáñez, también[3], haciendo uso de la palabra deploró la agresión, posicionando a la así la mujer cruceña en su rol de difusora, promotora y protagonista del civismo[4].

El gobierno emprendió contra los cruceños una represión funesta. La líder femenina – abogada y maestra -, Elffy Albrecht Ibáñez fue detenida violentamente en su residencia particular y trasladada de madrugada a las celdas de la policía. Conocida su detención por la población prácticamente habitada por mujeres, ancianos y niños, pues la juventud y sus líderes eran perseguidos por las sanguinarias milicias del gobierno. Y encontrándose Pinto Parada junto con otros notables cruceños en el exilio. Más de 500 valientes mujeres de Santa Cruz reunidas frente al edificio de la policía, lograron la libertad de la valiente Elffy Albrecht que había sido ultrajada y escarnecida física y moralmente. Ella por resguardo de su seguridad e integridad física, debió exilarse en el Perú durante ocho meses y luego residenciada en la ciudad de La Paz por un largo periodo, sin claudicar en la lucha y defensa legítima por Santa Cruz. Desde el exilio dirigió los movimientos para la consecución del justo, legal y legítimo pago de las regalías petroleras.

Finalmente, el proyecto de ley presentado por el diputado obrero Virgilio Vega, se promulgó como Ley de la República el 21 de Diciembre de 1.959 en acto solemne que cumpliera Rubén Julio Castro como Presidente del Congreso Nacional, habida cuenta que el Presidente de la República Hernán Siles Suazo no quiso firmarla, ni tampoco pudo vetarla por ser una Ley interpretativa que cumplía los requisitos constitucionales. La Ley benefició inicialmente a Santa Cruz por ser el mayor productor de hidrocarburos y significó un punto de inflexión en el progreso de la región, ya que el Comité de Obras Públicas podía contar con fondos destinados al desarrollo de unos de los Departamentos mas postergados de Bolivia: Santa Cruz. El reconocimiento del 11% de las regalías petroleras también benefició a los otros departamentos de Bolivia en sus propios y legítimos intereses.

Este hecho histórico demostró lo que puede lograr una sociedad unida, organizada y valiente, sin distinción de clases, género, raza o creencias cuando defiende un ideal.

El 31 de octubre de 1957, las mujeres cruceñas, reunidas en la Plazuela Blacutt, decidieron formar la Unión Cruceñista Femenina, bajo el lema de “Lucha, Fe y Solidaridad”. Ante la emergencia de los enfrentamientos, las mujeres crearon su propia institución. Las fundadoras y primera directiva de la Unión Cruceñista Femenina fueron, las señoras Elffy Albrecht, Giselle Bruun, Alicia Ribera de Cerruti y Anita Suárez de Leigue. En su seno se aglutinaban más de 3000 mujeres.

El 7 de noviembre de 1957, más de 100 mujeres de la Unión Cruceñista Femenina, ingresaron huelga de hambre, en el edificio de la Alcaldía Municipal, exigiendo el pago de la regalías. Esta fue la primera huelga de hambre realizadas por mujeres en Bolivia. De esta manera las mujeres cruceñas, defendieron los derechos de su Departamento. Las luchas cívicas duraron hasta 1959, cuando después de dos años de enfrentamientos y muertes, el gobierno central hizo efectivo este pago. Sin embargo los principales protagonistas de las luchas cívicas tuvieron que salir de Bolivia. La presidenta de la Unión Cruceñista Femenina, la Dra. Elffy Albrecht Ibáñez, debió exilarse en el vecino país del Perú, durante ocho meses. Desde el exilio, la Abog. Albrecht, siguió apoyando a las mujeres cruceñas.
El acta de fundación del Comité Cívico Femenino de Santa Cruz, dice:

“ACTA DE FUNDACIÓN [5]

En la ciudad de Santa Cruz de la Sierra, a los treinta y uno días del mes de octubre de mil novecientos cincuenta y siete años, la juventud y todas las fuerzas vivas cruceñistas del sector femenino, consciente de su rol histórico, decidió reunirse en torno a la “Unión Cruceñista Femenina”, para defender y apoyar al Comité Pro Santa Cruz, en la lucha por sus intereses comunes, amenazados en el momento, pues se está queriendo desposeer a Santa Cruz de las regalías del 11% de todo el petróleo explotado en nuestro Departamento, lo cual es un derecho incontrovertible desde el punto de vista histórico, jurídico y legal.

La “Unión Cruceñista Femenina”, hace juramento de no disolverse, hasta no dar a Santa Cruz lo que por derecho le corresponde y ver a su tierra codo a codo con las demás urbes del continente Americano.

