Martes 16 de julio 2024

Identifican extrañas estructuras en la atmósfera de Júpiter



502 vistas

En las turbulentas alturas de Júpiter, justo sobre la icónica y tempestuosa Gran Mancha Roja, astrónomos han descubierto sorprendentes formaciones en su atmósfera superior, desafiando las expectativas previas de una región monótona y uniforme.

Gracias a la avanzada tecnología y sensibilidad del telescopio espacial James Webb (JWST), que observa el universo en el infrarrojo cercano y medio, se han revelado estas complejas estructuras como arcos oscuros y puntos brillantes en esta parte de la atmósfera, tradicionalmente esquiva para los telescopios terrestres.

"Júpiter nunca deja de sorprender"

Júpiter no es un lugar tranquilo. Es un planeta de tormentas y sistemas meteorológicos descomunales, entre los cuales destaca la Gran Mancha Roja: una tormenta más grande que la Tierra y que ha estado activa por siglos. Entender qué mantiene viva esta enorme tormenta es uno de los grandes enigmas para la ciencia.

Ahora, la llegada del JWST ha abierto nuevas puertas para indagar sobre este misterio. Los resultados, publicados en Nature Astronomy y liderados por Henrik Melin de la Universidad de Leicester, muestran que la atmósfera superior de este gigante gaseoso, que se encuentra en la interfaz entre el campo magnético del planeta y la atmósfera subyacente, es sorprendentemente dinámica. A pesar de recibir solo el 4 % de la radiación solar que llega a la Tierra, esta región muestra una diversidad de características nunca observadas, superando incluso la espectacularidad de las auroras boreales y australes de Júpiter.

"Pensábamos, quizá ingenuamente, que esta región sería muy aburrida", aseguró Melin.

"De hecho, es tan interesante como las auroras boreales, si no más. Júpiter nunca deja de sorprender", agregó.

Melin y su equipo han identificado que estas estructuras intrincadas, formadas por variaciones en la densidad de cationes trihidrógeno (H3+), no solo son resultado de la luz solar, sino también de otros mecanismos en juego.

Uno de los factores que podría estar detrás de estas estructuras es la presencia de ondas gravitatorias, similares a las olas que se forman en una playa y crean ondulaciones en la arena. Estas ondas se generan en las profundidades de la turbulenta atmósfera inferior de Júpiter, alrededor de la Gran Mancha Roja, y pueden viajar hacia arriba, alterando la estructura y las emisiones de la atmósfera superior. Este fenómeno podría indicar una interacción compleja entre las capas atmosféricas de Júpiter, algo nunca observado con tal detalle.

Estos descubrimientos no solo amplían nuestro entendimiento sobre Júpiter, sino que también abren caminos para futuras investigaciones sobre otros planetas gigantes.

"El hecho de que las atmósferas inferior y superior estén tan fuertemente acopladas en Júpiter puede implicar también un fuerte acoplamiento en otros planetas gigantes... Estas observaciones del JWST constituyen la prueba de concepto para futuras investigaciones de esta región", se lee en el estudio.

Además, las observaciones del JWST podrían proporcionar una base sólida para otras futuras investigaciones, incluyendo la misión JUICE de la Agencia Espacial Europea, que explorará Júpiter y sus lunas heladas. La misión JUICE, lanzada en abril de 2023, se centrará en las lunas Ganímedes, Calisto y Europa, y utilizará un conjunto de instrumentos de teledetección y geofísicos para estudiar el sistema de Júpiter.


Más contenido de #Temas

Anuncio