Martes 16 de julio 2024

Santagro: Familiares responsabilizan al Gobierno por las muertes en conflicto de tierras



605 vistas

El Deber.- Familiares de las personas fallecidas en el conflicto por tierras en la provincia Guarayos responsabilizaron a las autoridades de Gobierno por el fatal desenlace. Atribuyeron estas muertes a la inacción estatal que, desde diciembre del año pasado, no soluciona el avasallamiento de tierras en Santagro.

EL DEBER estuvo en San Pedro, municipio que colinda con las tierras en disputa. José Walter Pérez, padre de José Luis Pérez (25), un joven que murió en el conflicto por tierras en el predio Santagro, lamentó la tardía reacción de las autoridades nacionales y policiales, que hasta el momento no dieron solución al conflicto. “Este es un problema viejo, que es conocido por todas las autoridades, pero tuvieron que esperar que haya muertos. Ahora, exigimos que se haga justicia”, dijo.

Se pudo constatar que los fallecidos mostraban signos de tortura y violencia con contusiones graves, e incluso uno perdió un ojo. “Vamos a esperar al forense para que nos digan que mi hijo murió de gripe”, señaló Pérez.

Asimismo, los familiares de Francisco Morales Escalera (44) llegaron desde Cochabamba a reclamar sus restos. Jorge Zuñiga, cuñado de Francisco Morales, denunció que su familiar murió de forma violenta. “Llegamos a medianoche, buscamos a la Policía y no había nadie. Su cuerpo permaneció a la intemperie todo el día. Nosotros nos hicimos cargo porque somos la familia”, sostuvo y agregó que “lo mataron como un animal, lo torturaron y le dispararon con escopeta”.

A las 15:30 de ayer llegó un contingente policial junto a un fiscal para iniciar la investigación y poder hacer la autopsia.

Los testimonios recogidos por el equipo periodístico de EL DEBER revelan que el miércoles en la mañana hubo un enfrentamiento entre los trabajadores de la empresa agrícola -que ingresaron a cosechar soya- y los ocupantes del lugar.

Ayer, el representante legal de la empresa Santagro, Uber Zambrana, lamentó el enfrentamiento y dijo que esto se pudo evitar si la Policía cumplía con la orden de desalojo contra los interculturales que se asentaron en la zona.

Aseguró que ayer los trabajadores de Santagro llegaron a cosechar tras una invitación que recibieron de los mismos dirigentes de los interculturales, pero fueron recibidos a tiros. Pero los pobladores de San Pedro dicen que no son interculturales y no llegaron del occidente.

En tanto que Isaac Méndez, dirigente de Control Social de San Pedro, responsabilizó a los empresarios de las muertes ocurridas en Santagro. Pidió a los propietarios presentar sus papeles. “Ellos se creen dueños de la tierra, traen maleantes y ponen la tierra a nombres de terceros”, acusó.

Agregó que se hará un estricto control en la zona y que no permitirán que saquen la producción. “No tienen títulos, solo muestran transferencias”, justificó.

La Cámara Agropecuaria del Oriente (CAO) también se pronunció sobre el tema. Su titular, José Luis Farah, indicó que “exigen y piden siempre al Estado boliviano que haga cumplir la ley, que no esperemos a que se lleguen a enfrentar entre bolivianos y a suscitar heridos y muertos”.

“Hacemos un llamado a las autoridades competentes en la materia, para frenar esta ilegalidad que ya es una pesadilla para los productores, porque además de atentar contra la producción de alimentos, las inversiones, también se está poniendo en riesgo la vida de las personas”, manifestó.

Gobierno: “Todos avasallan”

El ministro de Gobierno, Eduardo Del Castillo, señaló que los predios de Santagro son tierra fiscal, culpó a la empresa y a los interculturales de avasallar el predio e indicó que los empresarios acarrearon gente armada, atribuyendo a éstos las dos muertes registradas ayer.

“Lamentablemente, empresarios e interculturales están en tierras fiscales no disponibles, según el Instituto Nacional de la Reforma Agraria (INRA). Por tanto, los empresarios y la familia intercultural son avasalladores”, precisó.

Sobre las declaraciones del ministro, José Wálter Pérez, padre de una de las víctimas, sostuvo que el Gobierno debe estar del lado de los campesinos, no de los empresarios, “si no vamos a tener que bloquear para que actúen”, dijo.


Más contenido de Portada

Anuncio