Las abajo firmantes son los miembros activos de la “unión Cruceñista Femenina”:

1. Giselle Bruun Sciaroni
2. Teresa de Hurtado
3. Mercedes de Seleme
4. Julia de Hurtado
5. Jesús de Montero
6. Rosa de Luethi
7. Rengel V. de Mendiati
8. Sélfica de Amelunge
9. Jesús Ribera
10. Anita S. de Leigue
11. Francia G. de Tarabillo”

En los años 70, la Unión Cruceñista Femenina, se reorganizó con el nombre de Comité Cívico Femenino de Santa Cruz, con las mismas protagonistas y nuevas integrantes. Comenzó una nueva etapa, una institución departamental de mujeres, que además de la lucha regional, se encargaría de la defensa pro género y a la solidaridad social a través del voluntariado a favor de los desposeídos.

ALGUNOS DATOS DEL SERVICIO DEL COMITÉ CÍVICO FEMENINO POR SANTA CRUZ:
El Comité Cívico Femenino de Santa Cruz, en su devenir histórico, fue el pionero en crear las Cooperativas de Mujeres, con el objetivo que aquellas tengan acceso a créditos de vivienda. Emprendió una campaña de creación de Sub-Comités de Barrios en cada uno de los barrios de la ciudad de Santa Cruz de la Sierra, así mismo en las provincias cruceñas. En éstas, contribuyó a lograr la construcción de centros y postas de salud, en otros casos a dotarlas de equipamiento. Promovió en la ciudad de Santa Cruz de la Sierra, la construcción de la sala destinada a las víctimas de quemaduras.

A través de los Sub-Comités de Barrios, el Comité Cívico Femenino, logró asistir a las mujeres en sus necesidades básicas, con atención médica primaria para ellas y sus familias. También propició la capacitación con el objetivo que las mujeres desarrollen conocimientos y técnicas que le procurasen situaciones de autosostenibilidad económica. El Comité Cívico Femenino de Santa Cruz fomentó la organización de comités cívicos femeninos en las provincias del Departamento. Incluso, ya en los años 70, la abogada y maestra Elffy Albrecht junto a Giselle Brunn, cooperaron en la organización de la institución cívica femenina en los Departamentos de Beni y de Pando.

Gracias a las gestiones de la institución cívica femenina se logró la construcción de la carretera Santa Cruz – Cotoca, logrando así no sólo la vinculación caminera, sino también mejorar las condiciones de peregrinación al Santuario de la Virgen de Cotoca, llamada por los fieles cariñosamente como “La Mamita de Cotoca”. Organizó la oficina de Defensa del Niño, de la Mujer y de la Familia, de apoyo y asistencia jurídica gratuita a las mujeres desamparadas – como todas sus acciones de voluntariado -. Actualmente la oficina funciona en la edificación de la Fuerza de Lucha contra el Crimen (FELCC).

En coordinación con la Universidad Autónoma Gabriel René Moreno (UAGRM), las mujeres cívicas, desarrollaron un programa televisivo de educación ciudadana, para instruir a la población en todos los aspectos de la vida cotidiana, dando énfasis a la crianza de los niños.

A partir del año 2003, el Comité Cívico Femenino de Santa Cruz, fue el principal puntal de la lucha por las Autonomías Departamentales. Desde septiembre del 2004, las mujeres cívicas se encargaron de la recolección de 500.000 firmas para llevar a acabo el Referéndum Departamental por las Autonomías. Entre los años 2004 y 2006, realizó el Encuentro por la Autonomía y el Trabajo, con todos los sectores productivos y sociales, para abordar la temática. También organizó junto al Comité Cívico Pro Santa Cruz, el Gran Cabildo del Siglo: “El Cabildo del Millón”.

Actualmente la institución cívica femenina aglutina en su seno a más de 70 instituciones de mujeres dedicadas especialmente al voluntariado social, además de los más de 30 Sub-Comités de Barrios, también, comprende a los Comités Cívicos Femeninos de Provincias.

MUJERES MERITORIAS QUE PRESIDIERON EL COMITÉ CÍVICO FEMENINO:
Desde su creación fue liderizado por mujeres meritorias y de profundo compromiso social, estando presidido por:

