Jueves 30 de mayo 2024

Catedrático que dijo que en Bolivia no hubo fraude en 2019 es cuestionado en España por fraude académico



1382 vistas

Correo del Sur.- El español Juan Manuel Corchado, el experto informático que en 2021 emitió un informe sobre el fraude electoral de 2019 en Bolivia, a pedido de la Fiscalía General del Estado, está ahora bajo la lupa en su país. Acusado de un fraude académico y de hacer trampa para “inflar” su currículum con perfiles falsos, será desde el próximo martes rector de la prestigiosa Universidad de Salamanca.

El diario El País de Madrid dedica su editorial de este viernes al futuro rector de la universidad más antigua de España y una de las más conocidas en el ámbito internacional. Allí advierte a la sociedad española sobre quién es en verdad Corchado, quien hace tres años fue contratado por la Fiscalía General de Bolivia y en su informe descartó que se haya cometido un fraude electoral en los anulados comicios de 2019.

PERFILES FALSOS

El pasado 4 de abril, varios medios de comunicación bolivianos publicaron otro reporte de El País sobre una serie de prácticas académicas irregulares por parte del profesor universitario Corchado.

Según el medio español, este académico ha sido acusado de inflar artificialmente su influencia en el mundo científico mediante el uso de perfiles falsos y el autoplagio de forma sistemática. El profesor, quien también fue asesor del expresidente español José Luis Zapatero, ha sido objeto de críticas en Bolivia por su informe sobre las elecciones de 2019, el que contradice los hallazgos de otros expertos.

Estas revelaciones ponen en entredicho la reputación académica de Corchado, quien pese a todo se postuló para ser candidato a rector de la Universidad de Salamanca. El País señaló que, con más de 45.000 menciones en Google Académico, aparentemente logradas mediante citas a través de trabajos o perfiles “falsos” y otros métodos cuestionables, la polémica plantea serias dudas sobre la integridad del trabajo de este profesor.

El informe de Corchado para Bolivia, que concluyó que no hubo fraude, está siendo utilizado por el Ministerio Público para procesar al ingeniero informático Édgar Villegas, quien junto a un equipo de expertos demostró irregularidades en la Transmisión de Resultados Electorales Preliminares (TREP) de esos comicios, hallazgos que en su momento fueron validados por la Organización de los Estados Americanos (OEA).

INFORME

La pericia de “Seguridad Informática y Administración de Redes" elaborado por el Grupo de Investigación Deep Tech Lab de Bisite de la Fundación de la Universidad de Salamanca, detectó solamente “incidencias que no suponía riesgo para la integridad del proceso electoral" y "no se advierten manipulación de los votos", establece la principal conclusión leída por el fiscal general, Juan Lanchipa, el 27 de Julio de 2021, en La Paz.

Corchado fue el único candidato

El catedrático de Inteligencia Artificial Juan Manuel Corchado salió elegido el pasado martes rector de la Universidad de Salamanca con el 61,07% de los votos en unas elecciones en las que fue el único candidato, según informó la agencia EFE.

El nuevo rector de la Universidad de Salamanca recibió un 32,5% de voto en blanco, algo que dijo que se esperaba y atribuyó a “unas caras que no las dan, que están ahí, pero han estado escondidas”.

“Es muy difícil competir contra una candidatura que no existe, contra un folio en blanco en el que entra posiblemente todo, pero donde no hay prácticamente nada, y sobre unas caras que no las dan, que están ahí pero han estado escondidas”, afirmó Corchado en declaraciones a los medios tras conocer los resultados de la votación.

Este relevo se da tras la inesperada dimisión de Ricardo Rivero el 7 de marzo, quien interrumpía así un segundo mandato que terminaba a finales de 2025 y adujo razones de “organización administrativa de la universidad” para dar ese paso.

Fiscalía defendió el informe de Corchado

El 11 de agosto de 2021, el Ministerio Público de Bolivia, a través del entonces secretario general, Edwin Quispe, defendió la pericia encargada a un grupo de expertos de la Fundación General de la Universidad de Salamanca, entre los que estaba Juan Manuel Corchado.

En esa ocasión, la Fiscalía desestimó la posición de la OEA en la que ratificaba las irregularidades encontradas en el proceso electoral de 2019. La Fiscalía colocaba así a la pericia española de los sistemas informáticos de las elecciones de 2019 por encima del trabajo de la OEA.

“Resaltamos desde el Ministerio Público que la pericia desarrollada por el grupo de investigadores expertos de la Fundación General de la Universidad de Salamanca fue realizada con honestidad y libre de presiones, conforme ellos mismos han reconocido”, recalcó Quispe.

También dijo que es “gracioso” que la OEA utilice el término “integral” para calificar a su estudio e insistió que la pericia encargada cuenta “con todos los elementos más bien integrales, trabajo de campo en el momento de la intervención del hecho y la colección de los elementos materiales” y que se han realizado “los estudios y pericias necesarias para poder sostener una verdad material del hecho”.

Qué dice el editorial de El País

En la edición de este viernes, El País de Madrid, uno de los periódicos más influyentes de España, se refiere al caso de Corchado. Señala que “la Universidad de Salamanca, la más antigua de España y una de las más conocidas en el ámbito internacional, cuenta desde el martes con un nuevo rector electo, el catedrático Juan Manuel Corchado, cuya integridad científica arroja demasiadas sombras como para considerar que sea el más adecuado para esa responsabilidad”.

Corchado, especialista en inteligencia artificial y ciberseguridad, lleva años hinchando su currículo académico con maniobras como publicar estudios insustanciales o presentar ponencias con cientos de autocitas o menciones a una revista que él mismo edita, según dicho medio.

También se ha beneficiado de multitud de perfiles falsos de investigadores inventados que mencionan una y otra vez sus artículos. Retraction Watch, una organización estadounidense especializada en destapar fraudes científicos, reveló sus “tramposas prácticas” hace dos años, pero el catedrático mantuvo su modus operandi. Cuando este periódico comenzó en marzo a investigar sus actividades, Corchado empezó a borrar masivamente documentos con autocitas, agregó El País, entre otras argumentaciones.


Más contenido de Portada