Jueves 30 de mayo 2024

Un triste mensaje para los recién graduados: El mercado laboral está difícil



806 vistas

NY Times.- Este es un hecho brutal para la clase universitaria de 2024: no hay suficientes trabajos de nivel universitario para todos ustedes. Algunos los conseguirán. Otros tendrán que conformarse con empleos que no requieran una educación universitaria. Y la historia demuestra que muchos de los que empiezan en un trabajo que no requiere estudios universitarios siguen trabajando en ese tipo de empleo una década después.

Un misterio es por qué los ingresos a lo largo de la vida de los profesionales universitarios son tan superiores a los de las personas con un título de secundaria o menos, si es que tantos universitarios no realizan trabajos de nivel universitario. Hablaré de eso en un momento. También terminaré con un comentario ligeramente esperanzador.

El 52 por ciento de los licenciados universitarios están subempleados un año después de graduarse, lo que significa que trabajan en empleos que no requieren los títulos que obtuvieron, según un informe de febrero del Burning Glass Institute, que analiza el mercado laboral, y el Strada Institute for the Future of Work.

Según el informe, a los cinco años de terminar sus estudios, alrededor del 88 por ciento de quienes están subempleados se encuentran en una situación laboral “grave”. Estos son los principales trabajos que desempeñan: empleado de información y registros, supervisor de ventas, vendedor al por menor, representante de ventas en servicios y secretario y auxiliar administrativo.

“Incluso una década después de la graduación, el 45 por ciento de los profesionales están subempleados”, dice el informe.

Según Burning Glass, la mejor manera de evitar el subempleo es elegir una especialidad que los empresarios deseen y hacer prácticas. Si no haz hecho esas cosas y estás a pocas semanas de la graduación sin tener un trabajo… te encuentras en una situación que potencialmente no es buena.

Profundicé un poco más en este informe bastante deprimente entrevistando al presidente del Burning Glass Institute, Matt Sigelman, junto con otros expertos del mercado laboral.

Lo primero que le pregunté a Sigelman es si Estados Unidos está generando demasiados profesionales universitarios, sobreabasteciendo el mercado y haciendo que muchos titulados terminen decepcionándose.

“A corto plazo, es difícil concluir lo contrario”, dijo. Y añadió que el desequilibrio entre la oferta y la demanda ha empeorado en los últimos cuatro años porque el mayor crecimiento se ha producido en empleos que exigen una menor formación educativa.

A largo plazo, dijo Sigelman, “sí creo que Estados Unidos se beneficia de tener una mano de obra altamente calificada”. Y agregó: “La demanda de talento no es fija. El centro de gravedad de nuestra economía está cada vez más en la economía del conocimiento. El empleo sigue al talento”.

Eso tiene sentido. Con el tiempo, los empresarios deberían aprovechar la oportunidad de obtener ganancias reconfigurando los puestos de trabajo para aprovechar al máximo el talento que se infrautiliza. Han encontrado maneras de poner a trabajar a los cerebros desde el inicio de la Revolución Industrial, una época en la que incluso un título de bachillerato era raro y especial.

Según el estudio de Burning Glass, en la actualidad se está en una buena posición si se ha estudiado informática, ingeniería, matemáticas o campos empresariales con un uso intensivo de las matemáticas, como finanzas y contabilidad. También se buscan licenciados en educación y salud.

Pero no tienen tantas oportunidades los licenciados en seguridad pública, estudios de ocio y bienestar y campos empresariales generales como el mercadeo.

Michael Steinitz, director ejecutivo de soluciones de talento profesional de Robert Half International, una consultora de recursos humanos, me dijo que los empresarios están desesperados por contratar a licenciados en contabilidad.

En general, los recién graduados son atractivos para las empresas porque suelen ser expertos en tecnología, cuestan menos y se les puede formar para cualquier necesidad que tengan, dijo Steinitz.

Quiero regresar a la paradoja de que los salarios de los licenciados universitarios son relativamente altos a pesar de que parece haber un excedente de graduados. Creo que la razón principal es que las cifras promedio de los graduados universitarios se ven muy afectadas por aquellos a quienes les va muy bien.

Hay algunos trabajos manuales, como los camioneros o fontaneros, que están bien pagados pero tienen un perfil de ingresos fijos a lo largo de la vida, es decir, un camionero de 55 años no gana mucho más que uno de 25 años. Por el contrario, los empleos que requieren titulación universitaria suelen tener más potencial de crecimiento en conocimientos y, por tanto, en ingresos.

Las clases de 2025, 2026 y los años siguientes podrían estar en una situación más difícil porque es probable que la inteligencia artificial desempeñe algunas de las funciones de los nuevos contratados, eliminando así las ocupaciones más básicas de la escala profesional.

La solución (parcial) consiste en desarrollar habilidades que sean difíciles de replicar por la IA. Los graduados con más éxito tienen una combinación de habilidades técnicas y lo que en términos generales podría denominarse como habilidades interpersonales, incluida la capacidad de comunicarse por escrito y en persona, además de motivar y trabajar en equipo. Sigelman da algunos ejemplos como: científicos de datos a los que se les da bien escribir y licenciados en humanidades que se especializan en mercadeo y aprenden lenguaje de consulta estructurada.


Más contenido de #Temas