1. Elffy Albrecht Ibáñez. Fundadora y Presidenta 1957 – 1958, y, 1970.
2. Mercedes Ortiz Saucedo. Fundadora y Presidenta 1971 – 1973, y, 1987 – 1989.
3. Anita Suárez de Leigue. Fundadora y Presidenta 1974 – 1977.
4. Isabel Saavedra Añez. Presidenta 1977 – 1979.
5. Paquita Amelunge de Lavayén. Presidenta 1979 – 1980.
6. Marcela Amelunge de Bruun. Presidenta 1980.
7. Martha Wende de Saucedo. Presidenta 1980 – 1983.
8. Blanca Añez de Lozada. Presidenta 1983 – 1985.
9. Dorita Moreno de kenning. Presidenta 1985 – 1987.
10. Marcela Urenda de Leigue. Presidenta 1989 – 1991.
11. Anita Banegas Espinoza. Presidenta 1991 – 1993.
12. Rosario Gutiérrez de Paz. Presidenta 1993 – 1995.
13. Anita Justiniano de Roig. Presidenta 1995 – 1997.
14. Aida España de Boland. Presidenta 1997 – 1998.
15. Julia Gutiérrez de Parada. Presidenta 1998 – 2000 y 2008 – 2010.
16. Gaby Soruco de Parada. Presidenta 2000 – 2002.
17. Sonia Suárez de Vargas. Presidenta 2002 – 2004.
18. Nancy Bruno de Velasco. Presidenta 2004 – 2006.
19. Ruth Lozada Añez. Presidenta 2006 – 2008.
20. Ana María Zankiz vda. de Parada. Presidenta 2010 – 2011.
21. Mary Olivia Vincenti de Mansilla. Presidenta 2012 – 2014.

ACTUAL DIRECTORIO DEL COMITÉ CÍVICO FEMENINO DE SANTA CRUZ:
PRESIDENTA: Mary Olivia Vincenti de Mansilla.

1ra. Vicepresidente: Rosita Santistevan de Moscoso.
2da. Vicepresidenta: Diana Bendeck Telchi.

Secretaria de Hacienda: Gaby Chávez de Sierra.
Secretaria de Actas: Giovani Katherine Cabello de Coimbra.
Secretaria General: Rosa María Ortiz de Durán.

DIRECTORIO

Secretaria de Relaciones Públicas y Protocolo: Ruth Sciaroni. Teresita Díaz.
Secretaria de Promoción Social: Martha Natusch de Méndez.
Secretaria de Salud: Miriam Hurtado de Antelo.
Secretaria de Educación y Civismo: Maria Eldy Guaristi de El-Hage.
Secretaria de Prensa: Ana Maria Cronenbold Gutiérrez.
Secretaria de Cultura: Roxana Forteza de Ribera.
Secretaria de Defensa de la Mujer y Familia: Patricia Callaú de Mertens.
Secretaria de Ecología y Medio Ambiente: Susana Castro de Gutiérrez.

Secretaria de Barrios: Maria Teresa De La Fuente de Méndez.
Secretaria de Provincias: Maria Del Carmen Chávez.

Pro-Secretarias de Hacienda: Matilde Cabrera de Bulacia. Maria Cristina Dora Urioste de Gainsborg.
Pro-Secretarias de Actas: Lucy Núñez Del Prado. Siony Gonzales de Álvarez.
Pro-Secretaria General: María Laura Tarabillo Añez.
Pro-Secretarias de Protocolo: Olivia Justiniano de Aponte. Teresa Velarde.
Pro-Secretarias de Promoción Social: Josefina Saucedo de Ruiz. Lorena Parada Zankiz. Ana María Mercado. Gloria Justiniano de Antelo.
Pro-Secretaria de Promoción y Civismo: Rosa Paz Durán.
Pro-Secretarias de Cultura: Sarita Mansilla de Gutiérrez. Aida Suárez Céspedes.
Pro-Secretarias de Salud: María del Carmen Justiniano. Arminda Valdez Gutiérrez.
Pro-Secretarias de Ecología y Medio Ambiente: Raquel Barahona. Teresa Adachi.
Pro-Secretarías de Defensa de la Mujer y la Familia: Marita Robles Durán. Ingrid Talavera de Stelzer.

Coordinadoras de Barrios: Ana María Hurtado de Méndez. Alicia Landívar Lavadenz. Rose Marie Vargas. Virginia Saucedo. Valeria López de Arce.
Coordinadora de Provincias: Vicky Machado.

ASESORAS

Pas Presidenta: Ana María Zankiz vda. Parada.
Asesoría de Presidencia: Martha Peña de Dabdoub.
Asesora Cívica: María Julia Gutiérrez de Parada.
Asesora Autonómica: Mary Melba Paz Jordán.
Asesoría Legal: Dorys Velarde de Fernández.
Asesoría de Promoción Social: Rosario Vargas.
Asesoría de Políticas Públicas: Maria Alejandra Barbery Zanutti.
Asesoría de Barrios: María Cristina Landívar de García.
Asesoría de Cultura: Paula Peña de Castedo.
Asesoría de Prensa y Propaganda: Ana María Justiniano de Suárez.

Actualmente el Comité Cívico Femenino de Santa Cruz está conformado por 70 instituciones y 30 Sub-Comités de Barrios.

