Jueves 30 de mayo 2024

Deportada de España: Me hicieron firmar una carta donde declaraba que yo era un elemento peligroso para el país



1026 vistas

Infobae.- Elsa, una mujer mexicana que reside en Dubái y que afirma que fue expulsada de manera arbitraria y en plena pandemia, cuenta cómo fue tratada en el aeropuerto y cómo fue devuelta.

“Por más que le explicaba yo a la policía, le valía madres”, critica. “Ella, necia, insistía en que yo iba a otra cosa a España”. “Yo iba a ver a mis nietos con mucha emoción y de repente me sale con que cuáles eran mis intenciones reales. Tenía ganas de patearla porque hizo sufrir a mis hijos. Mi hija y mi yerno estaban abajo con mis nietos, esperándome donde salen las maletas y felices porque iba yo a pasar Navidad ahí. Por más que insistía, nunca me creyeron”.

Elsa explica que cumplía con todos los requisitos, incluida la vacuna contra el Covid-19 y un permiso de residencia válido, además de que su hija era residente legal en España. “Me preguntaron qué drogas tenía e insistían en que yo iba a venderlas”.

Finalizado el interrogatorio, llegó el momento de la firma en la que debía declarar que era una persona peligrosa, asegura. “¡¿Peligrosa yo?! [...] Lo peor del caso es que esa misma agente avisó a las autoridades de Dubái de que yo era un elemento peligroso y que no me debían de tener aquí”, afirma con tono irónico.

“Ni me vieron un arma, ni me vieron droga, ni me vieron nada. Nada impropio. Todavía guardo la carta como recuerdo”, asegura Elsa, que añade que su caso se hizo público en México. Recuerda que a ella también le pusieron a disposición de un abogado “que no estaba por la labor de creerle” y le retiraron el móvil y el equipaje, por lo que no pudo llamar a la embajada para explicar su situación.

“Quise hablar con mi abogado desde Dubái y le dije que yo quería regresar a España a ver a mis nietos y que me ayudara. Se limitó a decirme que no quería meterse en problemas y que no podía ayudarme”, lamenta.

Elsa describe que le hicieron pernoctar en una habitación junto a otras personas, incomunicada de su familia y en unas literas en mal estado. “Te apuesto a que si mi pasaporte hubiera sido inglés me hubieran dejado pasar, pero claro, como era mexicano, me detuvieron como si implicase ser una narcotraficante”.

Las deportaciones en España descendieron notablemente en 2020 y 2021, hasta las hasta las 779 y 811, respectivamente. Este descenso se produjo principalmente por las restricciones de los vuelos en la pandemia y la crisis en las relaciones con Marruecos. En 2022 volvieron a subir, hasta las 1.294, aunque es un número notablemente inferior a 2019, cuando se registraron 2.379 casos.


Más contenido de Destacadas