Martes 16 de julio 2024

Las guarderías para gatos también existen: Habitación individual, salida al jardín y servicio de recogida



799 vistas

La llegada del verano y el calor implica planear al dedillo las ansiadas vacaciones. Y, para los dueños de mascotas, las decisiones estivales tienen que estar ajustadas al bienestar de todos los miembros de la familia, incluidos los animales.

Desgraciadamente, los meses de verano son aquellos en los que se registra un mayor porcentaje de abandono de mascotas, al no poder incluirlas en el ideal vacacional al que sus (irresponsables) amos dan absoluta preferencia.

Creer que el abandono es la única opción para que las familias puedan disfrutar de unos días de descanso, no solo es un delito de maltrato; también es un error monumental. Además de la proliferación de hoteles y alojamientos petfriendly que permiten el acceso y estancia prolongada de las mascotas en los lugares turísticos, existen otras alternativas para aquellos a los que sea imposible incluir a sus animales en su viaje. Los albergues para perros están a la orden del día y, en los últimos años, también ha crecido la oferta y la demanda de las guarderías para gatos.

Así, en vez de dejar a los gatos solos en casa durante las vacaciones - con suficiente agua y comida y alguna mano amiga que vaya a verle de tanto en tanto - podemos mejorar sus cuidados optando por la contratación de un hotel felino donde le cuiden día y noche. La madrileña A.M. quien, desde que era pequeña, pasa todos los meses de agosto en la isla de Lanzarote, no dudó en dejar a su gatita en el Hotel Felino Gattopolis, donde tiene "su propio cuarto, salida al jardín con césped y donde puede tomar el sol y estar en contacto, si quiere, con otros gatos", según ha contado a Informativos Telecinco.

Ella confía plenamente en las aptitudes del dueño del albergue, muy "entregado" al cuidado de los gatitos que le dejan a su cargo. Las habitaciones de este tipo de residencias cuentan con una pared enrejada que controla las entradas y salidas del animal, pero que a la vez le permite el acceso a una zona ajardinada - también cercada - donde pueden disfrutar del aire libre o del fresco de las noches de verano. Los gatos que convivan juntos habitualmente podrán alojarse en común, por lo que no tendrán ansiedad por separación. Y, cada cuarto, cuenta con rascadores, areneros y baldas de distintos niveles, por lo que los animales podrán disfrutar tanto del verano como sus dueños.


Más contenido de #Especiales

Anuncio