__________________________________[1] “Es así, que bajo la iniciativa de la Dra. Elffy Albrecht Ibáñez, meritoria profesional abogada y distinguida maestra, y un grupo de damas, entre las que figura la Sra. Alicia Ribera de Cerruti, destacada conductora de juventudes, la Sra. Ana Suárez de Leigue, dignísima dama que presta invalorables servicios a los gestos característicos de solidaridad de la mujer cruceña hacia los necesitados, Giselle Brunn Sciaroni, fundadora de la Unión Juvenil Cruceñista y mi persona, nos constituimos en la residencia del Dr. Pinto, exponente máximo del Movimiento Cívico, a ofrecerle nuestra participación activa, decidida y voluntad férrea para continuar en la lucha, hasta conseguir los objetivos delineados. Terminada la reunión con el Dr. Pinto el venerable patricio nos agradeció y felicitó por la actitud heroica de la mujer cruceña frente a los momentos difíciles que vivía la región. Posteriormente se integraron otro grupo de señoras y en forma conjunta decidimos tener una reunión, la misma que se llevó a cabo en la casa de la Sra. Cora Osuna de Freerking, en donde se conformó la “Unión Cruceñista Femenina y eligió a su primer directorio y quedó constituido por las siguientes personas:
Presidenta: Dra. Elffy Albrecht Ibáñez
Vicepresidenta: Prof. Alicia Ribera de Cerruti
Secretaria de Hacienda: Sra. Ana Suárez de Leigue
Secretaria General: Sra. Giselle Brunn Sciaroni.
Conformada la Unión Cruceñista Femenina, se continuó luchando bajo las mismas inquietudes y con un esfuerzo y voluntad férrea, defendiendo los caros intereses de la región”. (Carlos Valverde Barbery)

[2]“La Dra. Elffy Albrecht, dignísima dama de vastos conocimientos, sumaba a sus virtudes ciudadanas, el valor, la capacidad y la rebeldía de nuestras mujeres ante la injusticia a que se nos tenía sometidos (…) Representaba para nosotros los más nobles atributos que hicieron de la mujer cruceña, exponente admirado en el ámbito nacional por su espíritu de servicio y patriotismo”. “Nadie como la Dra. Elffy supo conquistar el corazón de su pueblo. Nadie como ella supo llevar a la mujer cívica por la senda del deber severo y moralizador. Nadie ha tenido mayor modestia en su mandato” (J. Terrazas)
[3] El pueblo se reunió en Cabildo Abierto la noche del 31de octubre de 1957, en donde pronunciaron discursos los señores Dr. Melchor Pinto Parada, Darío Soruco, Carlos Valverde Barbery, Sra. Dina Flores del Sub Comité de Warnes, Cnel. Wende, Dra. Elffy Albrecht Ibáñez, Dr. Hernando Sanabria F., señores Paco Paz, Mario Ortega, José Ortiz Mercado, Jorge Ibáñez, Dr. Rubén Terrazas, Oscar Landívar Antelo, Francisco Razuk, Mario Serrate, entre otros.

[4] Por esos tiempos la Dra. Albrecht expresó al periódico “Crónica” el orgullo que sentía por las mujeres de su tiempo. “No tengo palabras para decir todo lo que siento por la mujer cruceña y me siento sumamente orgullosa de pertenecer a ellas, ya que todas han tomado el rol de la vida actual, luchando al lado de sus esposos, padre, en forma tan valiente, para que Santa Cruz no sea el futuro, sino el presente”.

[5] Transcripción del manuscrito original, extraído del Libro de Oro, del Comité Cívico Femenino de Santa Cruz.

Noticias Recientes de Especiales

Debido a que nuestra sección comentarios es de libre expresión y sin restricciones y por las implicaciones que conlleva el artículo 16 de la Ley contra el racismo nos vemos obligados eliminar este canal de opinión de nuestros lectores

Artículo 16.(Medios masivos de comunicación)
El medio de comunicación que autorizare y publicare ideas racistas y discriminatorias será pasible de sanciones económicas y de suspensión de licencia de funcionamiento, sujeto a reglamentación".

DATOS

Opinión

Alejandro A. TagliaviniLa esclavitud está para quedarse

Marcelo Ostria TrigoCumbritis

Gary A. Rodríguez A.Lo amargo de producir azúcar...

José Manuel López GarcíaInjusta amnistía fiscal

Álvaro Riveros TejadaMetafísica en el poder

Mensaje de fe

Carlos ReyEn el umbral de la muerte

OraciónOración para recibir a Cristo



¿Fracasó la derecha en las elecciones?

No
Ver Resultados





Copyright © Hoybolivia.com Reservados. 2000- 2014
Optimizado para Resolución 1024 X 768 Internet Explorer 4.0, Netscape 4.0, Mozilla Firefox 2.0