Martes 16 de julio 2024

Un joven con TOC se duchaba 42 veces al día y se cambiaba 3.600 veces de camiseta



387 vistas

Las redes sociales, además de ser un perfecto escaparate para la moda y la exhibición de la belleza, también es un útil altavoz para los problemas de salud mental, tan silenciados históricamente por la población mundial. La Generación Z, en su empoderamiento, ha perdido el medio a hablar de su (buena o mala) psicología y, con ello, ha normalizado numerosos trastornos de la conducta que, ahora, son mejor comprendidos y analizados.

Un joven habla en una terapia digital de cómo superó su trastorno obsesivo compulsivo, que le obligaba a dormir cada noche en una silla. Ahora que lo ha superado, aconseja a los oyentes que "agradezcan todo lo bueno que tienen en la vida" para que su "mente no les haga sufrir" así.

Uno de ellos es el abordado en la cuenta @aterapiaconmiriam, donde un joven ha contado cómo era el TOC que sufrió de niño y, lo más importante, cómo lo superó: "Yo me levantaba de la silla porque dormía ahí y mis pies no podían tocar el suelo. Me duchaba una media de 42 veces al día y llegué a cambiarme de camiseta unas 3.600 veces, por lo que tardaba hasta cuatro horas en salir de mi casa para ir al colegio", comienza a decir en su impactante vídeo.

"Lloraba y tenía que contar el número de lágrimas"

"Luego, en clase - continúa - tenía que contar todas las letras que escribía y eso provocaba que mis profesores me castigaran. También sufrí bullying, porque yo era el raro, el que daba la nota, porque es un trastorno de salud mental que tampoco se visibilizaba en ese momento. Tras una pelea que tuve con un compañero, lloraba y tenía que contar mi número de lágrimas. Incluso, me marcaba las horas a las que podía llorar y las que no. Nadie sabe lo mucho que sufría con el TOC. Era humillante hasta para mí mismo", ha confesado desahogadamente.

Tras una serie de terapias psicológicas fallidas, pues recuerda indignado cómo le internaron y le ataron a una cama en una habitación vacía, su vida cambió radicalmente cuando, durante un trayecto en moto de vuelta a su casa, un jabalí se cruzó en su camino y le provocó múltiples heridas que le dejaron "desangrándose". En ese momento, sintió que se le acaba la vida y el mensaje que ha querido mandar con este entrevista digital es la de "hablarse bien a uno mismo" y valorar "y agradecer lo que uno tiene en la vida" para que no sea "tu propia mente" la que te haga sufrir hasta tal punto.


Más contenido de #Temas

Anuncio