PresentaciónTurísmoBlogshoybolivia | FacebookJuegosRSSYoutubeTwitterMóvil
Sábado 20 de octubre 2018 Contacto
InicioDestacadasEspecialesEspectáculosEconomíaPaísMundoDeportesCuriosidades
CuriosidadesEspectáculosArte y CulturaHoy EventosMujer

           
José Percy Paredes Coimbra

El presidente Evo Morales, imprescindible


2017-12-08 - 17:48:43
Inauguramos diciembre con la buena noticia de que nuestro presidente, el presidente del pueblo, el compañero Juan Evo Morales Ayma puede presentarse como candidato en las próximas elecciones presidenciales a celebrarse en 2019 para el período 2020 – 2025.

Existió mucha especulación respecto a porqué el MAS y los movimientos sociales, que son su base y sustento, insistían en que sea él y no otro/otra el candidato de nuestro partido a las próximas elecciones.

Nuestro partido, un movimiento compuesto por una serie de organizaciones populares, que a su vez están compuestas por personas comprometidas con una visión, con una postura ante la vida, con un ideario político que, en el año 2006 presentó ante la población boliviana su propuesta de gestión de gobierno que resultó ser la que llevó a nuestro hermano Evo a la presidencia con alrededor de un 54% de la votación.

El MAS, no como un ente abstracto, sino como una fuerza viva y pulsante de esta sociedad, pudo leer la realidad y las necesidades de nuestras hermanas y hermanos, del campo y de la ciudad y plasmarlos en nuestro Plan de Gobierno, que fue presentado a toda organización social que así lo deseara, con anterioridad a los comicios del año 2005.

Fue nuestro Plan de Gobierno el que nos llevó, con nuestro hermano Evo Morales a la cabeza, a obtener la votación más alta de un solo partido, o de un solo candidato desde que se inaugurara el periodo democrático en Bolivia.

Evo Morales, el compañero, estuvo 100% comprometido e involucrado profundamente en el diseño del Plan de Gobierno y lo que ello implicaba para nuestro país. Una vez elegido presidente, con el compromiso indeclinable de un revolucionario consecuente, avanzó, paso a paso en el cumplimiento de este Plan, en el desarrollo de este proceso de cambio que estamos viviendo.

Asumo que todos somos conscientes de que cuando se habla de “procesos” sociales, estamos hablando de tiempos largos, especialmente si nos referimos a procesos que vienen a cambiar las estructuras de la sociedad, lo cual implica de manera directa, incidir sobre el ideario o cultura dominante hasta ese momento y, alterar el estatus quo.

Esa tarea es una de las más difíciles porque tanto los que se benefician económica y socialmente de una posición de destaque dentro de la sociedad, así como el ciudadano de a pie que está acostumbrado a las cosas tal como están, ofrecen resistencia al cambio; por razones, a veces, hasta divergentes entre sí; generalmente los ciudadanos no nos atrevemos a dar el paso decisivo para aceptar y promover el cambio necesario para mejorar nuestro nivel de vida.

El 22 de enero del 2006 se posesionó a nuestro hermano Evo Morales como presidente de las y los bolivianos por decisión mayoritaria del pueblo y esto implica que se inicia un proceso de cambio de largo aliento. Así estaba propuesto; todo el pueblo boliviano sabía que el MAS con Evo Morales al frente, venía a realizar cambios estructurales, cambios profundos y por eso votaron, votaron por el cambio más del 53% de las personas, porque el pueblo ya estaba cansado de las famosas “alianzas” que más parecían (o realmente eran) “componendas prebendales”.

El pueblo le dio el visto bueno a la gestión que iniciaba con la promesa de realizar cambios profundos, y así fue; se instaló la Asamblea Constituyente, se escribió una nueva carta magna donde fueron incluidos todos los excluidos; donde se cambió la visión de país y se reconoció los idiomas, las cosmovisiones y las prácticas comunales frente al individualismo hegemónico que anteriormente distorsionaba nuestra realidad y mantenía invisible a una gran porción de nuestra población, tanto en el oriente como en el occidente del país.

Se recuperaron empresas estratégicas y se dio mayor atención a la educación y a la salud, entre muchas otras acciones que buscan descolonizar nuestras mentes y nuestros idearios; se dio especial atención a la equidad de género, se impulsaron leyes para eliminar todo tipo de violencia y discriminación, pero las leyes no son suficientes, es necesario vivir el día a día, interiorizar la importancia de la no discriminación, de la no violencia y este proceso toma tiempo, insisto, toma tiempo como todo cambio estructural.

Nuestro Plan de Gobierno está diseñado para consolidarse, para institucionalizarse y hacer carne en la estructura del estado plurinacional hasta el 2025, ahí reside la gran importancia de que quienes iniciaron este proceso de cambio instalando las buenas prácticas de gobierno para lograr el cambio propuesto, sigan al frente de nuestro estado plurinacional, luego, cuando los cambios estén consolidados, la rotación, la alternabilidad, todo es posible, pero primero la masa debe madurar, no es cierto?

Recuerdo – a quienes por el afán de aparecer y tener sus 15 minutos de fama rasgan vestiduras porque dicen creer que este proceso, o mejor dicho, que nuestro presidente Evo Morales ya estuvo mucho tiempo en el gobierno y que la alternancia es lo que asegura la democracia – que nuestro líder Evo Morales se va a presentar para pugnar con los demás candidatos que se inscriban, y que quien definirá si Evo Morales, el MAS y nuestro Plan de Gobierno siguen, es el pueblo boliviano mediante su voto y eso es democracia!

Hay hombres que luchan un día y son buenos. Hay otros que luchan un año y son mejores. Hay quienes luchan muchos años, y son muy buenos. Pero hay los que luchan toda la vida, esos son los imprescindibles. (Bertolt Brecht)

Más publicaciones de José Percy Paredes Coimbra

Copyright © Hoybolivia.com Reservados. 2000- 2018
Optimizado para Resolución 1024 X 768 Internet Explorer 4.0, Netscape 4.0, Mozilla Firefox 2.0