Martes 16 de julio 2024

Cae una banda de proxenetismo en Bermejo, ofrecía a menores por WhatsApp



2047 vistas

El País.- Tras una audiencia cautelar de más de cinco horas, la justicia ordenó la detención preventiva de dos mujeres y un hombre que fueron identificados como los cabecillas de una banda de proxenetismo, que se dedicaba a captar a menores de entre 6 a 17 años de Bolivia y Argentina, cuyas fotografías se manejaban en un catálogo digital que circulaba en grupos de WhatsApp en el municipio de Bermejo.

Las dos mujeres eran funcionarias de la Empresa Municipal de Agua y Alcantarillado de Bermejo (Emaab). El Ministerio Público no descarta que este caso tenga relación con el que se registró hace dos semanas, cuando un policía y una mujer fueron detenidos por prostituir a la hija de esta última. Además, advierte que otros funcionarios públicos y hasta autoridades estén implicadas.

La fiscal departamental, Sandra Gutiérrez, informó que se realizó un trabajo de inteligencia y se llegó al lenocinio La Cobra en Bermejo, donde operaba esta organización criminal. Tras presentarse todos los indicios de la probabilidad de autoría se dictó la detención preventiva por seis meses para los sindicados, que enfrentan cargos por proxenetismo, corrupción de menores y trata y tráfico de personas.

Se trata de Nivardo Candelario Cuellar (41) que se hacía cargo de la administración, Teresa Vásquez López (27) y Teresa Malomi Guadami Amador (45), que captaban a las víctimas.

Sin embargo, la autoridad advirtió que más personas están involucradas.

“No son solo estas tres personas, son muchas personas más (…) incluso autoridades de diferentes instituciones”, recalcó. Gutiérrez fue cauta al explicar el caso y dijo que por el momento no se revelará mayores datos de los implicados, para no entorpecer la investigación. Señaló que se obtuvo declaraciones de las víctimas, pero evitó dar la cifra y sus identidades.

Modus operandi

“Captaban a menores de edad a partir de los 6 a los 17 años, no solo de nacionalidad boliviana sino también de Argentina (…) Las hacían vestir y pintar como mayores. Tenían un catálogo con fotografías y las ofrecían con palabras vulgares como ‘carne fresca’ que mandaban a grupos de WhatsApp”, explicó.

Para esquivar sanciones durante los controles a los lenocinios, estas personas obligaban a las víctimas a salir por otras puertas y esconderse. Y en caso de que alguien les pregunte sus datos tenían que decir que ya tenían 18 años.

Su proceso de captación implicaba estudiar a cada posible víctima, elegían a muchachas en situación vulnerable en cuanto a lo económico y familiar, para luego ofrecerles “trabajo”.

“Tenemos la declaración de una víctima (que detalla) que cuando una de ellas salía embarazada, la echaban (…) Lo estamos tomando con mucha delicadeza”, declaró.

Rescate de una adolescente

Durante uno de los allanamientos se logró el rescate de una adolescente, quien tuvo que recibir contención de emergencia en el centro de acogida Heidy, en Bermejo. Pero por el nivel del trauma que tiene por las agresiones deberá ser trasladada a la capital tarijeña para recibir asistencia especializada, confirmó la directora del Servicio Departamental de Gestión Social (Sedeges), María Esther Valencia.


Más contenido de #Bolivia

Anuncio