Martes 16 de julio 2024

YPFB acumula millonaria deuda con petroleras y cañeros



2933 vistas

Página Siete.- Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) acumula una millonaria deuda con las empresas petroleras por el gas que se envía a Argentina, con los cañeros por su producción de alcohol para producir etanol y con los transportistas. Analistas señalan que el problema puede profundizarse más en los próximos meses porque la producción de gas y líquidos sigue a la baja y la estatal petrolera debe seguir importando diésel y gasolina para garantizar el suministro interno.

El 3 de mayo desde Argentina se conoció que YPFB acumula una deuda de 150 millones de dólares con los productores de gas que exportan el producto hacia Argentina. El problema tiene que ver con la falta de dólares en Bolivia, según reveló el medio especializado en energía EconoJournal de Argentina.

Asimismo, el presidente de la Confederación Nacional de Cañeros de Bolivia (Concabol), Óscar Alberto Arnez, informó a Página Siete que la estatal petrolera mantenía una deuda de 50 millones de dólares por la compra de etanol y la semana pasada recién se pusieron al día por los meses de enero, febrero y marzo. “Desde enero a marzo se acumularon 50 millones de dólares de deuda, pero falta abril y son entre 10 y 12 millones de dólares pendientes, hasta fin de mes tendremos el registro y la conciliación final”, precisó.

La deuda depende de la cantidad de etanol que retiran cada mes, la cual puede variar entre 8, 10, 15 y 20 millones de litros.

Arnez aseguró que el retraso en el pago de los primeros meses se volvió una preocupación para el sector porque en primera instancia YPFB canceló diciembre de 2022, pero se comenzó el año con este problema.

De acuerdo con Arnez, la estatal petrolera justificó el retraso por un problema con cambios del personal de contabilidad e implementación de un nuevo sistema, pero lo que conoce es que hay algunos problemas de liquidez.

La entrega de etanol está distribuida entre Guabirá con 35%; Unagro, 28%, Aguaí, 28% y Coplar con 10% a 12%, de manera aproximada.

A las dos primeras deudas, se suma la que denunció el exministro de Gobierno, Carlos Romero, quien dijo que la estatal adeuda 500 millones de dólares por la importación de diésel con la empresa Trafigura.

El analista Francesco Zaratti señaló que YPFB mantiene una deuda con los operadores de campos por el gas que se exporta a Argentina, ya que es la estatal petrolera la que recibe los recursos por la comercialización.

Luego de obtener los ingresos, Yacimientos debe cancelar a las empresas productoras el Impuesto Directo a los Hidrocarburos (IDH), regalías y cubrir costos recuperables de las empresas.

Por otra parte, Zaratti indicó que hay rezago en el pago a los ingenios azucareros y una deuda más pequeña con los transportistas, cisternas que llevan afuera la úrea y transportan el carburante hacía el mercado interno. “Pero no está haciendo los pagos y esto ha provocado un rezago”, apuntó.

¿Cómo puede pagar esta deuda YPFB?

El problema, para Zaratti, es que los ingresos han disminuido por menores volúmenes de gas de exportación, pero los gastos aumentan por mayores importaciones de gasolina y diésel. “Algo se está haciendo tratando de evitar el desangre de contrabando y racionando el diésel a surtidores, sobre todo en Santa Cruz, no sé si eso va a funcionar”, precisó.

Alertó que los ingresos van a seguir a la baja en los siguientes meses porque el precio del petróleo se mantiene en 70 dólares, pero los volúmenes de exportación cada vez son menores por la menor producción de gas.

Explicó que YPFB entrega sus dólares al Banco Central de Bolivia con los cuales se paga la importación y la subvención de combustible. “El tema es que el monto de subsidio no se le devuelve a YPFB en dólares, sino en Nocres y ese es el gran hueco presupuestario que tiene Yacimientos. La empresa debe hacerce cargo de una política de gobierno que es la subvención, pero en lugar de que se le devuelva los gastado solo se le da Nocres. La situación es delicada y tiende a agravarse en los siguientes meses”, advirtió.

Alvaro Ríos, exministro de Hidrocarburos y analista del sector, opinó que si YPFB mantiene toda esa importante deuda, la situación financiera no es de las mejores y eso hace que sea más difícil atender la demanda y abastecer el mercado interno porque los recursos que gasta el Tesoro le devuelve en Nocres.

Añadió que para que la estatal petrolera mantenga el abastecimiento de combustibles, el flujo de dólares del BCB hacia la empresa debe ser permanente.

“Pero el análisis de largo plazo es que la situación no va a mejorar en 2023, la producción de gas, condensado va a a caer, es decir vamos a producir menos, exportar menos y los dólares que se requieran para importar y subsidiar van a ser mucho mayores”, alertó Ríos.

De acuerdo con Ríos, el país ha ingresado en una situación compleja en la que a YPFB se le va hacer muy difícil seguir importando y subvencionando hidrocarburos y le sigan devolviendo el gasto en Nocres.

Página Siete envió un cuestionario la semana pasada a YPFB para conocer su criterio sobre estas deudas y el martes acerca de las denuncias de Carlos Romero, pero no recibió respuesta hasta el cierre de esta edición.

El analista del sector hidrocarburos, José Padilla sostuvo que el problema es que han bajado los ingresos de divisas por menor venta de gas natural y se necesita cancelar a transportistas, proveedores y cañeros. “Hay caída de ingresos, gasta más para importar y no hay divisas para cancelar por esas compras que deben hacerse con dólares”, precisó.

Según el experto la estatal petrolera podría hacer una gestión para pagar a los cañeros e ingenios con diésel, si no se cuenta con liquidez.

“La salida al problema es que el Estado garantice divisas para las importaciones y hay muchos proyectos de generación de biodiésel que se pueden encarar desde el sector privado, no solo de parte del Estado, o se pueden asumir riesgos compartidos”, puntualizó.


Más contenido de Portada

Anuncio