PresentaciónTurísmoBlogshoybolivia | FacebookJuegosRSSYoutubeTwitterMóvil
Sábado 15 de junio 2019 Contacto
InicioDestacadasEspecialesEspectáculosEconomíaPaísVenezuelaMundoDeportes
CuriosidadesEspectáculosArte y CulturaHoy EventosMujer

           
Susana Seleme Antelo

Jaque mate a la impostura


2019-04-30 - 21:48:51
La expresión jaque mate es de origen persa, o farsi, que significa “el rey está vencido”. En ajedrez equivale a perder el juego. Como lo perdió el jefe del régimen, Evo Morales, en la inauguración de las jornadas estudiantiles de esa disciplina,en La Paz, en abril pasado.

Frente a un niño, Morales quiso dárselas de sabido en esa lid. Pero el niño, que sí sabía jugar, le corrigió un movimiento equivocado, dejó a Morales en pañales y le ganó la partida.

Imperturbable dijo a la prensa que "En las elecciones siempre hago ‘mate’ a la oposición”. En su cuenta de Facebook, y pensando en las generales de octubre de 2019, sus ‘escribas digitales’ se despacharon con un “Seguimos jugando ajedrez y usamos esas estrategias para nuevamente dar jaque mate a la oposición”.

Morales confirma que “El que dice una mentira, estará obligado a inventar veinte más para sostener la certeza de la primera”, dijo el poeta Alexander Pope. Eso hace Morales: mentir con desparpajo porque, en este caso, la sociedad boliviana le ha dado varios jaque mate.

Antes de recordárselos, ¿por qué no da jaque mate al desconocimiento que él y los suyos hacen del voto soberano que el 21 de febrero de 2016 le dijo NO a su cuarta postulación como candidato presidencial? Sin embargo, ahíanda hoy, violando con premeditación y alevosía el Art. 168 de la Constitución Política que solo admite una relección continua. Va por la tercera, que es ilegal e inconstitucional.

En ese orden, exigimos jaque mate al Tribunal Constitucional que lo habilitó con la bisoña interpretación del Art. 23 de la Convención de DDHH de San José, Costa Rica. En ese artículo camuflaron el supuesto ‘derecho humano’ de Morales a ser reelecto indefinidamente. Lo que más bien propone esa sentencia, es frenar a quienes pretenden el poder para eternas memorias.

Bolivia quiere Jaque mate al desmantelamiento del Estado de Derecho, a la ausencia de la separación de poderes, a la malévola politización de la justicia, al abuso y tráfico de influencias, que sigue metiendo presos a algunos inocentes -caso Cotas- como ya hizo con perseguidos y exiliados políticos -caso Rózsa- y otros.

¡Jaque mate al Estado corporativo y clientelar que dio paso a la antipolítica, y ha hecho de la corrupción su estrategia orgánica de supervivencia, sin fiscalización ni transparencia!Y también jaque mate a la descomposición moral y ética del régimen, a la corrupción obscena que se expande sin pausaentre sus afines.

¿Porqué no exigir jaque mate a la economía extractiva primario-exportadora, que no genera valor agregado ni desarrollo? Como el litio, que lo exportará en bruto una empresa china y lo industrializará en su país.

¡Bolivia reclama un rotundo jaque mate al cultivo ilegal de las plantaciones de hoja de coca, materia prima de la cocaína! De suyo, jaque mate a los ‘narcos’ y al narcotráfico, que han permeado los más altos poderes gubernamentales. ¿Quién explica que Evo Morales sea presidente de este Estado, más fallido que Pluri, y al mismo tiempo presidente vitalicio de los sindicatos cocaleros de Chapare, su santuario? 95 % de esa hoja de coca, va a la producción de cocaína. El restante 5%, dicen, ala ‘industrialización’: bolsitas de mate de coca.

Bolivia demanda jaque mateal asalto a las arcas públicas y a las Reservas Internacionales, a las mentiras frente a las cifras oficiales que obvian 5 años de déficit público, 4 de déficit comercial, pronóstico de déficit energético y al incremento de la deuda externa: $us 19.000 millones, 24 % del PIB.

Y otro jaque mate a los cuentos chinos sobre las reservas de gas, que se hicieron gas. ¡Por favor, jaque mate a la ineptocracia en el manejo de la cosa pública! Jaque mate al acoso a la oposición política, a los medios de comunicación y a periodistas. Jaque mate a la invasión de áreas protegidas, a los elefantes blancos, ejemplos de dilapidaciónde la bonanza de precios, que se fue para no volver.

Otro Jaque Mate al reparto de tierras para comprar votos, como si fuesen propiedad privada de los hombres del régimen. Jaque mate al machismo depredador de Morales, a su soberbia y a la de sus hombres que, más que gobernantes, son verdugos de los pueblos indígenas, de la Madre Tierra y de Bolivia toda. Verdugos de su presente y su fututo. Si Bolivia tiene hoy inclusión social que antes no tenía, perece un camelo. La inclusión es solo para los adictos al régimen.

La sociedad boliviana sí le ganó a los impostores aquel 21 F. El NO sumó cerca de 64% de los votos, aunque la trampa oficialista redujo la victoria a 52 y fracción. El ejercicio del poder, convertido en ‘adicción’ como a la cocaína, les impidió reconocer su derrota con dignidad.

Bolivia también le ganó la lucha contra el Código Penal en 2018, con movilización permanente en calles y plazas. Y el Código fue abrogado. Además,con votos blancos y nulos ganó las dos elecciones para los Órganos del Poder Judicial. Bolivia supo que no se trataba de ‘elegir’, sino de ‘ratificar’ a quienes el poder político ya había elegido antes. Los impusieron. Y el Poder Judicial es desde hace 10 años un poder represivo. Las excepciones no hacen verano.

A pesar del Tribunal Electoral sujeto al régimen, y de otros obstáculos, en octubre de 2019, Bolivia le dará jaque mate a Evo Morales.

Más publicaciones de Susana Seleme Antelo

Copyright © Hoybolivia.com Reservados. 2000- 2019
Optimizado para Resolución 1024 X 768 Internet Explorer 4.0, Netscape 4.0, Mozilla Firefox 2.0