PresentaciónTurísmoBlogshoybolivia | FacebookJuegosRSSYoutubeTwitterMóvil
Sábado 20 de octubre 2018 Contacto
InicioDestacadasEspecialesEspectáculosEconomíaPaísMundoDeportesCuriosidades
CuriosidadesEspectáculosArte y CulturaHoy EventosMujer

           
José Percy Paredes Coimbra

Bolsonaro; él no!


2018-10-08 - 14:18:50
ado fin de semana, el 29 de Septiembre, el movimiento de mujeres llamado “Mulheres/Mujeres Unidas contra Bolsonaro”, que actualmente tiene 3 millones de seguidor@s, demostró al Brasil y al mundo que existe una gran población que se siente indignada y no está dispuesta a dejarse pisotear callada por Jair Bolsonaro, candidato presidencial de la extrema derecha que milita actualmente en el Partido Social Liberal (PSL) del Brasil.

Esta plataforma social, logró unas participaciones multitudinarias en todas las capitales de Departamento/Estado y en 164 ciudades del mundo como Nueva York y París. La manifestación de Sao Paulo logró una participación superior a las 300 mil personas, en Río de Janeiro fueron aproximadamente 200 mil y en Belo Horizonte 150 mil personas, bajo el hashtag ELE NÃO, miles de personas se han manifestado contra Jair Bolsonaro; desde vecinas de barrio hasta artistas de múltiples áreas se dieron cita para dejar en claro que no quieren retroceder en los avances logrados por la sociedad brasilera y por la clase trabajadora.

En parte del Manifiesto de las Mujeres Unidas Contra Bolsonaro, leído en todos los actos, afirman:

“Defendemos el respeto a las diferencias; el derecho de las mujeres de vivir seguras y decidiendo sobre su propio cuerpo; defendemos salarios iguales entre hombres y mujeres, entre negros y blancos; defendemos subsidios para quienes fueron perjudicados y sufrieron históricamente injusticias; defendemos servicios públicos de calidad para las mujeres y sus hijos.”

Este manifiesto y estas movilizaciones han sido necesarias porque el candidato Jair Bolsonaro, representante de la extrema derecha brasilera, tiene actuaciones y declaraciones muy subidas de tono; hizo del conflicto y de la polémica su sello. Abiertamente homofóbico, racista, sexista, misógino, anti migrantes y anti refugiados;en una entrevista a una revista de su país, se refirió a los migrantes bolivianos como una “lacra asquerosa que debería volver a su país porque ellos son los que vienen a traer violencia, a robar nuestros trabajos y a mendigar en nuestras calles; acaso han visto a un japonés mendigando?”

Declaraciones contra homosexuales, feministas, ONGs siguen el mismo estilo; por ejemplo, cuando le preguntaron si continuaría amando a su hijo si éste le dijera que es gay, sin titubear dijo que: “en primer lugar esto no sucedería porque mis hijos son personas bien educadas; si llegara a suceder le daría una paliza que le quitaría lo gay y no, no podría seguir amando a un hijo gay”. Es a favor de la venta libre de armas de fuego y considera que el auto golpe que dio Alberto Fujimori en Perú durante los años 90 fue inteligente y él haría lo mismo.

Respecto a la dictadura militar dijo que su único error fue torturar y no matar más. Propone endurecer las penas a los criminales, la castración a violadores y la pena de muerte. Considera que los Derechos Humanos son ‘cositas inventadas por izquierdistas para mantener el caos’.

Como diputado, cuando emitió su voto durante el impeachment contra la presidenta constitucional DilmaRousseff, homenajeó a los militares golpistas de 1964 y se declaró admirador delcoronel Carlos Alberto BrilhanteUstras, torturador de DilmaRousseff, ex jefe del ‘Destacamiento de Operaciones de Información – Centro de Operaciones de Defensa Interna (DOI-Codi) – responsable por las torturas durante el período de la dictadura civil-militar (1964 – 1985) y primer militar a ser reconocido por la justicia brasilera como torturador durante la dictadura.

Este tipo de declaraciones, la actitud prepotente, los argumentos vacíos y las afirmaciones polémicas utilizadas recurrentemente en sus intervenciones, recuerdan a un Donald Trump en campaña; como si fuera una fotocopia o como si se miraran los dos en un mismo espejo; uno el reflejo del otro!

Como no creo en casualidades, recordé que luego del escándalo de Cambridge Analítica, empresa que afirma haber llevado a Trump a la presidencia gracias a su asesoramiento, sus directivos también afirmaron que tuvieron éxito en Brasily otros países. En aquel momento se había concretado el golpe de estado moderno (impeachement) contra DilmaRousseff, pero ahora, con la campaña de Jair Bolsonaro al mejor estilo Donald Trump, parece que son asesorados por la misma empresa.

Aunque Cambridge Analítica bajó perfil porque sus métodos nada legales para obtener información y manipular al electorado fueron fuertemente cuestionados (pero nadie está preso), por obtener información sin consentimiento de los usuarios de facebook, aquellas declaraciones quedaron en el olvido pero fueron hechas y confirmadas por quienes en aquel momento estaban al frente de la empresa.

No es casual que a nivel de América Latina los gobiernos progresistas y los partidos que llevaron a representantes del pueblo, a trabajadores a la presidencia de sus países, hayan sido judicializados y bombardeados por acusaciones y enjuiciamientos sin asidero; por otra parte, en la medida que boicotean a los representantes de los gobiernos legítimos, promocionan a representantes de la extrema derecha con ciertas similitudes de carácter, entre las que más destacan la prepotencia, la violencia, la falta de tacto, la falta de empatía y de simpatía.

A pesar de todos los esfuerzos de la extrema derecha y de sus élites, Bolsonaro difícilmente será elegido presidente; con suerte y entrará a una segunda ronda contra Fernando Haddad del PT. Hasta ayer, Fernando Haddad iba delantero en intención de votos con un 45%, con dos puntos porcentuales de margen de error, de acuerdo a Datafolha, la empresa que hizo la encuesta.

En Brasil la lucha de clases es clarísima, por un lado el pueblo y su representante y por otro las élites y sus instituciones amañadas. La clase trabajadora luchando por la continuidad de las políticas sociales que tanto bien le hicieron al país, y las élites menospreciando esos avances porque los acercan a la plebe y, tal como hizo Michel Temer, pretenden asumir el gobierno para retroceder a fojas cero lo que el pueblo y sus representantes avanzaron en cuanto a políticas sociales.

Pero sepan, un Brasil gobernado sin el pueblo, NUNCA MÁS!

Más publicaciones de José Percy Paredes Coimbra

Copyright © Hoybolivia.com Reservados. 2000- 2018
Optimizado para Resolución 1024 X 768 Internet Explorer 4.0, Netscape 4.0, Mozilla Firefox 2.0