PresentaciónTurísmoBlogshoybolivia | FacebookJuegosRSSYoutubeTwitterMóvil
Lunes 28 de mayo 2018 Contacto
InicioDestacadasEspecialesEconomíaPolíticaPaísMundoDeportesCiencia y TecnologíaEspectáculosViral
CuriosidadesEspectáculosArte y CulturaHoy EventosMujer
           
Humberto Vacaflor Ganam

Propaganda y gas


2018-05-14 - 18:58:03
Las curvas de la propaganda y la realidad están a punto de cruzarse cuando Argentina le toma la palabra al gobierno boliviano y dice que quiere comprar un volumen adicional de gas durante el invierno.

La propaganda ordena que se hable ahora de vender mayores volúmenes de gas a los vecinos a pesar de que todos sabemos, comenzando por los vecinos, que Bolivia se está quedando sin gas.

La misma orden ha sido enviada a quienes manejan los datos del PIB, con la recomendación de que el presidente Evo Morales ha ordenado que, de todos modos, cueste lo que cueste, incluso torturando a las cifras, se debe informar que el crecimiento es superior a 4,5%.

El ministro argentino, Juan Luis Aranguren, pone cara de circunstancias cuando habla de comprar el volumen adicional, y por momentos sonríe, porque sabe que con el dinero que Bolivia pague por el incumplimiento, más la multa, podrá importar gas natural licuado, que es más caro.

El año pasado Bolivia tuvo que pagar multas a la Argentina, pero no se dio la noticia porque todo se resolvió descontando el monto del pago correspondiente al gas enviado.

Ahora, la apuesta de la propaganda debe duplicarse y llegar a ofrecer no solamente el gas comprometido, sino incluso mayores volúmenes, sólo porque el gobierno quiere impresionar a los electores.

Las cifra sobre la producción boliviana, que Mauricio Medinaceli obtuvo de los servicios de información de los países vecinos, dicen que en este momento el volumen llega a 54 millones m3/d, justamente cuando se necesitan 64 millones (30 para Brasil, 20 para Argentina y 14 para el mercado interno). Ahora, con el compromiso con Argentina, el volumen requerido aumenta a 65 millones durante el invierno. El embajador argentino, Normando Álvarez, ha dicho que el volumen que quiere su país en el invierno debe ser de un millón m3/d adicionales, con la condición de que Bolivia acepte enviar en el verano un volumen inferior al convenido en el contrato.

Quizá allí se pueda vislumbrar una solución. Argentina pedirá menos gas y Brasil buscará renovar el contrato por volúmenes menores y a precios inferiores a los que rigen ahora.

Cuando lleguen las multas la campaña del presidente candidato estará en su mayor intensidad. Y la propaganda deberá esforzarse por ocultar las cifras, algo que el gobierno hace con maestría.
Vacaflor.obolog.com

Más publicaciones de Humberto Vacaflor Ganam

Copyright © Hoybolivia.com Reservados. 2000- 2018
Optimizado para Resolución 1024 X 768 Internet Explorer 4.0, Netscape 4.0, Mozilla Firefox 2.0